Archive for the Books Category

Richard Matheson. Guía rápida de sus trabajos para cine y TV

Posted in Books with tags , , on 11/01/2016 by insermini

RM 01

Que en este blog funcionamos a golpe de obsesiones es algo que hemos descubierto sobre la marcha. Cuando lo empecé, allá por 2007 no sabía muy bien qué estaba haciendo. Ahora sigo sin tenerlo del todo claro, lo cual me encanta y me anima a continuar. Sí sé en lo que se ha convertido: en el espacio donde expongo las ideas, los hallazgos que me impresionan de manera especial. Con el tiempo muchas de estas ideas y fijaciones se quedan ahí, en la forma de posts que nunca mueren del todo, pero hay otras que van más allá y no sólo no me abandonan sino que se adueñan de mí reclamando más y más espacio. La idea crece y se convierte en obsesión. Puede ser algo abstracto, un género, un tema, una muñeca Raggedy Ann, la idea del everyman en el cine, o también un personaje, un autor. Así sucedió con el escritor y guionista Richard Matheson. Por una cuestión generacional, películas como El increíble hombre menguante y Duel (El diablo sobre ruedas) son películas importantes para mí. Las vi en la infancia, en la primera juventud y me dejaron una huella imborrable. Qué pena no haber visto en esa época The Night Stalker!! Pero hay mucho más. Empiezas queriendo volver a ver Trilogy of Terror, aquel telefilm con Karen Black, que viste en los años 90, basado en historias de Richard Matheson -Él sólo escribió el tercer segmento, el que enfrenta a Karen con el muñeco africano- y continúas recuperando las películas que escribió para la serie Poe. Y así, peinando su filmografía terminas sobrepasado por la cantidad de maravillas en las que aparece su nombre.

RM 02

Por supuesto lees Soy leyenda. No una, sino más veces. Y buscas su relatos, sus otras novelas. La obsesión Richard Matheson se te va de las manos. ¿Y qué hacer con tanta energía, tanto material acumulado? Pues en mi caso llevarlo al papel. Empecé a escribir el libro Richard Matheson. Guía rápida sobre sus trabajos para cine y TV sin pensar en si serviría para algo, si tendría interés para alguna editorial. Lo hice por gusto, porque necesitaba organizar todo el material y también porque no hay ningún libro similar sobre el tema. Porque repasar su filmografía es sumergirte en una etapa decisiva del cine y la televisión americana. Escribirlo es una forma de canalizar otras obsesiones tuyas que van de la mano: The Twilight Zone, Rod Serling, Roger Corman , la AIP, la Hammer, Las TV Movies de los 70, Karen Black, Dan Curtis, etc etc.  Y claro, lo escribe Dr. Insermini y cuando decidí que lo iba a publicar yo mismo quise que tuviera un diseño que recordara al blog. Con un montón de capturas, porque una captura te puede decir mucho más que el texto más inspirado.

Ahora el libro está disponible en mi tienda bigcartel. Es una tirada limitada, así que no os encantéis. Son más de 200 páginas en las que repaso su extensa filmografía de forma rigurosa. He dejado muy poco fuera. Me alegra decir que en muchas de las producciones comentadas he sido pionero, pues no es posible encontrar un libro en castellano que hable sobre ellas.  Edita Cinefilia Pop, mi propia editorial, por la que muy pronto irán desfilando más libros, nuevas obsesiones. Para estar informados seguid la cuenta de Instagram.

 

 

Anuncios

Todo arrasado, todo quemado

Posted in Books, Movies with tags , , on 13/12/2012 by insermini

gli invasori 02gli invasori 03gli invasori 05gli invasori 04gli invasori 08gli invasori 06gli invasori 07gli invasori 01gli invasori 09

Mi homenaje al libro de relatos de Wells Tower usando unas capturas de La furia de los Vikingos (1961).

Mitchum y yo

Posted in Books with tags , on 06/08/2012 by insermini

Un 6 de agosto (de 1917) nació Robert Mitchum así que es el día perfecto para contaros que he leído su biografía, escrita por Lee Server. Es un tocho que se lee fácilmente y repasa de manera exhaustiva la carrera de Mitchum. En general las biografías son como espejos deformantes de la figura que retratan y hay que leerlos siempre con la mirada torcida. En el caso de Mitchum, que siempre se divirtió inventando historias y anécdotas que nunca le habían sucedido es especialmente necesario. Además se agarraba unas borracheras que le reseteaban el cerebro y luego tenía que rellenar las lagunas de alguna manera. La cuestión es cómo ha afectado el libro a la imagen que yo tenía de Bob. Durante su lectura he visualizado cosas como una lluvia dorada de Mitchum a Ava Gardner y eso es más de lo que esperaba. También me ha impactado la historia de una cena con Charles Laughton y Paul Gregory, director y productor de La Noche del Cazador. A Mitchum le sucedió lo que a muchos heterosexuales cuando se saben rodeados por hombres gays, pensó que Laughton y Gregory se morían por comerle la polla. Así que de pronto Mitchum se levanta de la silla, se saca la polla, la pone encima del plato que tiene delante y le echa unos chorros de ketchup. Entonces se dirige con una sonrisa a sus colegas y les dice: ¿Quien quiere hamburguesa? Esta historia la contaba Mitchum como cierta aunque es bastante seguro que era pura invención. Su sentido del humor muchas veces dejaba bastante que desear.

Mi parte favorita del libro es justamente la parte que menos habla de Mitchum y merece claramente un spin-off. Es cuando se relata la llegada a la RKO de Howard Hughes y cómo fue su desastrosa gestión. Hughes convirtió la RKO en su harén particular y consiguió hundir para siempre al estudio. Los criterios que seguía a la hora de decidir los proyectos estaban más relacionados con los pezones de sus estrellas que con los guiones que le llegaban. Mitchum le pasaba por alto todas la excentricidades porque le había apoyado más que nadie en Hollywood cuando lo metieron en la cárcel por fumar marihuana.

A menudo Mitchum iba fumado a los rodajes, se hacía unos pakalolos antes de rodar, iba al set, hacía sus tomas y volvía a la caravana para hacerse otro pakalolo. Nadie, ni siquiera el director notaba nada, decía sus frases sin mayor problema y jamás se le olvidaba una línea. Claro que luego la crítica le bautizó como Sleepy Eyes porque decían que Mitchum no hacía nada en la pantalla y sus ojos eran como rendijas.

El libro de Lee Server confirma la imagen de antiestrella de Robert Mitchum. Su comportamiento no tenía nada que ver con lo que se esperaba de una estrella de Hollywood y no se tomaba en serio prácticamente nada, era de esos actores que ni siquiera se molestaba en ver sus películas. Se burlaba de los que se tomaban muy en serio a sí mismos, tipo Kirk Douglas, y también de los nuevos métodos de interpretación como el de Stanislavski. Él siempre defendió que tenía su propio método, el método Smirnoff.

Después de leer su biografía, Mitchum me parece un personaje aún más misterioso que antes y eso me gusta. El libro no oculta su parte menos agradable y refleja sus contradicciones sin intentar explicarlas. Por ejemplo, es desconcertante pensar que Mitchum, que detestaba a los polis en todas sus formas -rechazó papeles como el Popeye de French Connection o el de Harry El Sucio–   se tirase horas hablando de lo necesaria que era la guerra de Vietnam. El mismo Mitchum que leía y admiraba a Simone de Beauvoir.

Si en algo ha cambiado la visión que tenía de él es que ahora le veo como un superhombre. Sin una genética especial no se podría llevar una vida tan excesiva como la suya y acudir puntualmente a los rodajes. Su biografía es algo así como un cruce entre Bukowski y el Hollywood clásico.

Por cierto ¿Alguien sabía de la loca historia de amor de Mitchum y Shirley McLaine?

Simenon

Posted in Books with tags , on 08/03/2012 by insermini

Estoy muy contento de haber descubierto a Simenon. No sé cuantas novelas suyas llevo seguidas y en lugar de cansarme me da horror pensar en leer algo que no sea suyo. No es algo que me suceda con muchos autores. Siempre había mirado un poco de reojo sus novelas en los mercadillos o en la biblioteca. No sé porqué pero las docenas de novelas – ¿o son cientos?- de Maigret me tiraban para atrás, como que me daba pereza Simenon. Ahora estoy enganchado y cuando pienso que publicó unas 500 novelas me da un nosequé. ¿Quién va a parar esto? Tendré que tomarmelo con calma. Mientras tanto me pensaré si le escribo una carta a Kaurismäki para decirle que por favor adapte El Gato. Me maravilla pensar lo que haría con esa novela.

Arriba, unas capturas de la extraordinaria Monsieur Hire (1989. Patrice Leconte) estrenada el mismo año en que Simenon murió. Me pregunto si llegaría a verla.

The Friends of Eddie Coyle, 1973

Posted in Books, Movies with tags , on 15/11/2011 by insermini

La edición en España de Los amigos de Eddie Coyle, de George V. Higgins invita a recuperar este clásico setentero con Robert Mitchum. Una fidelísima adaptación de la novela que, según los expertos, puso patas arriba la novela negra.

La película está escrita y producida por Paul Monash, el futuro productor de Carrie y en España se estrenó con el vulgar título de El confidente. Excelente la novela y mejor aún la película. Todo un planazo para gourmets del noir.

Verano

Posted in Books, Movies with tags , on 27/08/2011 by insermini

Dejadme que os cuente cómo ha sido el verano del Dr. Insermini, bon vivant wannabe y estrella del ping pong en sus ratos libres. No, no ha surcado los mares ni ha visitado lejanos continentes, al menos no en el sentido literal. Todo el mundo sabe que el verano es una estación especialmente maravillosa si eres rico. Yo de momento no lo soy pero aún así he pasado un verano de lo más agradable entregándome al placer de las pequeñas cosas:  jugando al ping pong, yendo a la playa, cocinando deliciosos platos y cómo no, leyendo a los clásicos, porque el verano es por encima de todo la estación de la lectura. Nada como devorar una novela cuanto más gorda mejor a la sombra de un frondoso árbol:  literatura rusa, novela negra, lo que sea, siempre quedan clásicos por leer. Me ha dado tiempo a leer Las Mil y Una Noches (en esta edición) y zambullirme en las obras completas de Robert Louis Stevenson. Una gozada. Desde aquí os digo que no podéis morir sin leer El Señor de Ballantrae.

Y como los calores no invitan a ver cine muy sesudo, lo mejor es dejar el cine bengalí para el otoño y entregarse al cine de aventuras exóticas o mejor aún al cine de terror, y si no ver una serie tipo Freaks and Geeks, que es y será siempre lo mejor que ha parido la factoría Appatow. También es un buen momento para repescar alguna serie como la Mildred Pierce de Todd Haynes.

La mejor película que he visto este verano ha sido The Third Secret (1964), una maravilla en Scope y blanco y negro, extraña y adelantada a su tiempo con la estupenda Pamela Franklin. Me tuvo atrapado de principio a fin y días después aún la tenía en la cabeza. No se comprende que sea tan poco conocida. La tenéis en Arsenevich.

Además de otras pelis que he sacado por aquí me monté de forma totalmente casual un miniciclo de películas escritas por Jimmy Sangster: El Sabor del Miedo, El Legado y The Nanny. Jimmy murió el 19 de agosto y casi nadie se ha enterado. Qué mundo tan ingrato! En otra vida me gustaría ser como Sangster, escribir una historia tras otra, a cual más truculenta y probar también en la dirección pero tengo que asumirlo, he nacido español. Me consolaré viendo Scream Pretty Peggy, la mítica TV movie de horror que Sangster escribió en los 70, aunque lo confieso, me da mucho miedo…

Sería injusto terminar sin mencionar que he visto Pa Negre, que no es nada veraniega pero me ha parecido extraordinaria, de largo la película española que más me ha gustado en… años.

Todavía queda verano, ping pong y playa, qué bien!

Lecturitas

Posted in Books with tags , , , on 17/02/2011 by insermini

El año pasado fue un año muy british para mi. Un mes en Londres dio para mucho. Intenté sin mucho éxito que se me pegara algo del estilo british y en mi empeño me empapé de cultura brit, visité los lugares más icónicos, buceé en los clásicos del cine y busqué alguna buena novela que me enganchara. Hoy vengo a recomendaros 3 libros más británicos que el príncipe Carlos que me gustaron y que, como sucede los buenos libros, varios meses después siguen viviendo en mi. Si sois muy lecturitas quizá no os descubra nada nuevo. Si os pasa como a mi, que muchas veces no encontráis una lectura que os motive quizá agradezcáis estas recomendaciones.

Delitos a Largo Plazo, de Jake Arnott.

Los que me seguís ya sabéis lo mucho me fascina la figura del gángster marica, por eso fue todo un descubrimiento toparme con esta novela. Varias historias interconectadas que giran en torno a Harry Starks, un gángster marica corpulento, machote, algo sádico y con recurrentes episodios de locura. La novela es de lectura fácil, no es nada pretenciosa y ofrece un vivo retrato del swinging London, con sus cambiantes modas y su principal fauna: músicos, camellos, políticos corruptos, starlettes, chaperos, feministas, gángsters de medio pelo, los gemelos Kray, etc… Es el primero de una trilogía.

Si te gustó la escuela, te encantará el trabajo, de Irvine Welsh.

No había leído nada de Irvine Welsh. Me gustó tanto el título el título que me hice con el libro. Una colección de relatos que oscilan entre la comedia negra a lo Tarantino, el terror, el humor y también los ambientes drogatas de su célebre Trainspotting. Ignoro cómo son sus obras anteriores, por lo que se comenta en Si te gustó la escuela, te encantará la escuela pierde parte de su cinismo pero gana en humanidad. A mi me encantó enterito, una obra maestra como una catedral. El relato que cierra el libro, El Reino de Fife, es la hostia. No puedo expresarlo mejor.

Campos de Londres, de Martin Amis.

Un clásico moderno de la literatura universal. Los que hayáis leído algo de Martin Amis ya sabéis que no es un autor de fácil lectura. Yo mismo, que solamente había leído su Tren Nocturno, a punto estuve de mandarlo a la mierda. Son más de 500 páginas que exigen al lector un esfuerzo importante para conseguir entrar en lo  que Amis cuenta. En más de una ocasión lancé el libro lejos de mi, gritando e insultando a su autor y negándome a continuar. Sin embargo -y es que debo ser algo masoquista- siempre volvía a él y poco a poco terminé por entrar en el complejo drama que cuenta London Fields. Un peculiar triángulo amoroso compuesto por un estafador piltrafilla (Keith Talent), una bella  aspirante a suicida (Nicola Six) y un  calzonazos forrado que trabaja en la City (Guy Clinch).

Los arrebatos de furia me los provocaba principalmente el estilo literario de Amis,  que de tan brillante, tan deslumbrante, casi resulta insoportable. Si no lo dejé fue por el personaje femenino, Nicola Six, la heroína de la novela, una víctima en busca de su asesino, que a sus treintaypocos ya no le encuentra aliciente a nada. Nicola es un personaje fascinante que funciona muy bien como hermosa metáfora de un mundo cansado, contaminado, estresado y sucio, poblado por hombres a los que ya no se les pone dura y que han hecho de la estafa su único modus vivendi. Es imposible resumir un libro como London Fields. Lo mejor es leerlo. A mi me cabreó, pero meses después sigo pensando en Nicola Six, en Keith Talent y en sus dardos.

Dracula

Posted in Books, Movies with tags , on 01/09/2008 by insermini

Este verano he leído Dracula, de Bram Stoker. Nunca lo había leído, ya que después de ver tantas películas sobre el personaje se le quitan a uno las ganas. La experiencia ha sido muy grata y lo recomiendo sin reservas. De hecho Dracula será el tema recurrente de este blog durante unas semanas. (Sí, prometo actualizar más y mejor!).

Mientras leía la novela me daba cuenta de que estaba llena de detalles y episodios que no recuerdo haber visto en ningún Dracula cinematográfico. Fantaseaba con ver la versión definitiva de la novela, que tendría sin duda la forma de una serie de TV de al menos 10 horas de duración. De momento, que yo sepa nadie la ha hecho. Después de cientos de versiones todavía no se ha hecho la versión definitiva del libro.
Las mejores adaptaciones de novelas suelen ser más fieles al espíritu que al mismo texto por eso me gustan el Nosferatu de Murnau y el Dracula de Terence Fisher.


No puedo tomarme en serio el Drácula de Coppola, que tiene la desfachatez de llevar el nombre de Bram Stoker en el título como si fuera la primera adaptación fiel a la novela, cuando desvirtúa completamente el sentido de la novela. Dracula no es una historia de amor, es la eterna historia del Bien contra el Mal. El Mal, en abstracto, es su protagonista, sin floripondios ni kamasutras. La versión de Coppola no es fiel al texto ni al espíritu, simplemente NO es Dracula.

Me he propuesto revisar las principales versiones que se han hecho de la novela, seguro que me dejo alguna:

1922. Nosferatu (F. W. Murnau)
1931. Dracula (Tod Browning)
1958. Horror of Dracula (Terence Fisher)
1970. Dracula (Jesús Franco)
1973. Dracula (Dan Curtis)
1974. Blood for Dracula (Paul Morrissey)
1979. Nosferatu (Werner Herzog)
1979. Dracula (John Badham)
2002. Dracula: Pages from a Virgin’s Diary (Guy Maddin)

Algunas de ellas no las he visto y espero que me sorprendan.
Empezaré con el Dracula de Dan Curtis, con Jack Palance interpretando al Conde y con guión de Richard Matheson. Es a la que más ganas le tengo.

The Killer Inside Me

Posted in Books with tags , on 03/07/2008 by insermini
El Asesino Dentro de Mí
Cuando la leche se derrama, ya no se puede recoger“.
(Lou Ford)

Los fans españoles de Jim Thompson estamos de enhorabuena. Tras muchos años de espera por fin se ha reeditado El asesino dentro de mi, uno de sus títulos de oro, publicado originalmente en 1952 y considerado por muchos su mejor novela. Descatalogada desde finales de los ochenta, era realmente difícil encontrar una edición en español del libro.

De la trama no digo nada. Yo me lo inyecté en 2 días y eso que soy vago para leer.

Por un módico precio (6 €) podéis haceros con esta joya del autor de 1280 almas. No hay excusa.

Los hombres duros no bailan

Posted in Books, Movies with tags , on 03/03/2008 by insermini
Patty te odiaba con toda su alma.

– No sé por qué.
– Yo creo que sí lo sé – dijo Wardley-. Ciertos hombres satisfacen el componente femenino que hay en ellos haciendo que sus mujeres les metan la lengua en sitios muy especiales.
– ¡Cristo!
– ¿Patty y tú hicisteis cosas así?
Wardley, no me gusta hablar de esos asuntos.

En 1984 Norman Mailer publicó Tough Guys Don’t dance, considerada por sus fans como una obra menor, supuestamente escrita en un par de meses con el fin de cumplir los plazos con su editorial. Como no he leído otras novelas del escritor no sé como serán sus buenas novelas, las consideradas mejores, pero desde aquí os digo que tras leer Los Hombres Duros No Bailan estoy muy interesado en leer sus peores novelas.
En la novela Mailer despliega una trama que rezuma sexo, perversión y violencia, en la que un hombre de 40 años al borde de la locura deberá descubrir si es un asesino. Lo que en apariencia es una historia de misterio progresivamente oscura se revela como uno de las más sinceras aproximaciones al tema de la Masculinidad, de lo que supone ser un macho, de donde termina el macho y empieza el… Claro que hoy día no está de moda hablar del macho pero debo reconocer que yo me excito facilmente viendo a los hombres de pelo en pecho debatir sobre su masculinidad, hablar de sus proezas de macho y especialmente de los momentos en que se les transparentan sus miedos a no ser tan masculinos como pensaban. Los hombres duros no bailan.
Si la lectura del libro me elevó a un éxtasis inusitado por lo atrevido, incorrecto y sexy de sus situaciones y diálogos, anoche hice algo que me daba un poco de miedo: ver la versión cinematográfica que el mismo Norman Mailer hizo de su novela en 1987, con producción de los Golan-Globus.

Si leyendo la novela uno evoca personajes y momentos de la filmografía de David Lynch, no sorprende descubrir la sombra de Lynch en la película, proyectada especialmente por la música de Angelo Badalamenti y también por Isabella Rossellini, que si en Blue Velvet representaba la oscuridad en contraposición a la luminosa y rubia Laura Dern, aquí es al revés. Ella sería la modosita y las rubias las peligrosas.

Mailer es un buen escritor y aunque ya había dirigido tres películas anteriormente, en esta ocasión yo diría que le pudieron los miedos a no contar bien la historia; y el ceñirse demasiado a la narración le impidió acceder a otras dimensiones. Se pierde la abstracción y la doble lectura fantástica que sí tiene la novela.

Aún así vale la pena descubrir como visualiza Mailer a sus personajes, en especial a la increíble Patty Lareine. Pese a contar con un gran director de fotografía y un reparto aceptable (muy especialmente Lawrence Tierney) el reto de trasladarla al cine se le quedó un poco grande y Los Hombres Duros No Bailan-película se queda a medio camino de lo que podía haber sido.

Debra Sandlund es Patty Lareine

Lawrence Tierney es Dougy

La película tuvo una acogida aún peor que la novela y en 1988 acaparó nominaciones a los Razzies y fue despreciada por crítica y público. Con el tiempo se está empezando a reivindicar como joya trashy y por suerte fue remasterizada y bien editada en DVD por la MGM.

Os dejo en la ciudad de Provincetown, muy cerca de la Ciudad del Infierno.

POP 1280

Posted in Books, Movies with tags , , on 01/05/2007 by insermini
Jim Thompson (Oklahoma, 1906-1977) escribió en 1964 Pop 1280, considerada de forma unánime una de las mejores novelas negras jamás publicadas. El Dr. Insermini la ha leído unas cuantas veces en su vida y la seguirá leyendo. Divertidísima, amoral, compleja, de ritmo frenético y con un personaje central, Nick Corey absolutamente fascinante; todo el mundo debería dejarse de tonterías y leer esta novela.

La novela ha tentado a muchos cineastas pero hasta el momento sólo el francés Bertrand Tavernier ha conseguido adaptarla.


Coup de torchon (1981) es una inteligente puesta en imágenes de la inmortal novela. Tavernier, hombre muy inteligente que ha visto mucho cine salió bien parado de la empresa pese a cambiar el paisaje tejano por el paisaje africano y convertir en franceses a los protagonistas.

A mi me gusta

Coup de torchon pero como mucha gente todavía espero una adaptación más loca, más americana que la inteligente adaptación de Tavernier. Yo creo que David Lynch sería una buena opción. ¿Ustedes qué opinan?