Archivo para Altman

Popeye (1980. Robert Altman)

Posted in Movies with tags , on 12/01/2010 by doctorinsermini

Poca gente recuerda que Popeye tuvo una adaptación al cine a principios de los 80, de la mano de Robert Altman. Y no es extraño pues la película es difícil de soportar hasta el final. Ni Shelley Duvall, sin duda la única actriz que podía haber interpretado a Olivia ni la convincente caracterización de Robin Williams en su primer papel para el cine salvan la función de la ruina.

Lo peor de todo son las canciones, que sobran todas. Sólamente la magnífica fotografía de Giuseppe Rotunno, Shelley Duvall y el carácter maldito de esta película invitan a echarle un vistazo. Y es que ni las televisiones la programan.

3 Women (1977. Robert Altman)

Posted in Art, Movies with tags , , on 05/01/2010 by doctorinsermini

Hace días que la vi pero sigo impactado por Pinky Rose y Millie Lammoureaux. Imaginate Persona en scope, en color y filmada en California. Quiero ver 3 Women en un cine y en 3D si es posible.

Fotos promocionales de la película prestadas de Vivir en Tucson.

The Long Goodbye, 1973

Posted in Movies with tags , , , on 14/02/2008 by doctorinsermini
Tenía que aparecer tarde o temprano. The Long Goodbye, de Robert Altman es una de mis películas favoritas de siempre, una adaptación de la obra maestra de Raymond Chandler con algunos cambios descabellados que no sabemos si hubieran sido del gusto del escritor pero que la han convertido en película icono de los 70’s.

Encargada en principio a Howard Hawks y a Peter Bogdanovich, ambos declinaron la oferta, pero este último sugirió que se lo pidieran a Robert Altman. A su vez Altman no mostró interés en hacer la película hasta que los productores aceptaron que Elliott Gould fuera Philip Marlowe. Gould llevaba un par de años sin rodar apenas a causa de problemas personales. Tuvo que someterse a un examen psiquiátrico para demostrar que era capaz de soportar el protagonismo de una película. Seguramente esa locura le ayudó a crear un Marlowe muy alejado de lo acostumbrado en la pantalla. Para empezar Elliott Gould tiene una cara rara, lo cual es motivo de varios comentarios en la película, y por momentos recuerda al Belmondo visto en las películas de Godard. Ese aire europeo se ve reforzado por el estilo visual que el director de fotografía Vilmos Zsigmond dio a la película, un naturalismo tratado en el laboratorio para acercarse lo más posible a la visión humana.

Por otro lado, el habitual aire desmitificador que Altman daba a sus películas también resultó muy positivo para The Long Goodbye, ya que el arquetipo de detective creado por Chandler estaba bastante chapado a la antigua y su masculinidad quedaba algo ridícula en los 70’s. Por eso, más que una adaptación, The Long Goodbye es un buen ejemplo de que a veces la mejor manera de llevar al cine una novela es reinventándola.