The Seventh Victim, 1943

Tenía verdaderas ganas de montarme un ciclo Val Lewton así que empecé con La Séptima Víctima, película que me era completamente desconocida y que me seducía con su título y las buenas reseñas que había leído. He tardado dos días en decidirme a escribir sobre ella, pues resultó una de la películas más WTF (What the fuck???) que he visto y veré nunca. No voy a revelar demasiado el argumento por si os decidís a verla.

La Séptima Víctima empieza cuando a Mary, una joven y aplicada estudiante interna en un centro le explican que su hermana Jacqueline, su único pariente vivo, ha dejado de pagar las cuotas y no responde a ninguna carta. Ante la amenaza de ser expulsada, Mary no tiene más remedio que ir a Nueva York para investigar la misteriosa desaparición de Jacqueline.

En sus apurados 70 minutos La Séptima Víctima nos atrapa con su logradísima atmósfera de misterio y especialmente por  algunos detalles macabros que nos hacen pensar que algo muy turbio hay detrás de toda la trama. Sólo al final uno se da cuenta de que los personajes no son demasiado coherentes y que la relaciones entre ellos son algo absurdas. Se lo perdonamos. Se lo perdonamos porque resulta milagroso que una película semejante pudiera ser filmada. Todavía no comprendo cuáles eran las intenciones de sus guionistas. Quizá alguno de ellos estaba muy influído por Sartre y los existencialistas franceses. Pienso que Mark Robson, que debutó tras la cámara con esta película hizo un buen trabajo pero lo bueno de La Séptima Víctima es que tiene el encanto de un misterio sin resolver. La flor rara que nace en medio de un jardín. Una película fruto de una cadena de errores. Me explico: según he leído cuando estaba a punto de empezar el rodaje, Val Lewton decidió que había que cambiar el argumento. Para ello llamó a un segundo guionista y le pidió que usara los elementos que había en la historia pero que la llevara en otra dirección. No sé cómo sería la trama original pero el resultado es verdaderamente extraño y críptico. Un error maravilloso, que imagino que se filmó únicamente porque la maquinaria estaba en marcha y ya no se podía detener porque yo me pregunto si Lewton o Robson sabían lo que estaban filmando.

Aunque no la entendí, cuando la película terminó no me sentí defraudado ni molesto. Pensé que había presenciado un milagro, algo así como si Lynch hubiera viajado en el tiempo y hubiera trabajado en la película.

Anuncios

Una respuesta to “The Seventh Victim, 1943”

  1. Tomo nota de esta película. Me parece interesante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: