Archivo para bruno dumont

Mi locura

Posted in Movies with tags , on 09/09/2017 by insermini

vlcsnap-2017-09-09-16h31m07s661

Si hay algún hilo argumental en el blog últimamente es algo así como “un QUIERO Y DESEO que me guste el cine contemporáneo pero no lo consigo y no me gusta que eso sea así porque ya he cumplido los 40 y me hace sentir cenizo y caduco como los cinéfilos rancios que siempre he detestado”. En el último capítulo, Color: Rojo Superman me explayé sobre las razones que había detrás de este desapego que siento hacía el cine de ahora. Pero no siempre es así. ¡Menos mal! A veces veo una película que de golpe me devuelve la fe en el futuro del cine y me anima a serle infiel a mi tiránica playlist de películas viejas con cine de estreno.

Como un añadido, un apéndice a aquella entrada en la que me preguntaba si el contemporáneo apesta más que el cine que me gustaba a los 18 años, quiero señalar algunas reflexiones que me he hecho después de ver Ma loute.

vlcsnap-2017-09-09-17h13m25s172vlcsnap-2017-09-09-17h13m27s259vlcsnap-2017-09-09-17h13m29s801vlcsnap-2017-09-09-17h13m31s637vlcsnap-2017-09-09-17h13m33s636

Me ha gustado mucho la película de Bruno Dumont. Viéndola he tenido la maravillosa sensación de que NO SABÍA QUÉ IBA A SUCEDER. Esto es algo que ya no me pasa con casi ninguna película, puesto que más que nunca, el grueso de la producción que nos llega procede de la misma dimensión. Ma loute es una comedia surreal que resulta totalmente lograda porque el tono, la comicidad, tan particulares, los sentimos como muy verdaderos, y por eso, funciona.

Ma loute no es para todo el mundo, o eso me parece, y es una pena, porque cumple uno de los principales mandamientos que debería cumplir EL CINE, así en general. La película llena la pantalla con imágenes que escapan al pensamiento racional. Decía Ballard que una de las funciones de la pintura era crear esas imágenes que escapan a toda lógica pero que nuestro cerebro o un YO misterioso NECESITA. Por ello le gustaban tanto los paisajes imposibles que pintaba Dalí. El cine siempre ha tenido esa misma misión. Cuando existía el cine de serie B, o cuando el cine no estaba sólo en manos de gente racional, el cine nos regalaba PLENTY de momentos así. Ma loute también.

Otra cosa que me disgusta del cine contemporáneo y que hace que éste apeste más, es lo gris que resulta su manual de estilo. La foto es ya igual en casi todas las película, !los actores declaman el guión en el mismo tono! Aquí, en los USA y en toda Europa. ¿Por qué nadie habla como Mink Stole en Desperate Living, como las actrices de Russ Meyer?? ¿Por qué la interpretación de los actores se ha vuelto tan aburrida? También esto me lo da Ma loute. A los actores se les pide que exageren, que sean artificiales. Cuando Fabrice Luchini se queda admirado por lo mucho que ha crecido la planta trepadora de su casa es MOMENTO DE ORO. ¡La glycine! Isabelle, ¡la glycine!

vlcsnap-2017-09-09-17h03m10s590vlcsnap-2017-09-09-17h03m12s474

Hablando con amigos a veces digo que el cine NUNCA ha sido tan conservador como ahora mismo, y esto no es ninguna boutade, lo creo de verdad. Tantos años de historia para que al final, lo único que se valore de una película sea el argumento, justamente lo menos importante de todo. En Ma loute el argumento es un recurso más, como debería ser. Lo que me a mí y seguramente también a vosotros, os afecta de una película y os queda grabado casi nunca es el argumento. Es el mordisco que Kate Capshaw le da a la manzana de color verde que le trae Indy, ver cómo la niña telekinésica le ayuda a empapelar la habitación a Carmen Maura en Qué he hecho yo, ver desnudo a un actor que te gusta, a Victoria Abril susurrar marranadas al oído de Jorge Sanz en Amantes… Completad vuestra propia lista.

Queda la reflexión de que sólo una cinematografía como la francesa puede parir una película como Ma loute, que no es en absoluto barata. Como también las películas de mis favoritos, Guiraudie y Ozon. Lo razono otro día. Tengo hambre.

vlcsnap-2017-09-09-16h30m43s017vlcsnap-2017-09-09-16h30m46s769

 

Anuncios