Dr. Insermini meets Fantástico Sr. Ocón

fantastico sr ocon 1110561112_467337780083017_1500969881_n fantastico sr ocon 05 11101996_800812580006764_310352877_n fantastico sr ocon 09 fantastico sr ocon 02 fantastico sr ocon 08 fantastico sr ocon 0611084683_337818746427822_2125091736_n fantastico sr ocon 13 fantastico sr ocon 07

Me hace mucha ilusión tener a Fantástico Sr. Ocón como blogger invitado y aún a riesgo de desequilibrar el post, que quedaría estupendo dejando simplemente esta galería de diálogos extraídos de su Instagram, siento que tengo que decir algo más. Porque como habréis notado, siguen la senda de los diálogos que yo mismo subo por aquí y me vienen al pelo para verbalizar algunas cosas que quiero aclarar sobre Dr. Insermini y sobre la Cinefilia Pop. Vaya por delante que lo que yo llamo Cinefilia Pop no tiene una definición clara para mi ni es un concepto cerrado, prefiero verlo como un misterio, algo en constante transformación y que si lo tuviera que definir, lo más cómodo seria limitarme a decir que la “Cinefilia Pop” es lo contrario a la Cinefilia Dogmática, rollo secta que tanto me espanta, que todos los amantes del cine hemos sufrido en algún momento. La Cinefilia Pop nace como acto de rebelión hacia esos (personas, blogs, plumillas…) que repiten como loros lo que han escuchado decir a los críticos o han leído en libros que “analizan” y “pontifican” sobre cine. Esos que dicen que Fedora es una obra de decadencia en la filmografía de Billy Wilder, o que en Modesty Blaise, Joseph Losey demostró tener muy mal gusto estético. Respecto al naming, al por qué Cinefilia Pop, quiero señalar que siempre me ha dado repelús el palabro “cinéfilo” (¡yo no soy eso!) pero que en cambio la palabra “Cinefilia” me parece bella y chispeante. De alguna manera para mi significa drogadicción.

Me ha sucedido a veces leer un comentario aquí o en alguna de las redes sociales en las que está Dr. Insermini, que me hace pensar ¡¡¡horror!!! que hay gente ahí fuera, ¡¡incluso visitantes habituales!!, que todavía piensan que esto es “un blog de cine”, como pueden serlo todos esos blogs tristes que tanto detesto. Cuando eso pasa, me deprimo un poco, y lo más posible es que termine haciendo alguno de esos diálogos o collages. Por eso cuando alguien como el Sr. Ocón llega a mi blog y compruebo, por las reacciones que le provoca, por las preguntas que me hace, que ha entendido perfectamente de qué va Dr. Insermini, me emociono. Siento que lo que llevo haciendo ya bastantes años no es del todo un gran fracaso y que no estoy tan sólo. Pero es que además, a su vez, veo las cosas del Sr. Ocón -experto selector de imágenes-, y siento una gran conexión, porque aunque desconozca muchos de sus referentes -la moda y la fotografía no es mi fuerte- me llega su energía y me doy cuenta de que su criterio está muy por encima las mentes cuadriculadas que son el enemigo a combatir. Aún con todo, cuando me dijo que se había puesto a hacer composiciones a la manera de la Cinefilia Pop me dio un poco de miedo por si no me gustaban . No fue el caso, sus diálogos son divertidos, locos, tienen tensión y misterio, que es lo me gusta de este juego de relacionar fotogramas. Incluso he visto cómo llevaba el juego más allá de lo que yo mismo he hecho hasta ahora. Y en lugar de sentir que me estaba imitando lo que me pareció es que verdaderamente la Cinefilia Pop le había inspirado y que  lo que él ha hecho, me influirá seguro en lo que yo haga a partir de ahora. Gracias Sr. Ocón. ¡Viva la Cinefilia Pop!

fantastico sr ocon 14

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: