Don’t mess with Phyllis

Querida Phyllis, recientemente alguien que te quiere mal ha dicho cosas horribles de ti en mi facebook (maldito facebook!). No voy a repetir tales ordinarieces porque no lo creo necesario. Entre otras cosas decían de tí que eres muy fea. Yo siempre he sido fan tuyo pero debo reconocer que desde que te vi en A Taste of Evil (1971) haciendo de madre malvada me robaste el corazón. Me gustas casi más de vieja que de joven, especialmente cuando haces de mala, y bueno… yo sé que no eras guapa como podían serlo Ava Gardner o Gene Tierney, pero una cosa que me parece indiscutible es que el cine te quería. Te quería y algo más. Entre la cámara y tú había algo que no puedo describir, una conexión superior que para mi es mucho más importante que tener una buena estructura ósea y unas facciones perfectas. Quizá la gente de hoy día no te encuentre sexy. Supongo que el boom de la silicona y la revista Playboy te alejaron hace mucho de lo que uno puede considerar sexy. Lo sé, pero me duele que a estas alturas alguien cuestione todavía que resultes creíble en Perdición. ¿Sabes una cosa querida Phyllis? El mundo está lleno de cosas que no entiendo, pero si de algo sé es de cine, actrices y cine negro. A mi me da igual con quien te acostaras o si votabas republicano. El cine te quiere y yo más todavía.

Tuyo siempre,

Dr. Insermini

Anuncios

Una respuesta to “Don’t mess with Phyllis”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: