Children Shouldn’t Play With Dead Things

Ha muerto Bob Clark. El 4 de abril su coche se estrelló cerca de Los Angeles. Su hijo Ariel, de 22 años murió con él. Desde aquí quiero rendir un pequeño homenaje a este realizador capaz de lo mejor y lo peor (como repiten todas las necrológicas) al que guardo una especial simpatía por ser el autor de dos películas de terror que adoro: Deathdream (aka Dead of Night) y Black Christmas, ambas filmadas en 1974.

Dos veces nominado a los premios razzies por Rhinestone y Los superbebés, Bob es conocido especialmente por las dos primeras entregas de la exitosa serie Porky’s y algún clásico familiar muy bien considerado.

Otras películas suyas son Murder by decree, en la que Sherlock Holmes se enfrenta a Jack el destripador y Children shouldn’t play with dead things, (qué título tan hermoso) en la que unos hippies se enfrentan a unos zombies.


Bob Clark pertenecía a esa estirpe de directores iniciados en las B-Movies que más tarde trascienden al mainstream con películas unas veces excelentes, otras desconcertantes y otras horrendas.
She-Man (1967)

Ahora que ha muerto se avecinan los remakes de títulos suyos como Black Christmas y Porky’s; y él mismo estaba a punto de filmar el de Children shouldn’t play with dead things. Te deseo lo mejor ahí arriba, Bob.

Bob, tu cine es muy Pop

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: