El hombre que vendió su alma

reversal of fortune 01

Hablando de cine, el fin de semana ha dado para mucho. Empezó el viernes con la revisión de El misterio Von Bullow (1990) y terminó el domingo noche con The Devil and Daniel Webster (1941), que en España se estrenó como El hombre que vendió su alma. Una película ahora algo olvidada pero que después de verla tengo claro que está grabada a fuego en el ADN del cine americano. Cuenta la historia de un granjero, que harto de su mala suerte y de las malas cosechas, acepta la propuesta de un estrambótico personaje llamado Mr. Scratch y vende su alma a cambio de darle la vuelta a su balanza económica.

the devil and daniel webster

Entre medias vi una serie B de Bud Boetticher y otra película que me dejó fatal y que es el verdadero motivo por el que escribo este post. Casi me da vergüenza reconocerlo, pero vi Di Di Hollywood (2010). Y no contento con decirlo, me propongo hurgar en la herida y verbalizar lo que supuso verla, como el paciente de un psiquiatra obligado a mirar cara a cara sus traumas. Porque yo quiero -¡necesito!- superar esto. Sobre Di Di no quiero decir obviedades. Todos sabemos que es una película horrible, ¡¡yo lo sabía!! pero cuando terminé de verla me sentía incluso mal físicamente. Y no lo acababa de entender, porque tengo el músculo trash bastante desarrollado y aunque se trate de cine trash sin chispa ni gracia como es el caso, no esperaba salir tan mal de esta experiencia. No se trataba de que me hubiera sentido violado por la atroz interpretación de la Pataky, ni de tener la sensación de que me hubieran robado 90 minutos de mi vida. No era por Di Di en sí, era por Bigas Luna. Me invadió una tristeza asfixiante. No podía digerir que un director al que le tengo cariño y que ha hecho películas como Reborn, Angustia, Caniche o Bilbao hubiera caído tan bajo. Es verdad que no es la primera película lamentable suya que veo, ahí están Son de mar y Yo soy la Juani, pero será porque Bigas Luna murió hace apenas 2 años y su muerte pasó bastante desapercibida, yo quería reconciliarme con su imagen, relativizar lo que de malo había en estas películas. Pues no, la cosa era peor. Porque no es sólo que hubiera perdido su mojo como director, que se volviera vago y diera por bueno un material que no lo era. Es que la película lo sitúa al mismo nivel que un político valenciano corrupto. Y esto es literal, porque quien vea la película sabe de lo que hablo. Toda esa parte del estreno mundial de la película de Di Di en la Ciudad de la Artes, ejem… Fue algo doloroso. Porque son exactamente la misma cosa.

the devil

No sé qué dificultades económicas le llevaron a esta situación, pero ahora mismo todavía me cuesta mirar con los mismos ojos las películas suyas que me gustan. Incluso vi los extras de Di Di a ver si encontraba algo que le justificara. En el Making Of sale él hablando con evidente desgana sobre la película, diciendo cosas que ni él mismo se cree, como haría cualquier político, tirando de clichés autorales propios como hablar de contraste entre luz y oscuridad.. venga ya Bigas!! Muy cabreante todo.

Di Di fue el sábado, el domingo, ya lo he dicho, vi El hombre que vendió su alma.

Anuncios

2 comentarios to “El hombre que vendió su alma”

  1. Es que lo tuyo es muy fuerte, 90 minutos dedicado a “eso”, Pero lo de Bigas Luna más. ¿Qué le llevó a perder su fuerza, su inventiva, su transgresión? Una pena (lo suyo y lo tuyo, jejeje)

    Mención aparte… Pataky. Solo encuentro un director a “su altura”: Garci

    • yo sólo quería echarme unas risas, no esperaba que cambiara a peor la percepción que tenía de Bigas. Y, como digo, no se debe a que la película sea abominable y no tenga ninguna gracia, sino a que este artefacto multisubvencionado por el gobierno valenciano lo pone en el mismo saco que los que chupaban de la teta Gürtel. Lo cual me hace pensar que cuando son los políticos quienes se lucran nos cabreamos pero no nos sorprende, lo que resulta difícil de aceptar es que nuestros artistas favoritos hagan lo mismo. Y ahí es donde ha empeorado la imagen de Bigas después de ver este bodrio, que por otra parte, es cierto, NUNCA debería haber visto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: