Mis problemas con Billy Wilder

A ver, que no cunda el pánico. No se trata del típico post-boutade con el que hacerme el guay diciendo que Billy Wilder no mola o como dicen ahora los modernos, que no interesa. Aunque sea la primera vez que sale en el blog me gusta Billy Wilder, no soy tan postmoderno como para negarle sus muchas virtudes. ¿Cómo ensañarse con el bueno y pequeño Billy? Un ser tan adorable, que siempre sonreía, siempre con una frase ingeniosa en la boca. Además está muerto y algunos diréis, ¿A qué viene ahora dudar del talento de Dios? Pues bien, llevo rumiando este post un tiempo, porque ¿sabéis qué? Tengo algunas cuentas pendientes con el cine de Billy Wilder y también con toda la gente que en esta vida me ha dado la brasa diciendo lo genial y maravilloso que era Billy.

Para empezar quiero decir algo que es casi un anatema, más que decirlo me gustaría gritarlo: odio el final de Con faldas y a lo loco. Odio cuando Jack Lemmon se quita la peluca y Joe Brown dice eso de “nadie es perfecto“. Toda la vida oyendo que es un final tan irónico, tan genial, magistral, sensacional, transversal, poligonal,… ¡Qué jartura! A lo mejor si se hubieran callado un poco podía haberme parecido gracioso pero creedme después de oir durante años a tanto crítico casposo repitiendolo hace que sencillamente odie esa escena y casi que la película entera. Menos mal que ahora existe internet y uno puede informarse y contrastar opiniones, teniendo más fácil refutar los dogmas que dictan los popes de la crítica, las lecciones resabiadas de los profesores en las aulas… Porque una de las cosas más grandes de internet, para los que hemos vivido la era pre-internet, es ver como se vienen abajo las mentiras y los tópicos que estos señores aburridos han esgrimido para vender su versión de la Historia del Cine.

Al final, el gran daño que hacen estas mentes cuadriculadas se lo hacen realmente a los mismo autores que defienden. Ahora cuando veo Con faldas o a lo loco, me parece ñoña, con un humor muy Lina Morgan.

Otro de mis problemas con Billy Wilder tiene nombre propio: Jack Lemmon. No me gusta Jack Lemmon. (¿He oido por ahí un ooooohh?) Nada que ver con Walter Matthau. Con Jack me pasa como con Dick Van Dyke o Dean Jones, no me gustan sus rostros de “perfecto americano medio”. Me dan tanto miedo como Mary Poppins. Prefiero mil veces a los actores rugosos, expresivos, con las facciones imperfectas. En Jack Lemmon todo es blanco, sin sombras. De ahí que las películas que menos me gustan de Billy Wilder sean las que protagoniza él. El Apartamento es la única que volvería a ver, tiene una fotografía estupenda.

El post se llama “Mis problemas con Billy Wilder” pero en realidad debería haberlo titulado “Mis problemas con las comedias de Billy Wilder”, porque no las encuentro tan graciosas y algunas me parecen incluso acartonadas, con un humor trasnochado. Tengo mejor recuerdo de las comedias que escribió en los años 30/40, Bola de Fuego o La Octava Mujer de Barbazul. La Tentación Vive Arriba y Con faldas y a lo loco me gustan mucho menos y creo que si son tan míticas es por Marilyn. ¿O acaso son de verdad taaaaan divertidas?

Stanley Donen, muy amigo de Billy Wilder le tenía rabia a Hitchcock y decía que Wilder era mucho mejor director porque mientras el abanico de géneros que manejaba Hitch cabía en la punta de un alfiler, Billy hacía  obras maestras del noir, del drama o de la comedia. A mi este argumento no me convence pero me viene bien para terminar, porque Billy Wilder es básicamente recordado como un maestro de la comedia y a mi las peliculas suyas que más me gustan son las que no pertenecen a ese género: Perdición, Sunset Boulevard, Testigo de Cargo, Dias sin huella, Fedora y tantas otras.

Anuncios

8 comentarios to “Mis problemas con Billy Wilder”

  1. Charles Says:

    Hola, , concuerdo y no en algunos puntos contigo, he visto gran parte del cine de Billy wilder y casi todo me gusta, claro Con faldas y a lo loco me parece muy libianita, un humor muy de Tv a la hora del almuerzo, Perdicion, Sunset Boulevard y Front Page me parecen unas verdadera joyas, inteligentisimas tanto asi que cuando las vi no podia dejar de pensar en ellas, me paso algo parecido hace poco con Gran Torino de Clint Eastwood.

    Lo de Jack Lemmon me parece raro, me agrada mucho verlo actuar, esa rapidez al hablar, al gesticular, me parece genial.. lo viste en Glengarry Glen Ross?

    Saludos Dr.

    • sí, en Glengarry está muy bien, con arrugas me gusta más. Lo de Jack Lemmon es una fobia personal, entiendo que tenga sus fans.

      Saludos

  2. Mis películas favoritas de Wilder son El Crepúsculo, Días sin Huella, El Apartamento, Perdición y Con Faldas y a lo Loco. Entiendo perfectamente lo que dices de Faldas, de tanto verla y de tantas críticas estereotipadas puedes acabar muy hasta los huevos pero yo le tengo un cariño especial. Me encanta el esperpento de la escena del tango con Joe E. Brown, me encanta el guiño de contratar a George Raft como Botines Colombo, el mitico anti héroe de las pelis de gangsters de los años 30 y del que se decía que tenía buena amistad con personajes más que dudosos . Marilyn está perfecta. El culo de Tony Curtis…vamos, te puedo dar mil motivos 😉

    • Yo encuentro muy reivindicable Fedora, tan decadente, es la que más me recuerda a Sunset Boulevard. de hecho me han entrado unas ganas enormes de volver a verla 🙂

  3. el día que subí este post se cumplían 10 años de la muerte de Billy Wilder. y no tenía ni idea de ello. me quedo muerto!

  4. Mae Says:

    Ohhhhh (sí, escuchaste un oh, jajaja) qué pena que no te guste Jack Lemmon, porque yo lo adoro, lo conocí justamente con El Apartamento de Wilder y me fascinó el hombre.
    A diferencia de ti, a mí me gustó el final de Some like it hot, pero nunca al extremo de encontrarlo brillante, irónico y bla bla bla. Además, cuando vi esa película, la vi apenas sabiendo la trama principal: hombres vestidos de mujeres, ya que (y para qué negarlo), la vi sólo por Lemmon.
    A mí me pasa lo contrario, me gustan más las comedias de Wilder. Cuando intenté con la mítica Sunset Boulevard, no me pasó mucho. La encontré interesante y nada más y tuve que poner bastante esfuerzo para verla.
    Pero bueno, si no te gusta Wilder en comedias no hay nada qué hacer, además hasta me siento identificada en alguna forma de eso de que no te gusten los actores que son considerados grandes en el cine o las obras maestras. Tú tienes problemas con Jack Lemmon y yo tengo problemas con Humphrey Nogart. No te gusta Some like it hot y a mí no me gusta El Padrino (sí, El Padrino, esa película con la que muchos tienen orgasmos, pues yo la vi y hasta me quedé dormida de lo aburrida que la encontré, me hicieron eternas y casi insoportables las 3 horas que dura)
    Así qué, nada que hacer, para gustos los colores, cada uno tiene sus favoritos.
    Saludos.

    • tampoco soy fan de El Padrino, mira ahí coincidimos 😉

      • Charles Says:

        jaja Yo creo que El Padrino, Star Wars (que no he visto y no quiero ver nunca), y el Señor de los anillos ( que tampoco vere), son las 3 peliculas mas ultrasupermegavaloradas, El Padrino la vi con demasiadas espectativas y creo que hay peliculas del mismo genero por lejos superiores a ella…las otras dos que no quiero vovler a escribir ya que de solo tipear sus letras me da diarrea mental, me da una lata enorme verlas, eso

        saludos Doc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: