Archivo para brett easton ellis

De ratas y hombres

Posted in Movies with tags , , on 25/03/2019 by doctorinsermini

vlcsnap-2019-02-27-15h06m24s448vlcsnap-2019-02-21-15h22m51s047vlcsnap-2019-03-14-16h16m15s841vlcsnap-2019-03-14-16h18m57s252vlcsnap-2019-03-16-10h15m34s773

Sólo dos programas grabados del podcast Vigilante y el cine ya ha empezado a hablarnos. El primero dedicado a la presencia de las ratas en el cine, muy especialmente a una moda fugaz que se dio en los años 80 y que revelaba la conexión más o menos consciente entre humanos y roedores. Un tema que da más juego de lo que pueda parecer. Además de desplegar una playlist en relación a él, aprovechamos para sondear esos vínculos no escritos en la rata y el hombre, más bien el hombre de éxito, hasta alcanzar una conclusiones tan bizarras como verdaderas. Para el segundo programa escogimos la figura de Patrick Bateman, el protagonista de American Psycho, la novela de Brett Easton Ellis y nos servimos de él para hablar de un cierto subgénero que podemos llamar comedia financiera (muy) negra. Fue tan divertido como hablar de ratas y nos permitió meter en la coctelera un montón de nombres y referencias importantes para nosotros. En el camino el cine nos habló, y eso es lo mejor que te puede pasar cuando te sientas a ver películas. Vigilante somos Bullet Park y Dr. Insermini. Estamos en iVoox y en iTunes y queremos vuestra atención. Seguidnos en IG (@vigilantepod) o en Twitter.

My mask of sanity is about to slip

Posted in Movies with tags , , on 26/03/2017 by doctorinsermini

AMERICAN PSYCHOTHE PLAYER

El cine te habla y tú no quieres escucharlo. ¿Por qué si no he visto con pocos días de diferencia American Psycho (2000) y The Player (1992)? Dos películas tan diferentes en apariencia, pero que terminan hablando de lo mismo, de como la cultura del éxito entre los yuppies de finales de los 80 generó personajes como los de Patrick Bateman y Griffin Mill. Una es Los Angeles y la otra Nueva York, una es La matanza de Texas y la otra una improvisación jazzística. Dos tonos  muy diferentes para hablar de lo mismo. Hollywood y Wall Street, los dos polos del dólar en la América del momento. En el centro un psicópata a punto de nacer, que debe manejarse como pueda a partir de la primera muerte. Los dos son acosados por un inspector de policía, Willem Dafoe en American Psycho y Whoopi Goldberg en The Player. Visten trajers caros, acuden a reuniones con otros ejecutivos, piden un agua mineral al llegar a su despacho, atienden con esmero su cuidado personal, cambian de amantes, están a un paso de renunciar a su humanidad y de ser del todo asimilados por el artificio que les rodea. Hay entre las dos películas ecos constantes. Y esto es algo que me divierte porque nunca antes lo había visto así. Las vi en su momento y me gustan mucho, pero es ahora en 2017, cuando de forma caprichosa, las dos se alinean y se me aparecen como manifestaciones de una misma visión. Sí, hay 8 años de diferencia, pero todos sabéis que American Psycho adapta la novela de Brett Easton Ellis, publicada en 1991, que desde el principio tentó al cine, pero que por su contenido tuvo que sortear todo tipo de obstáculos. Me encanta ver conectados a Pat Bateman y a Griffin Mill, que Altman y Brett dialoguen, cada uno en su estilo, y que el azar, este mundo extraño, me lleve a descubrirlo de esta manera. El cine te habla y tú no quieres escucharlo.

THE PLAYER 02AMERICAN PSYCHO 03THE PLAYER 03AMERICAN PSYCHO 02

THE PLAYER 04AMERICAN PSYCHO 05

 

The Canyons no es el M.A.L.

Posted in Movies with tags , , , , on 02/09/2013 by doctorinsermini

TheCanyons

Llamadme ingenuo, pero me ha sorprendido el trato que ha recibido The Canyons. ¿De verdad la gente es incapaz de ver más allá de Lindsay Lohan, aunque detrás estén Paul Schrader y Brett Easton Ellis? Pues dejadme que os diga una cosa, Lindsay Lohan estaba muy bien en Chicas malas. ¿Que está demasiado operada y se ha pasado con el botox? Genial, eso es muy Brett. No veo donde está el problema.

El caso es que a la película se la ha tratado mal, incluso con ensañamiento y no acabo de entender lo que hay detrás de todo ese odio. En Sundance y otros festivales indies la rechazaron. En Venezia la han programado pensando seguramente en toda la publicidad que podía generar la presencia de LiLo. Al final ella dio la espantada y no fue. La crítica digamos que seria la ha puesto mal. La gente en las redes sociales pone a parir la película y se sienten totalmente legitimados. Se felicitan unos a otros por sus ocurrentes chascarrillos ¡The Canyons es el nuevo En la cama con Madonna! ¡Menudo bodrio! Es algo que se da por hecho. Y yo no entiendo nada, porque vi la película y me gustó. No conecté desde el primer minuto, es verdad, al principio me temí lo peor. Me asustó esa conversación de sobremesa entre dos parejas con la que empieza la película, pero poco a poco entré en el juego. Me divertí viendo crecer la tela de araña que va enredando a los personajes. Me encanta el personaje de James Deen, un Pat Bateman en la era del iPhone. Me creo los diálogos de LiLo ¡Me los creo! Hay más verdad en el tono desgarrado de su voz que en  muchas películas bien consideradas. Me encanta que los actores parezcan bellos robots que no saben lo quieren, porque es como me imagino Hollywood. ¿No somos todos actores? le dice James Deen a su psiquiatra. No me aburro en absoluto viendo la película. Me atrapa y la disfruto. Mientras escribo esto oigo la banda sonora, que es fabulosa. ¿Dónde está el problema?  ¿Por qué The Canyons es el M.A.L.? Hay miles, millones de cosas peores ahí fuera. Te puede gustar más o menos pero no es para tanto. Al final, sólo puedo pensar una cosa, la gente es idiota.

the canyons 01 the canyons 02 the canyons 03 the canyons 04 the canyons 05 the canyons 06