Je m’appelle Insermini

En este mes dedicado (o eso intento) al cine francés es un buen momento para recordar cómo surgió ese extraño nombre que le puse al blog, Docteur Insermini. En esa época estaba yo muy impregnado de cultura francesa, suspirando por jubilarme y convertirme para siempre en un Bon Vivant. Mientras desayunaba unos croissants calentitos leía distraídamente Le Monde y me preguntaba qué sería mejor, instalarme en la Côte d’Azur o mejor en Saint-Malo. Paris no estaba en mis planes, prefiero siempre la costa.

Aprendía francés leyendo la Cahiers du Cinéma y escuchaba embelesado a Françoise Hardy, a Gainsbourg y a Jacques Dutronc. Mi obsesión por Claude François vendría un poco después. Todavía se me ponen los pelos de  punta recordando cuando descubrí que había muerto electrocutado a los 39 años porque, según la versión oficial, se le cayó el secador en  la bañera. Mientras los franceses estaban fascinados por el sol de España y el aserejé, yo descubría a Michel Houellebecq y me iba a Le Fnac a comprarme el cofre de François Ozon que incluía todos sus court-métrages.

Pero entre todos los iconos que iban poblando mi imaginario había uno que me tenía especialmente cautivado. Un misterioso actor porno llamado Jacques Insermini que en los 70 protagonizó unas cuantas películas tras una carrera como motociclista de competición. Jacques me tenía fascinado principalmente porque era muy atractivo y encarnaba una masculinidad hoy día ya extinta. Aunque ignoraba todo de él, yo le atribuía “une vie pleine de plaisirs”  idílica, justo como la vida que yo ansiaba. Su espíritu me tenía poseído, tanto que terminé por asumir su identidad, monsieur le Docteur Insermini. Arriba lo podéis ver en todo su esplendor en Les Week-Ends d’un Couple Pervers (1976).

Anuncios

2 comentarios to “Je m’appelle Insermini”

  1. elhombreconfuso Says:

    Doctor, ¿está intentando comprobar mi teoría de sentirse amenazado ante la visión de un pene?. Si en el mismo plano salen tetas no vale…

    Como fanárico francófono me ha encantado el post! Cómo se lo pasaba el Insermini original! ¿Usted se lo pasa igual?.

    • Cher Confuso, no creo que nadie se sienta violentado por la visión del miembro de monsieur Insermini. tiene una polla bien hermosa, y lo digo yo que no soy nada falócrata.

      Y sí, espero algún día poder retirarme y convertirme en Bon Vivant full-time 🙂

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: