Memo from London

Mi aventura londinense llega a su fin y me apetece compartir algunas de mis impresiones sobre la ciudad. Con estas megalópolis sucede que cuando las visitas por primera vez es como si ya las conocieras, de tan vistas que las tienes en películas y telediarios. Londres me parece un decorado perfecto para todo tipo de géneros. Veo espías, acción, gángsters, flower-power, punk, pop, retro, terror, Hitchcock, Dylan Dog, apocalipsis y también, cuando ves a los obreros sentados en fila con sus chalecos fluorescentes comerse el bocadillo te acuerdas del pesado de Ken Loach.

Performance me ha impactado más que cualquier monumento. Verla fue algo parecido a una epifanía, a partir de ese día era ver algo por la calle y pensar: esta calle sale en Performance, ese lleva un look muy Turner, seguro que ese señor es un mafioso como Harry Flowers.. Y que te pase eso con una película es maravilloso, pero ha habido miles de cosas que quiero destacar. En un alarde de “yo- mi-me-conmigo” os dejo con un brit-cuestionario que me hago a mi mismo sobre el Londres que yo he visto:

Un lugar: tantos,… quizá Piccadilly Circus, porque es espectacular y en esa plaza termina Un hombre lobo americano en Londres.

Un paseo: cruzar el puente de Waterloo, justo por donde Bob Hoskins pasea al principio de Mona Lisa.

Una excursión: a Brighton (50 minutos en tren)

Una comida: Arroz Pilau con zanahoria y espinacas, acompañado por unos falafels.

Bebida: cerveza Fosters.

Una película: obvio, empieza por P.

Un personaje: Harry Flowers.

Una canción: Memo from Turner de los Rolling Stones, que suena en Performance. Y si no es verdad que hay Alguien ahí arriba que rige nuestros destinos que me expliquen porqué puse esa canción en mi ipod antes de venir si yo no sabía que iba a ver Performance.

Un DVD: aparte del de Performance: A Dandy in Aspic, Billion Dollar Brain, The 7th Voyage of Sinbad, Gremlins 2, etc… mucho mercadillo y mucha tentación.

Un libro: El Arrecife del Escorpión, de Charles Williams, una novelita negra extraordinaria que felizmente me prestaron para este viaje.

La joya de la corona: la serie de 10 comics de V de Vendetta comprada en una tienda por 15 £.

Me hubiese gustado encontrarme por la calle y hacerme una foto con: sin duda David Walliams (o Matt Lucas).

Una celebrity: Cheryl Cole, su cara está por todas partes.

Una estrella: Lynda Carter, ex-Wonder Woman, reciclada en cantante.

Un horror: el metro de Londres y el café (en especial el que hacen en Starbucks).

Un pasatiempo: ver y comentar los looks de la gente. En mi ciudad todos vestimos igual.

Anuncios

4 comentarios to “Memo from London”

  1. Echo de menos la cerveza Fosters. Barata y buena. Y en lata de medio litro, la medida perfecta para la cerveza.

    Podias haber buscado una reunión de FatFighters…

    • también echaré de menos la Fosters, de tamaño ideal y a un precio asequible, que para vivir en Londres hay que ser rico..

      Sí, hubiera estado bien toparse con Marjorie y sus fatties jeje

  2. elhombreconfuso Says:

    Se me ocurren tantas cosas… ¿No cree, doctor, que ésta ha sido una aventura muy completa?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: