Ossessione, 1943

Ahora que estoy en pleno revival de cine negro clásico no me podía suceder nada mejor que toparme con Ossessione, la  opera prima de Luchino Visconti. Una versión neorrealista del clásico de James M. Cain El Cartero siempre llama dos veces que traslada la acción a la Italia de la posguerra. En su momento fue vetada por el gobierno fascista italiano, que la consideró amoral e intentó destruir todas las copias.  Después, como no se pagaron los derechos de la novela la película estuvo en un limbo hasta 1976, cuando por fin se pudo ver fuera de Italia.

Ossessione no tiene absolutamente nada que envidiar a la versión americana de 1946. Si Tay Garnett tuvo a Lana Turner, Visconti encontró en  Clara Calamai una Cora a la altura, pero sin duda quien más brilla en la película es él, Massimo Girotti,  un actor escandalosamente guapo. Visconti, siempre tan sensible a la belleza lo filma de tal manera que cada vez que aparece en plano se nos escapa un: Ohh!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: