Noir Style

La escena del interrogatorio de Instinto Básico es uno de los highlights de la película. Más allá del fuego cruzado de preguntas y respuestas y de esa gran lección que aprendimos – “hagas lo que hagas, cuando vayas a un interrogatorio no te pongas bragas”-, la escena es antológica sobre todo en lo que se refiere a técnica fotográfica. El responsable es el director de fotografía holandés Jan de Bont y merece un post para él sólo.

Jan de Bont, que más tarde dejaría la dirección de fotografía para dedicarse a dirigir su propias películas, empezó en esto del cine de la mano de Paul Verhoeven. Juntos hicieron sus primeras películas y juntos alcanzaron el éxito. En 1981 de Bont dio el salto a Hollywood con La primera lección. Unos años más tarde, le seguiría su colega Paul, con Robocop (1987); y aunque en ese lapso de tiempo siguieron colaborando, en Estados Unidos no trabajarían juntos  hasta 1992, precisamente en Instinto Básico. Ignoro si en este reencuentro tuvo algo que ver Michael Douglas, porque antes de Instinto, de Bont y él habían coincidido ya en varias películas: La Joya del Nilo, Black Rain y Resplandor en la Oscuridad. Su buen hacer en estas y otras grandes producciones americanas le dieron fama y le convirtieron en el operador más solicitado de finales de los 80/primeros noventa. Ya se sabe lo rápidamente que Hollywood asimila el talento llegado de Europa.

En mi opinión, cuando más brilla el talento de Jan de Bont es en la iluminación de interiores. No digo para nada que descuide los exteriores, en absoluto, pero su forma de iluminar los interiores resulta compleja y digna de estudio. Los puristas y los devotos de la luz natural pueden señalar lo artificial de su técnica, lo cual es verdad, pero yo lo matizaría diciendo que más bien es “maravillosamente artificial”. Por ejemplo, la escena del interrogatorio de Instino Básico tiene una fotografía en absoluto realista. Jan de Bont ha explicado que para conseguir la atmósfera de cine negro que buscaba, para conseguir un bello juego de sombras con ecos del noir clásico se le ocurrió poner las luces en el suelo. En los fotogramas de arriba se ve cómo en la base de las paredes hay neones que proyectan una luz fría. Él mismo reconoce entre risas que no existen comisarías así, pero qué mas da, el cine no es sino puro artificio y el  resultado es absolutamente cinematográfico, se consigue plenamente el efecto deseado. El uso de neones ya era algo decisivo en el look de El Cuarto Hombre, sólo que allí se permitió jugar más con el color; en Instinto Básico predominan los tonos azulados y fríos propios de un thriller hi tech de los noventa.

Es una pena que Jan de Bont dejara la iluminación para dedicarse a dirigir rutinarios blockbusters porque en la operación perdimos a un excelente director de fotografía y ganamos un vulgar yes man. Quien sabe…, a lo mejor Paul le pide que vuelva para la próxima.

Anuncios

Una respuesta to “Noir Style”

  1. de Bont es uno de los directores de fotografía más fascinantes de la historia, qué forma de usar los filtros azules!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: