H. H.

En su momento The Aviator (2004) me dio mucha pereza y pasé de ella. Ahora la he visto porque me topé con la figura de Howard Hughes en la biografía de Robert Mitchum y me impresionó más aún que la del propio Mitchum.

Aunque DiCaprio está fantástico, el retrato que hace la película del pervertido y visionario magnate es demasiado hollywoodiense. Desaprovecha la oportunidad de profundizar en el personaje y se obvian aspectos tan importantes como su odio irracional hacia los judíos y los comunistas. Hubiera estado bien que mostrara sin contemplaciones al siniestro hijo de puta que fue Hughes, y porqué no, que iluminara también al ser humano que seguramente había en su interior. Con todo, me lo pasé bien viéndola y tiene partes estupendas, como la de H. H. pasando la cuarentena, todo un prodigio fotográfico de Robert Richardson.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: