Rohmer with a twist

Posted in Movies with tags , on 24/08/2018 by insermini
Anuncios

Ping Pong Hall of Fame (XX): Janet Leigh

Posted in Uncategorized with tags , on 23/07/2018 by insermini

janet_leigh1

In space, no one can hear you scream.

Posted in Movies with tags on 12/07/2018 by insermini

Todo era tan caro

Posted in Movies with tags , on 09/07/2018 by insermini

robocop 2

Hace unos meses Martin Scorsese recogía un premio en el TCM Fest de Los Angeles y su discurso de aceptación tuvo un poso de tristeza y desencanto. La frase que inmortalizaron los titulares fue: “Scorsese dice que el cine se ha vuelto barato”. Realmente lo que dijo es que el cine se había equiparado a otros tantos fenómenos audiovisuales, y se había convertido en un “contenido” más, se había devaluado su, digamos, antiguo estatus. Me gustó que el mismo Scorsese hiciera una declaración así porque es algo que está en el aire y que conviene abordar. El tono lastimero ya no lo comparto. Me recuerda a ese sentimentalismo propio de los cinéfilos que se pasan la vida diciendo que nadie tendrá nunca el sentido de la aventura de un John Ford. (Risas) Las declaraciones de MS están plenamente enmarcadas en esta época en la que el cine indiscutiblemente ha perdido el lugar que ocupaba hasta hace tan sólo 10 años, y festivales como el de Cannes terminan bajándose las bragas ante Netflix cuando su  intención primera era la de “a ti ni un besito en los morros”. Por otra parte no ha lugar una discusión sobre el tema. ¿Se ha vuelto el cine barato? Absolutamente. Ninguna duda. Pero es que además resonando de fondo en el discurso de MS, se puede oir eso de que en EEUU ya sólo hacen películas para niños y adolescentes, que es donde está el dinero. La qualité, el cine adulto ha entrado en una fase de desintegración. Su presencia terminará siendo puramente simbólica y decorativa, que no tendrá mucho más sentido que los libros que unos recién casados compran en lote para ponerlos en el mueble del comedor. Reafirmando esta idea, Lynch dijo hace poco que ahora mismo el arthouse ya sólo tiene lugar en la televisión de cable. Aunque no lo mencione en su discurso, Scorsese está sufriendo todo esto de forma muy parecida a como en sus inicios allá por los 70 las vacas sagradas de la vieja guardia hollywoodiense se sintieron amenazadas por esos jóvenes barbudos (los Coppola, Spielberg, Lucas, De Palma y el mismo MS). Esta vez es un fin de ciclo, no un mero cambio de piel como entonces. Seguro que habrá alguien ahí fuera que diga que soy un alarmista, y que con una sonrisa tonta en la cara piense: “pues yo no estoy de acuerdo, el cine no se ha vuelto barato, de hecho las películas de superhéroes cuestan una burrada y tienen un trabajo detrás brutal, por no hablar de la evolución del CGI y del tiempo que dedican los estudios a renderizar cada plano”. Y yo digo que por supuesto. Que todo eso es muy cierto. Para comprender el verdadero significado de la expresión el-cine-se-ha-vuelto-barato es preciso hacer un ejercicio mental. Hay que viajar en el tiempo. Dejadme que haga un símil. Cuando leía las memorias de Isadora Duncan me divirtió especialmente la parte en la que describía sus partos. Era en los primeros años del siglo XX. Isadora hablaba con toda crudeza de cómo habían sido sus partos y del dolor brutal que había sufrido durante ellos. Si no recuerdo mal los equiparaba a los tormentos de la Inquisición y terminaba haciendo un llamamiento a la Humanidad para que se avanzara en esos temas y las mujeres dejaran de pagar un precio tan alto por traer vidas al mundo. No olvidemos que hasta no hace tanto muchas mujeres morían  tras dar a luz. Un siglo más tarde existe la epidural, las intervenciones de cesárea y muchas mujeres pasan por el trance de parir casi sin despeinarse. Y digo yo ¿no se ha vuelto barato el parto de las mujeres? Totalmente. Y está bien que así sea. Es algo propio de la evolución. Si no os ha convencido este argumento pongo otro sobre la mesa. Entrad en una librería y mirad los libros que hay expuestos, fijaos en la impresión, en los temas, en los autores, muchos son gente que no ha escrito el libro, sólo se utiliza su imagen y su firma porque su rostro sale en televisión. Yo mismo puedo escribir un libro, llevarlo a una imprenta y tirar unas copias. Pensemos ahora en los libros de hace 100, 200 años. El proceso de impresión era laborioso y delicado. Cada parte requería tiempo y un mimo detallista. A menudo llevaba unos grabados increíbles, los libros pesaban y había ediciones limitadas encuadernadas con todo lujo. Comparar el libro de antes con el de ahora es casi como comparar la catedral del Duomo como un McDonalds de extrarradio. Los libros, como la maternidad, como los coches, como la ropa, como las revistas, como el cine, se han vuelto baratos. El cine es un contenido más. Lo tienes ahí en tu plataforma de streaming. Lo más probable es que si decides elegir una película la tengas puesta de fondo en el portátil mientras haces otras cosas. El color, el detalle, el mundo que construye, no te interesa. Te interesa saber de qué va y es muy probable que nunca termines de verla o que pases al siguiente contenido porque, mira, un capítulo de Kimmy Schmidt me viene mejor, que a las 8 he quedado. Scorsese no acepta esta nueva realidad y es muy normal, porque va en su contra. Cuando su Silencio pasó por las carteleras de todo el mundo sin que nadie le prestara atención algo debió hacer click en su interior. Yo le digo a Marty: “querido, la gravedad es ahora otra muy distinta, puede que en los 90 tu película hubiera tenido una carrera comercial digna y que incluso le hubieran caído unas cuantas nominaciones al Oscar, pero en 2018 nadie va a decir uuuh cómo me apetece ver esta película de 3 horas que ha hecho Scorsese“. ¿Reside toda la culpa de que ya no queramos ver Silencio de Martin Scorsese en el hecho incontestable de que el cine se ha vuelto barato? Igual si hubiera sido una mejor película, más acorde con lo que las masas demandan, hubiera hecho más ruido. ¿Que algo se vuelva barato es intrínsecamente malo? ¿Son los niños nacidos por cesárea peores que los nacidos a lo indio? ¿Es mejor un libro porque esté editado en 1860 en una imprenta de Ginebra? ¿No será en el futuro todo barato?

Action men

Posted in Movies with tags on 21/06/2018 by insermini

CLINT EASTWOOD DICKmagnum-force-blu-ray-movie-titleBRONSON DICKmcQ

Cultura muerta

Posted in Uncategorized on 19/06/2018 by insermini

vlcsnap-2018-06-19-18h31m22s594vlcsnap-2018-06-19-18h30m27s851vlcsnap-2018-06-19-18h29m23s296vlcsnap-2018-06-19-18h29m00s524vlcsnap-2018-06-19-18h28m37s896vlcsnap-2018-06-19-18h28m27s133

Se hace difícil mantener un blog cuando descubres que ahí fuera no queda prácticamente nadie escuchando. Más aún cuando de lo que hablas es de películas viejas, viejísimas, incluso anteriores a los 2000. El reset de referencias que ha supuesto el advenimiento millennial, más todo el tiempo que las pantallas de los teléfonos secuestran al tiempo antes dedicado a ver una película, más el efecto combinado del boom de las series televisivas y la llegada ¡por fin! de las plataformas de streaming, todo esto junto deja en un lugar muy desplazado a las películas. Aunque este blog sea un cuaderno personal, me gusta sentirme leído, y sobre todo sentir que a la gente le interesa las cosas que comparto. ¿Hay alguien ahí fuera? Unos pocos, mis amigos, creo. Tampoco me apetece hacer como están haciendo aquellas revistas que antiguamente comprábamos, que no sé porqué, siguen editándose, viviendo en la ilusión de que el panorama no ha cambiado tanto. No es verdad. Muy poca gente ve películas como antes. Y no es que los chavales de 20 años no sepan quién es Paul Newman, no digo ya Vincent Price o Roger Corman. Es que creen que Parque Jurásico es una película que se ha inventado un tal Bayona. Conste que no lo digo como algo despreciativo. Me parece lo normal cuando su entorno y las fuentes de las que beben no tienen nada que ver con las que nos nutrían a nosotros. No me cabe aquí la reflexión que me gustaría hacer sobre cómo serán esos muchachos y muchachas cuasi-vírgenes de referentes, que ya no le ven el punto a acumular información, nombres y títulos, todas esas cosas que conformaban nuestra antigua concepción de cultura. No hay ninguna duda de que esa cultura se ha vuelto prácticamente estéril (no quiero decir inútil) tan rápidamente que aún nos estamos dando cuenta en el día a día. Oh sí, siempre quedarán los raros, los que se van a interesar por toda aquella cultura muerta, pero van a ser minoría, una minoría casi invisible, muy marginal. Otro factor es la tremenda reducción de nuestra ventana de atención. Ya casi nadie ve una película de un tirón, sin constantes interrupciones, sea para mirar el instagram o para googlear la receta del tiramisú que quiere hacer esa tarde. Pero ya me salgo del tema inicial. ¿Tiene sentido mantener en la nueva realidad un blog como este? ¿Quiero? No lo tengo muy claro. Por supuesto, alguien debe mantener vivos estos fuegos fatuos, pero también me encanta ver morir los ciclos de antes, aunque me dejen fuera de lugar y al girar me corten la cabeza.

FRAMES: Night of the Comet [1984]

Menú hitchcockien

Posted in Movies with tags on 17/06/2018 by insermini

SANDWICH 2SANDWICH 1SANDWICH 3

La verdadera utilidad de Godard

Posted in Movies with tags on 04/06/2018 by insermini

vlcsnap-2018-06-04-16h45m12s099

Me ha divertido bastante Le redoutable, película que cuenta la relación de Godard con la actriz Anne Wiazemsky. No sé si ha funcionado bien en la taquilla en Francia o en algún otro país. Desde luego en España ha sido vista y no vista. Es sintomático que una película que se atreve a poner en escena un impersonator de JLG no haya despertado otra cosa que indiferencia. En la gravedad post-millennial una película así no tiene mucho peso. Se la lleva una suave brisa antes de que nuestra limitada ventana de atención llegue a percibirla. Yo mismo hubiera pasado de ella, porque ya lo habréis notado, no soy devoto del cine de Godard, pero el título que los distribuidores españoles le pusieron -Mal genio- me la presentaba como algo que podía valer la pena. La personas que están siempre cabreadas son la mejor materia prima para una comedia.

La película se inspira en un par de libros que la actriz escribió sobre su idilio con el genio suizo, que duró más o menos una década. Se conocieron en la época en la que este ya había filmado sus películas más potables. Anne y él colaboraron por primera vez en La chinoise. Según veo, a los fans de Godard les ha molestado en general esta película, no tanto por la imagen de cascarrabias que da de su ídolo sino porque se atreve sin ningún pudor a aplicar en su narrativa los trucos y ocurrencias más icónicos de la filmografía godardiana. ¡Cómo han osado! Me parece oir gritar a una muchacha con una gorra de fieltro verde que se declara maoista cuando va borracha y que ha visto Banda aparte (en realidad la ha visto a trozos, porque en el fondo, le aburre). ¡Banalizar a Godard! ¡En una película comercial que además es mediocre y burguesa! A mí esto me dio un poco igual, aunque me doy cuenta de que al recrear estos tics y estos juegos lo que hace la película es ponerlos en su sitio. No son un genialidad, como los casposos de filmoteca proclaman. Son ocurrencias, como las que podemos tener tú y yo.

El verdadero mérito de la película es apostar por Jean-Luc Godard como personaje cómico. Su constante intensidad, sus rabietas, su contradicciones, su fatuidad componen un personaje ridículo y siempre tronchante. Tampoco es que la película le deje tan mal parado, porque al reirse de él, lo humaniza y hace que olvidemos al “artista” cretino. Yo salí del cine un poco reconciliado con él y con ganas de más. La verdadera utilidad de Godard la hemos descubierto ahora, cuando hace ya muchas décadas que a nadie nos importa lo que filme, lo mejor que podemos hacer con él es convertirlo en caricatura, en tira cómica, en personaje central de una sitcom.

 

David Lowell Rich

Posted in Movies with tags on 23/03/2018 by insermini

vlcsnap-2018-03-23-17h51m09s588vlcsnap-2018-03-23-17h52m36s408vlcsnap-2018-03-23-18h00m32s813david lowell richlowell

Jeannette

Posted in Movies with tags , on 19/03/2018 by insermini

Grabación furtiva durante la proyección de Jeannette, l’enfance de Jeanne d’Arc (2017. Bruno Dumont).

No mires ahora

Posted in Movies with tags , on 14/03/2018 by insermini

DAPHNE DU MAURIER

¿Habéis leído el relato original que adapta Don’t Look Now? Es prácticamente idéntico a la película de Roeg. Daphne Du Maurier la vio en su premiere americana y le encantó. Sólo hay algunos cambios sin importancia. Todo lo que la hace grande estaba ya en el relato. Bueno, todo no, porque si Dont Look Now-película fuera una cuerda bien tensada y la hiciéramos sonar lo que nos llegaría es mucho más: es Donaggio, es Bava, Operaziones Paura, es De Palma (Brian), Carrie, Dressed to Kill, es Performance, el demonio interior, la prima Rachel, Engendro mecánico, el Casanova de Fellini, ¡¡Casanova!!, es Julie, es Christie, es rojo oscuro, Venezia, Giallo, Donald Cammell, Patricia Highsmith, es Laberinto mortal de Chabrol, es Argento y también Robert Altman, es CINE TOTAL.

Los pájaros

Posted in Movies with tags , , on 06/03/2018 by insermini

vlcsnap-2018-02-27-17h13m17s030

¿Habéis leído el relato de Daphne Du Maurier? Si no es así dejadme que os diga que la película de Hitchcock no es realmente una adaptación. Lo que hizo fue quedarse con la idea -tan poderosa, tan cinematográfica- de que un día, sin motivo alguno, los pájaros de todas las especies deciden conjurarse contra la humanidad y ensañarse con ella en plan kamikaze. Hitchcock evita, como el mismo relato, dar ninguna explicación racional al suceso ni propone ninguna solución al problema. Algo que sigue siendo moderno y muy poco hollywoodiense. Tanto Hitch como Du Maurier, sabían que lo verdaderamente perturbador era NO SABER porqué está ocurriendo la hecatombe aviar. El plano final de la familia de Mitch abandonando la casa es uno de los más perturbadores y bellos que se han filmado. Ninguna duda al respecto. Pero será que he estado leyendo a Daphne Du Maurier el último año y me he convertido en un devoto total de su prosa, de su visión y de sus historias (por favor, buscad, leed su cuento El manzano). Al volver a ver Los pájaros, algo me ha chirriado: Melanie Daniels y su romance con Mitch. Sí, ya sé, la historia funciona, es la vaselina que utiliza el maestro para luego sumergirnos en el Horror. Si pensamos en la película automáticamente invocamos la imagen de Tippie/ M. D. siendo atacada por los pájaros, pero ¿no acapara demasiado protagonismo todo este tonteo amoroso? Du Maurier, que admiraba profundamente el trabajo que Hitch hizo con Rebeca dijo no sentir lo mismo por Los pájaros-película. Le gustaba bastante poco. Y es natural. Su relato está libre de todo este romanticismo. Se limita a describir cómo afronta la situación un carpintero y los esfuerzos que hace para proteger a su familia. El tono es diferente, no hay humor y presta mucha atención a los detalles de lo que significaría una hecatombe de este tipo. Como haría más tarde Saul Bass en Phase IV, deja muy claro que la humanidad tendría todas las de perder. El relato, más aún que la película, desprende un desasogante olor a fin del mundo. Es muy posible que a Hitchcock no le interesara contar cómo afrontan unos granjeros un ataque de este tipo y que sobretodo, tuviera claro que para que la película resultara comercial debía haber un romance y unos protagonistas guapos. Me puse a pensar en cómo hubiera sido Los pájaros sin la rubia frívola y sin el macho reproductor. Sólo el cielo cada vez más negro, el silbido del viento, los bancos de gaviotas flotando cerca en la costa oteando su objetivo. La desagradable sensación al tacto de los cadáveres de gorriones y jilqueros que se amontonan frente a las ventanas. Los hombres, risueños, algo bebidos, aceptando el reto de los pájaros, saliendo con sus coches, agarrando las escopetas, listos para matar a un millón de pájaros, sin saber que ya nunca iban a volver. Sus cuerpos destrozados al amanecer. Sin ojos. Desnudos. ¿Mantendrían la sonrisa? La película de Hitchcock está muy bien, pero hay otra muy diferente en el relato original. No para todos los públicos. Cercana a las historias de Ballard y su mitología de los finales. Un Soy leyenda con pájaros que todavía no hemos visto.