Killer’s Kiss, 1955

killer's kiss 01 killer's kiss 02 killer's kiss 03 killer's kiss 04 killer's kiss 05

Estoy leyendo la biografía de Kubrick escrita por John Baxter, no porque sea un gran fan de Kubrick, que no lo soy, sino porque me gusta leer biografías y esta de Kubrick llevaba años muerta de risa en la estantería. El cine de Kubrick lo conozco bastante bien y no creo que el libro vaya a cambiar la visión que tengo de él.  En general, la técnica por la técnica me deja frío y el perfeccionismo nunca es lo que más valoro en una película. Más o menos ese es el problema que tengo con su cine, aunque no soy tan snob como para negar obras maestras como 2001 o Barry Lyndon o Eyes Wide Shut. ¿Habéis visto últimamente Eyes Wide Shut? Es su gran Obra Maestra. La cuestión para mi es si el libro conseguirá humanizar a Kubrick y que deje de verlo como al cineasta cerebral y robótico que torturó a Shelley Duvall en el rodaje de El Resplandor. Por eso me gustan especialmente los pasajes que describen al Kubrick de sus inicios, el que no tiene dinero para hacer sus películas, el que llora en la butaca del cine cuando se da cuenta de que al público no le está gustando Fear and Desire. También me divierte la costumbre que tenía de ir al cine con un periódico bajo el brazo y ponerse a leer en las partes de la película que le aburrían. Un desprecio sublime.

Killer’s Kiss (1955) su segunda película también revela la parte más humana de Kubrick, por cuanto demuestra que también los genios pueden fallar. La rodó con un presupuesto ínfimo en localizaciones cercanas a su casa, algo que se volvería habitual en su manera de rodar unos años más tarde. Vista actualmente (con la calidad extraordinaria del bluray) asombra por la pulcritud de los encuadres y la manierista recreación de los lugares más icónicos del noir, pero si nos olvidamos de que es una película de Kubrick lo que tenemos es una película absolutamente imperfecta y bastante aburrida, llena de silencios y acciones inconexas. Resulta desconcertante  ver una película tan barata, con un argumento tan tópico -ideado por el propio Kubrick!- filmado con tanta pericia técnica. Viéndola dan ganas de abrir el portátil y hacer multitasking mientras esperas a que termine. Killer’s Kiss es la prueba de que Kubrick era un genio, perfeccionista hasta cuando no tenía dinero, sí, pero su cine no sería lo que es sin buenas historias y buenos guionistas. Él aprendió la lección. A partir de la siguiente película, Atraco Perfecto, esto no le volvería a pasar.

the killing

Anuncios

2 comentarios to “Killer’s Kiss, 1955”

  1. Charles Says:

    Tampoco soy tan fan de Kubrick, o quizas si, y concuerdo contigo el tema del proteccionismo que en el caso de Kubrick creo que estaba bien de la mano del ego, Eyes wide shut es un peliculon, de esos que veo bien a lo lejos, por ser de Kubrick. La Naranja mecanica es fundamental para mi. buen texto Doc!

  2. es cierto, realmente quien no es fan de Kubrick?? de hecho mi texto era una burda excusa para poner estas espectaculares capturas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: