Archivo para Fassbinder

Whity, 1971

Posted in Movies with tags , , on 23/04/2017 by insermini

whity1whity4whity7whity5whity8whity6whity2

Whity o el kebab-western, de R.W. Fassbinder. Nunca he disfrutado tanto viendo una del oeste.

Anuncios

La Playlist

Posted in Movies with tags , , on 27/07/2016 by insermini

stansbraten 4

Los astros se alinean, las películas también. Es una impresión que tengo al observar las bonitas sincronías que se producen en mi playlist. Ya lo comenté la primera vez que dije lo de El cine te habla. (¡Por su puesto que te habla! ¡Sólo tienes que estar atento!) Cual personaje de Cosmos, la novela de Grombowicz, encuentro hilos, relaciones, ecos, entre las películas que veo y descubro con tremendo gozo que esa playlist de la que hablo es en realidad un magma que tiene vida propia, sensible a mis estados de ánimo y a los deseos de cada momento. Los requiebros y las desviaciones en la playlist son constantes, pero los dicto yo, porque a veces cuando voy a ver una película me doy cuenta de que echo en falta el factor sorpresa y entonces sólo puedo aceptar ver algo que no tenía para nada previsto. Así, aunque todo parece un caos, soy yo quien lo proyecta, y por lo tanto es orgánico y casi tiene vida propia. Mi relación con la PLAYLIST me da que pensar desde hace ya mucho tiempo. Es todo un poco Arrebato. Cinefilia es drogadicción. Ni más ni menos. Estoy a punto de ser engullido por la playlist. Ya no hay fotogramas en rojo, la películas tienen formato digital, pero yo estoy ahí también, al otro lado, haciéndome guiños a mí mismo como Pedro P. a Eusebio Poncela.

satansbraten 1976

Esta reflexión que no sé si se entiende es el preámbulo necesario para hablar de la última sincronía que se ha producido en la playlist. Yo no sé cómo elige la demás gente las películas que ve, pero para mí el método es muy similar al que sigo con la alimentación. Me gusta la variedad, me aburre comer siempre lo mismo y si llevo mucho tiempo sin comer una determinada cosa, es natural que mi organismo la reclame con gran frenesí. Y así, de repente tengo un antojo brutal de ver algo de determinado autor, género, época… Es verano y hace mucho calor así que últimamente veo cosas bastante pajeras. De repente noto que eso no puede ser, que aunque haga tanto calor y me guste el cine de terror ochentero, o las TV movies setenteras, necesito nutrientes de otro tipo. Entonces veo el cartel de Satansbraten (El asado de Satán) y me fliipa. Me transmite cosas indefinibles, mi estómago se contrae con violencia, me pide que le dé eso. Entonces pospongo De origen desconocido y me pongo chuto Satansbraten. Se trata de una película difícil de describir en unas pocas líneas que yo vi como una comedia bizarra sobre la vida cotidiana de un artista. Fassbinder se burla (con mucho cariño) de este poeta anarquista interpretado por Kurt Raab, de su “genio”, de su hipócrita relación con el dinero, de la peculiar unidad familiar en la que vive, con una esposa a la que no satisface sexualmente y que sólo se muestra interesada en conseguir dinero para pagar las cosas. Evidentemente la película tiene también un trasfondo político, que a mi se me escapa un poco y que me interesa menos. Dudo que los que no la hayáis visto os la podáis imaginar por lo que acabo de decir. El estilo y los referentes que maneja venían seguramente del teatro alemán rupturista que él practicó en su juventud. Siempre es liberador ver algo cuyos referentes desconoces, porque entonces la sensación es como de algo que te llega de otra dimensión. Para que me entendáis un poco mejor diré que Satansbraten es como un cruce entre el John Waters de Desperate Living, el Fassbinder de La ruleta china, y un mucho de La pareja basura.

satansbraten 5

Animado por el éxito de esta elección y ansioso de ver algo que continuara en esa línea y así prolongar un poco más el corte de mangas a la tiránica playlist, por la noche, ese mismo día, vi otra película, y conste que no suelo ver dos películas en un mismo día. La elegida fue The Trouble with Harry. La elegí principalmente por su color. Satansbraten tenía también unos colores increíbles- Todas las pelis de Fassbinder de esa época los tienen. También porque hacía eones que no la veía y no tenía un gran recuerdo de ella. Es curioso. Hitchcock haciendo comedia. Casi tan raro como Fassbinder haciendo comedia.

harry 1 harry 2 harry 3

Los impresionantes planos ambientales que nos introducen en la historia, con ese Technicolor tan increíble, me convencieron de que, conectase más o menos con ella la vería hasta el final. Todos conocéis el argumento. En un pequeño y apartado pueblo aparece un cadáver en el bosque y temerosos de ser inculpados de alguna manera todos los personajes eluden la responsabilidad de denunciar el suceso y  juegan a esconder el cadáver. Como Fassbinder, Hitchcock contruye una comedia muy personal. Ninguna de las dos películas es realmente una comedia según las convenciones de la época. Viendo Satansbraten tardamos un rato en descubrir que Fassbinder estaba haciendo una comedia. Con The Trouble with Harry sucede algo parecido. Si no se hubiera vendido siempre como la comedia de Hitchcock, la película -situada entre To Catch a Thief y The Man who Knew Too Much– sería más bien una película rara. Un divertimento personal bastante extremo que milagrosamente terminó estrenándose en las salas. En el cine de Hitchcock siempre ha habido mucho humor. En The Trouble with Harry podemos ver cómo es una película suya desprovista de toda la tensión asociada al suspense, dejando sólo ese humor suyo tan característico, que explotó tan bien en las intros de la serie Alfred Hitchcock presenta.

the birdsPlano típicamente Hitchcockiano en The Birds

Las dos películas exigen al espectador un esfuerzo importante. Debes entender el experimento, aceptar un estilo interpretativo absolutamente artificial. En Satansbraten todos los actores sobreactúan y las reacciones de los personajes nunca son las que esperas. En Harry sucede algo muy parecido. Los actores actúan como si encontrarse cadáveres fuera algo trivial. Nadie reacciona de forma realista. El drama está sublimado con el humor. Ya entonces me di cuenta de que ambas películas estaban sorprendentemente más relacionadas de lo que hubiera nunca imaginado. En ese momento Pedro P. me hizo un guiño y la Matrix se acopló por fin. Los astros se alinearon, las películas también.

harry 4 satansbraten 6

No terminan ahí las sincronías de ambas películas, las dos describen a un grupo de personas que viven aisladas de la sociedad, ajenas a la moral burguesa y libres de las rutinas amorosas, laborales, que dictan la cotidianeidad de todo el mundo. Cada autor marca la gravedad de ese mundo aparte que han construído, algo que realmente muy poco autores logran. También hay conexiones directas entre las dos películas, como que las dos coincidan en tratar el tema de cómo se relaciona el artista con el dinero. En Harry John Forsythe, un pintor sin éxito recibe de pronto la oferta de un millonario que quiere comprar sus cuadros. Le ofrece un cheque en blanco, pero él lo rechaza, prefiriendo pedir a cambio cosas concretas que hagan felices a los miembros de la comunidad en la que vive y en la que es feliz. También en Satansbraten hay crímenes equívocos y cadáveres encontrados.

satansbraten 8 harry 5

El cine te habla. Escúchalo.

Chabrol: early years

Posted in Movies with tags , on 02/03/2013 by insermini

les cousins 02

Desgraciadamente, por su manera de trabajar, Chabrol está obligado a necesitar mucho dinero para hacer sus películas. Con menos dinero hubiera hecho películas más baratas y hubiera aprendido a trabajar de forma perfecta con un presupuesto reducido. Ha sucedido exactamente lo contrario. Ha aprendido a hacer películas chapuceras con un gran presupuesto. También es una manera.”

Son palabras de Fassbinder, que con los años se hizo más y más crítico con el cine de Chabrol, hasta convertirse en antifán, y eso que el genio alemán le había dedicado su primera película, El amor es más frío que la muerte (1969). Llegó incluso a repudiar sus primeras películas, que tanto le habían gustado años atrás. A mi me da un poco de pena que esto fuera así porque me gustan mucho los dos. En “Algunos pensamientos desordenados en torno a las películas de Claude Chabrol” un artículo incluído en “La anarquía de la imaginación” Fassbinder le echa en cara muchas cosas a su antiguo ídolo: que si no amaba a sus personajes, que si su ataque a la burguesía era sólo postureo… Por lo menos no le niega talento como contador de historias.

beauserge03les cousins 03

Me parecía bien invocar a Fassbinder ahora que he visto las dos primeras películas de Chabrol El bello Sergio (1958) y Los primos (1959) porque viéndolas me acordé de él. No estoy para nada de acuerdo con lo que dice y no acabo de entender su cabreo con Chabrol, lo que sí puedo es imaginarme a un joven Fassbinder encantado con estas películas bastante tremendas y todavía de bajo presupuesto. Recomiendo verlas casi como un programa doble porque están muy relacionadas. Los primos parece una respuesta a El bello Sergio. Algo así como si Chabrol hubiera querido decir:  “con El bello Sergio vine a decir que la vida en la Francia rural apesta, con Los primos quiero decir que la vida de los urbanitas parisinos también apesta“.

Andy y los pantalones de leopardo de Fassbinder

Posted in Movies with tags , on 24/10/2012 by insermini

Martes, 2 de marzo, 1982. Berlín

“Nos acercamos a donde Fassbinder estaba rodando Querelle, que está basada en un libro de Genet. Brad Davis es el protagonista. Me hice una foto con Brad y me firmó un autógrafo para Jon en un cenicero. Quedamos con Fassbinder, que iba vestido muy extravagante. Llevaba unos pantalones muy ajustados de piel de leopardo, y uno de los tíos que había allí dijo que parecía que Fassbinder se había vestido así por mí, porque normalmente va vestido muy normal, de cuero negro. Parecía un domador de circo. (…)”

Andy Warhol, Diarios /Ed. Anagrama

Franz Biberkopf

Posted in Movies with tags , on 07/03/2012 by insermini

En el ciclo que estoy montando sobre cine que uno debería ver mientras el mundo se hunde no puede faltar la monumental adaptación que hizo Fassbinder de la novela de Alfred Döblin Berlin Alexanderplatz. Para que así conste nombro a su protagonista Franz Biberkopf – nuestro querido Biberkopfchen– muso oficial del ciclo (ex-aequo con Paul Muni, claro).

El mercader de las cuatro estaciones, 1971

Posted in Movies with tags , on 13/12/2009 by insermini

Siempre queda alguna película de Fassbinder por ver. Nada raro pues en un período de 13 de años filmó casi 40 películas. Fue lo opuesto a un director ensimismado, vaya. De El mercader de las cuatro estaciones me ha cautivado la dramaturgia típicamente fassbinderiana y el magistral trabajo de cámara de Dietrich Lohmann. La película es una de las más disfrutables de Rainer Werner y a sus años todavía resulta moderna.

Arriba el espectacular desnudo de Ingrid Caven, abajo Hannah Schygulla de espaldas y más…