Romanticismo Pop

Varios meses después de su primera entrega retomamos la sección Todos los spoilers del mundo, gracias a la enorme generosidad de El Hombre Confuso, que se prestó a ver y después contarnos con todo detalle de qué va Ladrón de Pasiones, un clásico ochentero del Romanticismo Pop escrito y dirigido por Douglas Day Stewart y protagonizado por Steven Bauer. Algunos la recordaréis y seguramente a más de uno os transportará a la época dorada de los videoclubs, cuando había uno en cada esquina y sólo tenían VHS.  Era la típica peli que te encontrabas en las estanterias.

Para quien no lo sepa en esta sección se destripa a fondo la trama de una película, desvelando todos los spoilers para que así, una vez leída la entrada ya no tengáis que verla. Sin más preámbulo os dejo con este clásico pop que lo tiene todo. Poneros cómodos  y tened a mano los kleenex que sin duda vais a reir y a llorar… Con todos vosotros: Ladrón de pasiones. Narrada por El Hombre Confuso.

Los sintetizadores suenan sin parar mientras sobrevolamos un colapsadísimo puente. Todo parece indicar que nos encontramos en San Francisco, allá por los 80. Un joven atractivo conduce sin preocupaciones. Nada bueno trama en la mirada. Se atusa el pelo y cambiamos de plano.


Un descomunal todoterreno aparca delante de un restaurante típicamente francés. Se apea una pareja, visten de gala y parecen clientes habituales. ¿Él es Chevy Chase?. No, pero podría serlo. Chevy y señora entran en el restaurante acompañados por un camarero pelirrojo, con tupé a lo Rick Astley.

En cuanto pierde de vista a la pareja, Rick Astley llama al joven despreocupado. Definitivamente, no tramaba nada bueno. Piensan desvalijarles la casa aprovechando su ausencia. Vuelven los sintetizadores y empieza la acción. Jarrones de cristal, cuadros gigantes de señoras tomando café, unas fotos sexys, una caja cerrada con llave, todo es poco para el joven misterioso.

Mientras en el restaurante, Chevy y señora celebran su sexto aniversario de bodas. Ella es diseñadora y decoradora. Él escritor de cuentos infantiles. Ella lleva el pelo cardado por delante y vestido negro de tirantes. Él gafas redondas, una pajarita, pantalones de vestir y zapatillas de deporte blancas.

Se aburren mientras hablan de trabajo. Se nota cierto retintín en la voz de ella, parece que la cena va a ser corta.

Al volver a casa, se confirman nuestros peores temores: Chevy viste fatal y encima, les han robado.

El joven despreocupado se encuentra ya en un oscuro almacén, con todo su botín, mientras descarga adrenalina golpeando un saco de boxeo. Debe llevar un buen rato por los profundos charcos de sudor que empapan su camiseta de tirantes. Creemos que no tardará en quitársela. Rick Astley juega con una navaja mientras contrata los servicios de una prostituta para su compañero. Definitivamente, el pelirrojo no es trigo limpio.

El joven despreocupado, pese a su torso velludo, es una persona atormentada y no puede practicar sexo con una prostituta cualquiera, de pechos pequeños y melena muy rizada.

Le suelta el típico “no eres tu, soy yo” y le da 10 dolares para que se compre un vestido bien bonito. La prostituta simula una sonrisa de amabilidad ante la imposibilidad de beneficiarse al joven.

Chevy, por su parte, también aparece sin camisa en la cama, pero no es lo mismo. Mientras tanto, su mujer, de nombre Mik, se siente ultrajada, ¡los ladrones le han robado su diario! Chevy bromea sobre no sé que de las joyas de la familia y se mira los huevos. Parece que, extrañamente, el robo le ha puesto cachondo e intenta un acercamiento. Mik le para los pies, está muy nerviosa… y con razón.

En su guarida el joven despreocupado está leyendo el diario en la cama, en calzoncillos y acompañado de una fotografía de Mik a tamaño natural, con aspecto cadavérico y amortajada con un camisón blanco de cuello alto y puntilla. Aún así, notamos que le gusta.

Rick Astley sigue obsesionado con buscarle prostitutas al joven despreocupado, que hemos descubierto que se llama Scott, y le prepara una orgía con dos jovencitas y mucha droga. Empezamos a pensar que el pelirrojo lo que quiere es ver desnudo a su compañero. Pero éste no está por la labor y se va a casa a comer col con bechamel mientras lee el diario de Mik.

Claramente inspirada por Jackie Collins, Mik ha escrito frases del estilo “Odio a los hombres que fuman. Adoro a los hombres que dan cheques”, “el agua es curativa, el agua es sexual”, “acaricia su cuerpo frotándose loción en la piel”, “rodea mis pechos y me derrito bajo el sol”. Normal que prefiera esto a las prostitutas…

Mik vive atormentada, sabe que Scott está leyendo su diario y no puede soportarlo. Para aliviar su vacío, empieza a escribir otro diario, mientras toma un baño caliente. Dejándose llevar por la sensualidad del momento se masturba.

A estas alturas, nos damos cuenta que Mik es un poco Molly Ringwald y un poco Emma García también.

Ataviada con una preciosa falda verde, Mik retoma su vida. La vemos salir del supermercado con dos grandes bolsas de papel marrón repletas de comida, disfrutando de un día soleado. Pero cuando está a punto de llegar a su coche, un joven le da un empujón y toda su comida termina por los suelos. Mik le mira asustada mientras el joven despliega una amplia sonrisa y amablemente le pide perdón. ¿Cómo os quedáis si os digo que es Scott?.

Al volver a casa, Mik encuentra a Chevy imitando a un mono. No entendemos porqué sigue casada con este tipo. Aún así, ella, muy excitada por su encuentro con Scott, intenta seducir a su marido, chupando sensualmente una cuchara de helado.

Se sienta a horcajadas encima de él y empieza a desabrocharle la camisa. Pero Chevy está creando cuentos infantiles y no tiene tiempo para tonterías. Mik, resignada, se va a dormir al sofá.


Cambiamos de plano y no podemos creer lo que ven nuestros ojos.

La cámara sigue los pies de Mik, con unos fantásticos tacones, mientras compra en un supermercado decorado con las estrellas del paseo de la fama. Por casualidad, Mik y Scott se encuentran al lado de una importante cantidad de ajos. Ella no lleva sujetador y él lo sabe.

Sutilmente Scott le insinúa que busca una decoradora y ella le invita a la inauguración de una cocina que ha diseñado. A él no le parece raro que se inaugure una cocina, así que deducimos que esto en Estados Unidos es normal.

Suena la música y entramos en la inauguración. Mik está espléndida, Scott toma la delantera y la invita a comer en su yate al día siguiente. Ella, inocente, cree que se trata de una comida de negocios para encargarle la decoración de su apartamento, pero nosotros sabemos que se equivoca.

A Mik le falta el aire, y a nosotros también.

Tras restregarse todo el cuerpo, en lugar de llevarla directamente a la cama, se van a una academia de tiro, para que Mik aprenda a manejar una pistola.

Scott le muestra su técnica, ella mira extasiada. Ondas de virilidad salen de la pantalla.

Él la rodea con sus fuertes brazos, ella sostiene con fuerza la pistola, él le abre las piernas y le coge la cintura, ella dispara con precisión, hasta que él, por fin, le desabrocha el sujetador.

Ya desnudos aparecen en su apartamento, ella está nerviosa pero él insiste. Scott le promete todas las formas y posturas que ella siempre había deseado y claro, ya no puede resistirse, aunque nosotros de todas estas posturas no vemos nada…

Chevy, por su parte, se ha dado cuenta, a estas alturas, de que está perdiendo a su mujer y se sincera con un amigo, mientras pasean por una playa desierta, llena de gaviotas, lloviendo y muertos de frío. Es entonces cuando, en un ataque de valentía, decide enfrentarse a Scott. Acompañado de su amigo siguen al joven hasta la guarida que comparte con Rick Astley y descubren que dentro del almacén hay algunos de los cuadros que robaron en su casa. ¡Scott es un ladrón y tienen que avisar a Mik! Pero Rick Astley lo ha visto todo desde dentro…

Mientras Chevy recorre la ciudad, Scott ha llegado a casa de Mik para proponerle que se marchen de la ciudad. Ella, un tanto reticente, le dice que no pero él insiste e insiste hasta causar más miedo que otra cosa.

En eso, Chevy entra por la puerta y los dos hombres se enfrascan en una dura pelea. O en lo que debería ser una dura pelea, porque en realidad Scott simplemente le da un puñetazo en el estómago a Chevy y ahí acaba la cosa. Mik se pone de parte de su marido y Scott se larga de casa.

Ansiosos, llegamos a la escena final. Mik y Chevy vuelven al restaurante donde empezó la película. Felices, deciden empezar de nuevo.

Mientras, en casa de la pareja, un encapuchado está leyendo el diario de Mik. Se quita la máscara y vemos a Scott llorando. Pero no está solo…

Rick Astley ha aprovechado la ausencia del matrimonio para volver a robar. Scott y Rick se enzarzan en una pelea, hay navajas y sangre, pero vemos poco, está todo muy oscuro…

Chevy y Mik llegan a casa y escuchan los ruidos. Llaman a la policía. Un hombre encapuchado aparece al final de la escalera. Apunta al matrimonio con una pistola. Todo es muy tenso, no sabemos como va a terminar.

Mik saca su propia pistola y apunta al encapuchado. Se escucha un disparo y el encapuchado cae al suelo en medio de un charco de sangre. Mik está aturdida, no recuerda haber disparado.

Llega la policía. Le quitan la capucha al muerto y vemos que es… ¡¡Rick Astley!!

Mik sube a la habitación y se encuentra con Scott a punto de escapar. Está herido. Ha sido él quien ha matado a Rick Astley. Suenan cada vez más sirenas de polícia, debe irse ya. Se miran fíjamente a los ojos y Scott salta por la ventana. Mik deja escapar una lágrima…

Sintetizadores y títulos de crédito.

Fin de la película. ¡Chan Chan!




Anuncios

12 comentarios to “Romanticismo Pop”

  1. Jajaja, me partooo, me encanta esta sección, pero ¡se me ha hecho muy corta!

  2. Mi momento favorito es el de la importante cantidad ajos que rodea a los amantes… y el del yate, claro.

  3. a mi me hace mucha gracia que después del calentón en el yate se vayan a practicar con pistolas, sin duda el guionista es un genio

  4. ¡Me encanta el post!
    Quiero llevar a mi amante a una inauguración de cocinas.

  5. elhombreconfuso Says:

    Y yo que me he enterado ahora que Rick Astley es el de CSI! No doy crédito…

  6. Qué fan soy de que te veas una peli, te hagas tus capturas, la cuentes aquí… arte puro. Para que luego digan que los blogs no dan trabajo. Remiau 🙂

  7. astrakus Says:

    Diosss, hay tanto must que no he visto que me estoy sintiendo hasta mal…creo que este blog me va a servir de wikipedia de la serie B hasta la Z…gracias, gracias, gracias.

  8. elsa Says:

    Una duda que siempre me ha tenido sufriendo desde 1984 jajaja: ¿Qué le murmura ella al final, y que provoca que él sonría? Por favoooooooor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: