Interiores, 1978

Interiores 3 Interiores 4Interiores 1

Hasta Ingmar Bergman estaría celoso, dice John Waters en su libro “Majareta“. Si Interiores hubiera sido hablada en sueco, con subtítulos y dirigida bajo un nom de plume, habría tenido las críticas entusiastas que se merecía, en cambio los críticos parecieron escandalizarse de que Woody Allen no intentase ser divertido y acabaron tratándolo como si Russ Meyer hubiera hecho una película protagonizada por Twiggy en vez de una de sus bellezas pechugonas.

John Waters tiene mucha razón, Interiores (1978) es una obra maestra indiscutible. Tiene un guión perfecto, una fotografía que quita el hipo y una planificación exquisita. Hoy sabemos que Woody también puede hacer cine serio y nos hemos acostumbrado a que de vez en cuando aparezca un Interiores en su filmografía, pero en su momento se comprende que la gente se quedara absolutamente descolocada. Estoy leyendo “Conversaciones con Woody Allen”, un libro que es mucho más que un repaso a su carrera. ¿Y qué podía ver después de casi morir de risa con Toma el dinero y corre (1969)? Pues Interiores (1978).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: