Simenon

Estoy muy contento de haber descubierto a Simenon. No sé cuantas novelas suyas llevo seguidas y en lugar de cansarme me da horror pensar en leer algo que no sea suyo. No es algo que me suceda con muchos autores. Siempre había mirado un poco de reojo sus novelas en los mercadillos o en la biblioteca. No sé porqué pero las docenas de novelas – ¿o son cientos?- de Maigret me tiraban para atrás, como que me daba pereza Simenon. Ahora estoy enganchado y cuando pienso que publicó unas 500 novelas me da un nosequé. ¿Quién va a parar esto? Tendré que tomarmelo con calma. Mientras tanto me pensaré si le escribo una carta a Kaurismäki para decirle que por favor adapte El Gato. Me maravilla pensar lo que haría con esa novela.

Arriba, unas capturas de la extraordinaria Monsieur Hire (1989. Patrice Leconte) estrenada el mismo año en que Simenon murió. Me pregunto si llegaría a verla.

Anuncios

4 comentarios to “Simenon”

  1. No he leido nada de Simenon ¿me recomiendas alguno para empezar? Yo ahora estoy con un intensivo de Sherlock Holmes.

    • algún día me pondré con Sherlock!

      de Simenon me queda prácticamente todo por leer pero te recomendaría El Gato, que él consideraba su novela más cruel y La mirada inocente. Más adelante volveré a hablar de él, seguro, cuando haya leído Los fantasmas del sombrerero y Desconocidos en casa, que ahora mismo me queman en las manos 🙂

  2. De Holmes creo haberlo leido casi todo, en la adolescencia, y las adaptaciones que se han hecho para cine o TV recomiendo encarecidamente las protagonizadas por el inigualable Brett, Jeremy Brett.
    Y de Simenon, nada no he leido nada, pero si recuerdo haber visto unas decenas de libros en la biblioteca casera de mi Santa Madre, voraz consumidora de libros, especialmente de autores del pais vecino, justo al lado de micasa, esos agradables y simpaticos franceses.
    Hoy mismo, voy a comprarme, autoregalarme, una novela de Simenon, cualquiera…ya toca, gracias Doctor! su post me ha causado una nostalgia positiva, y por un momento crei estar en esa pequeña habitacion contemplando, embobado, boquiabierto, esas estanterias repletas de libros de colores, con ese olor tan particular que emanan los libros usados, apilados, esperando ser revisados o descubiertos.
    Saludos! ya te contare!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: