Dancing, 2003

Si hace poco decía que sólo el cine francés podía facturar una película como Le Roi de L’Évasion, lo mismo se puede decir de Dancing, una película única que en su momento circuló por muchos festivales del mundo, incluido Sitges-2003 para luego quedarse en ese limbo donde injustamente duermen muchos OFNIS (objetos fílmicos no identificados). Sólo en Francia tuvo un estreno normal en salas y una posterior edición en DVD. No creo siquiera que la peli sea fácil de encontrar en los megaupload y similares. Es una pena porque Dancing es una pequeña joya del fantástico llena de atractivos y también un ejemplo excelente de como un arte caro como el cine  puede ser  también ambicioso si se saben manejar los elementos de que se dispone.

Patrick-Mario Bernard, Xavier Brillat y Pierre Trividic firman conjuntamente la película y se reparten  prácticamente todas las demás tareas, incluidas las de intérpretes. Cada uno de ellos venía de trabajar en televisión, en el arte conceptual o de enseñar cine en la prestigiosa escuela de La Fémis. Debutaron con este Dancing, que muy bien pudo haberse planteado como el típico ejercicio de “vamos a contar una historia en la que sólo interviene una pareja y una casa”. El género elegido fue el Fantástico, pero desde luego la película no se parece en nada a Amityville, aunque en algún momento pueda resultar terrorífica.

Para empezar la pareja protagonista no son un chico y una chica jóvenes y guapos sino una parejas de ositos que vive en una gran casa en la costa de Normandía. La casa tiene una antigua sala de baile y uno de ellos, que se dedica al Bear-Art comienza a obsesionarse con una antigua fotografía que hay colgada en la que aparecen dos hermanos vestidos de una manera algo ridícula.

Como no me gusta destripar los argumentos lo dejo ahí. La existencia de dimensiones paralelas, los misterios de la física cuántica, el fracaso del amor, la función del arte, escenas de sexo-vérité, ositos de peluche y los inevitables toques lynch todo ello mezclado con mucha gracia y sentido del detalle. No esperéis encontrar el temible engendro fruto de la intelectualité mal digerida, Dancing es una exquisita película sobre dos osos que abren la puerta a la dimensión desconocida…

Anuncios

3 comentarios to “Dancing, 2003”

  1. Me encantaría verla…

  2. Bueno, la verdad es que para verla hay que pillarse el DVD francés.

    Yo lo hice 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: