Mi experiencia Zardoz

zardoz titlezardoz 6

Sí, esta es la semana Zardoz, o eso me he propuesto. Vi la película el fin de semana pasado guiado por un impulso que ya no sé de donde vino y terminé rendido al encanto de esta película que durante años -toda la vida- he estado evitando. Para mi Zardoz era ese saldo televisivo que emitían los canales autonómicos una y otra vez, con toda seguridad porque se la habían regalado los distribuidores como parte de algún pack. Como cuando ibas al videoclub y si te llevabas una novedad te dejaban llevarte una película vieja de esas que ya nadie alquilaba. Recuerdo ver imágenes de Zardoz en catalán, con su Scope bien respetado, pero por muchas veces que me topara con ella nunca me puse a verla seriamente. La película me sugería sopor, aburrimiento. Me parecía una frikada. Tampoco he sido yo muy fan de la ciencia ficción, así que no me costaba nada cambiar de canal y pasar de Zardoz una vez más. Me daba igual que saliera Sean Connery con tan ridículo atuendo y que estuviera la siempre magnética Charlotte Rampling. Ni John Boorman, un director que siempre me ha gustado era suficiente para vencer el sopor y entregarme a la experiencia Zardoz.

Ahora la he visto y me ha gustado. Digo ahora, porque estoy seguro que si la hubiera visto hace años no me hubiera gustado. ¿Qué ha pasado, pues? Pues que yo he cambiado. Sigue sin gustarme demasiado la ciencia ficción (¡que le den a George Lucas!) pero uno evoluciona, se vuelve menos visceral y aprende a superar prejuicios. Zardoz me hubiera parecido un bodrio, un engendro. ¡Sean Connery con esas pintas!

zardoz connery

El Channel 4 de la BBC definió así el “look Zardoz”: pañal rojo, maxibotas, cola de pony y bigotes a lo Emiliano Zapata.

Se me ocurren muchas cosas positivas que decir sobre Zardoz, además de los miniposts que ya le he dedicado me quedan algunas cosas por comentar de la película. Me alegro de haber tardado tanto en verla porque me ha llegado en el momento adecuado. No sólo estaba ya preparado para disfrutarla sino que los condicionantes técnicos de la época eran por fin los adecuados. Porque no es lo mismo ver Zardoz en una primitiva tele de 4:3 que en una tele moderna de 16:9, con la calidad superlativa de un mkv o un mp4, claro que sí. La experiencia Zardoz debe ser vivida de esta manera. Eso para empezar. Y segundo Zardoz dura 100 minutos, una duración bien, tolerable. Sabiendo eso, y en esas condiciones, me sentía más preparado para ver la película. Incluso estaba ansioso por verla. Me maravillaba pensar la cantidad de años que he tardado en verla, porque aunque tuviera pinta de rollo, oye, es una película bizarra setentera, y a mi los setenta me gustan mucho. Tocaba pues enfrentarse a Zardoz.

zardoz tv

El argumento, como muchos sabréis, describe un mundo utópico en el que la sociedad se ha escindido en dos, por una parte están los inteligentes y por otra los salvajes. Los inteligentes han conquistado la inmortalidad y se han retirado a un idílico paraíso que llaman vórtice. Los salvajes habitan en lo que podemos llamar los páramos, donde malviven y sufren el acoso de los exterminadores, que animados por el dios Zardoz intentan dejar el planeta limpio de su presencia. Un día, un exterminador (Connery) se introduce en una de las cabezas de piedra parlantes que dan voz a Zardoz y transportado por ella consigue lo que hasta entonces ningún salvaje ni exterminador ha logrado: introducirse en el idílico vórtice. Allí encontrará las respuestas que buscaba y vivirá una serie de aventuras que ahora me voy a ahorrar por no destripar demasiado el argumento.

Charlotte Rampling interpreta a Consuella, una de las principales defensoras del vórtice y de la falsa armonía que han alcanzado. Consuella intenta desde el principio aniquilar al intruso y justifica sus ideas hablando de la malignidad del pene y de lo vejatorias que eran las relaciones sexuales, ya en desuso puesto que los inmortales no tienen necesidad de reproducirse. Esta es una de mis partes favoritas. Más adelante las cosas se complican y en el clímax final vemos a los habitantes del vórtice poseídos por un frenesí erótico mientras suplican que les den muerte, pues ya no soportan ser inmortales por más tiempo. Es como si una de las perfomances de Jodorowsky y Arrabal se hubieran colado de pronto en una gran producción hollywoodiense.

Zardoz tiene el encanto de los errores del sistema, de esas películas que no deberían haberse filmado porque costaron muchos millones y no recaudaron casi nada. ¿Qué productor pensó que una película con Sean Connery en calzoncillos iba a ser un éxito? ¿Pensaban que con eso el público perdonaria las elevadas cuestiones que planteaba la película, ese extraño tono paródico-británico? Seguramente creían que tenían entre manos un nuevo Planeta de los simios, película que es imposible no evocar viendo Zardoz. El mismo Rod Serling, guionista de el primer Planeta puso la voz en los anuncios radiofónicos que se grabaron para promocionar la película.

zardoz 5

Zardoz fue un error que nació cuando el prestigioso John Boorman, en el momento más alto de su carrera, vio cómo se iba al traste el proyecto en el que llevaba tiempo trabajando, una adaptación de El señor de los anillos. De rebote se  sacó de la manga Zardoz, que él mismo escribió. Burt Reynolds, con el que había trabajado en Deliverance iba a ser el protagonista. Según he leído no lo hizo por motivos de salud. Si alguno tiene curiosidad por saber cómo hubiera sido que pinche aquí. Sean Connery, que se quejaba de que nadie quería contratarle después de su etapa Bond rebajó su salario a cambio de que le dieran el papel. Una serie de casualidades que cristalizaron en Zardoz. Imaginad a un americano medio pagando su entrada para ver la película y escuchar el mantra que repite el dios Zardoz: “The gun is Good, the penis is Evil“.

Con el tiempo Zardoz ha dejado huella en la cultura pop, tanto por el estilismo de Sean Connery como por su carácter extravagante. Es verdad que nadie se la toma muy en serio pero ha ido sumando legiones de fans que le rinden culto. En los foros de imdb hay quien incluso quien dice que Zardoz es casi tan buena como Avatar. Una comparación maravillosamente absurda. Yo me quedo con el increíble diseño de producción, las cabezas de roca voladoras, la fotografía de Geoffrey Unsworth, Charlotte Rampling, la maldad del pene, el viva la muerte, Connery el macho man, etc… y me estoy dejando muchas otras cosas que dejo por descubrir y no estropearos vuestra experiencia Zardoz.

Anuncios

2 comentarios to “Mi experiencia Zardoz”

  1. Tu explicación inicial de como has evitado Zardoz coincide 100% con la mía. Las carteleras autonómicas tienen eso… A veces uno acaba viendo cosas de las que más tarde se arrepiente, y en el caso de Zardoz todo apuntaba a eso.

    Una pendiente con mayúsculas. Porque ahí están Lynch y Verhoeven que han hecho bodrios equiparables que sí que han triunfado.

    La pongo en la lista de visionados de la semana que viene.

    • creo que a mucha gente le pasó lo que a mi con esta peli, por eso me apetecía contarlo. te deseo una agradable experiencia Zardoz.

      yo de Lynch y Verhoeven soy muy devoto, me gusta todo lo que han hecho 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: