Archivo para Fotografía

Rood

Posted in Movies with tags , on 18/05/2012 by doctorinsermini

Rojo en holandés es Rood. De ahí el extraño título del post. Estaría yo loco si dejara fuera estas maravillosas capturas de El Cuarto Hombre. A nivel visual y estético la película está cargada de simbolismo y el color rojo, claro, siempre es señal de peligro. Para el protagonista la pesadilla comienza cuando Christine, vestida de rojo, le invita a un Bloody Mary, y en sus visiones premonitorias siempre hay un elemento de ese color.

Una más de las docenas de entradas que me inspira la película. Y con esto vamos dejando ya a Paul Verhoeven (o no).

Noir Style

Posted in Movies with tags , , on 12/05/2012 by doctorinsermini

La escena del interrogatorio de Instinto Básico es uno de los highlights de la película. Más allá del fuego cruzado de preguntas y respuestas y de esa gran lección que aprendimos – “hagas lo que hagas, cuando vayas a un interrogatorio no te pongas bragas”-, la escena es antológica sobre todo en lo que se refiere a técnica fotográfica. El responsable es el director de fotografía holandés Jan de Bont y merece un post para él sólo.

Jan de Bont, que más tarde dejaría la dirección de fotografía para dedicarse a dirigir su propias películas, empezó en esto del cine de la mano de Paul Verhoeven. Juntos hicieron sus primeras películas y juntos alcanzaron el éxito. En 1981 de Bont dio el salto a Hollywood con La primera lección. Unos años más tarde, le seguiría su colega Paul, con Robocop (1987); y aunque en ese lapso de tiempo siguieron colaborando, en Estados Unidos no trabajarían juntos  hasta 1992, precisamente en Instinto Básico. Ignoro si en este reencuentro tuvo algo que ver Michael Douglas, porque antes de Instinto, de Bont y él habían coincidido ya en varias películas: La Joya del Nilo, Black Rain y Resplandor en la Oscuridad. Su buen hacer en estas y otras grandes producciones americanas le dieron fama y le convirtieron en el operador más solicitado de finales de los 80/primeros noventa. Ya se sabe lo rápidamente que Hollywood asimila el talento llegado de Europa.

En mi opinión, cuando más brilla el talento de Jan de Bont es en la iluminación de interiores. No digo para nada que descuide los exteriores, en absoluto, pero su forma de iluminar los interiores resulta compleja y digna de estudio. Los puristas y los devotos de la luz natural pueden señalar lo artificial de su técnica, lo cual es verdad, pero yo lo matizaría diciendo que más bien es “maravillosamente artificial”. Por ejemplo, la escena del interrogatorio de Instino Básico tiene una fotografía en absoluto realista. Jan de Bont ha explicado que para conseguir la atmósfera de cine negro que buscaba, para conseguir un bello juego de sombras con ecos del noir clásico se le ocurrió poner las luces en el suelo. En los fotogramas de arriba se ve cómo en la base de las paredes hay neones que proyectan una luz fría. Él mismo reconoce entre risas que no existen comisarías así, pero qué mas da, el cine no es sino puro artificio y el  resultado es absolutamente cinematográfico, se consigue plenamente el efecto deseado. El uso de neones ya era algo decisivo en el look de El Cuarto Hombre, sólo que allí se permitió jugar más con el color; en Instinto Básico predominan los tonos azulados y fríos propios de un thriller hi tech de los noventa.

Es una pena que Jan de Bont dejara la iluminación para dedicarse a dirigir rutinarios blockbusters porque en la operación perdimos a un excelente director de fotografía y ganamos un vulgar yes man. Quien sabe…, a lo mejor Paul le pide que vuelva para la próxima.

Vilmos Z.

Posted in Movies with tags , on 10/11/2010 by doctorinsermini

McCabe and Mrs. Miller, 1971

Deliverance, 1972

The Long Goodbye, 1973

Blow Out, 1980

 

Hace tiempo que le debo una entrada a Vilmos Zsigmond, posiblemente el director de fotografía que dominó el cine americano en los años 70. Su estilo naturalista conectó muy bien con el nuevo cine que estaba surgiendo. En esa época trabajó con Robert Altman, John Boorman, Brian De Palma, Steven Spielberg, Michael Cimino, etc…

Actualmente, sea a causa de la edad o porque el cine comercial se parece cada vez más y más a un videojuego Vilmos Zsigmond se prodiga menos.  No es raro que en los últimos años Woody Allen lo haya convertido en su operador habitual. Juntos han hecho Melinda y Melinda (2004), Cassandra’s Dream (2007) y You’ll Meet a Tall Dark Stranger (2010).

Cada vez que veo una película con foto de Vilmos siento que debo hablar de él,  básicamente porque para lo grande que es no me parece que esté muy de moda. Así que valga este flashazo de cuatro de sus mejores películas para -muy , pero que muy humildemente- ponerlo de actualidad. Y mañana os quiero ver a todos deletreando su apellido correctamente. Vilmos lo merece.

Robert Burks

Posted in Movies with tags , , on 22/02/2010 by doctorinsermini

Con las películas de Hitchcock sucede que eligiendo un fotograma al azar podemos enmarcarlo y extasiarnos ante él como si fuera una obra maestra de la pintura. Esto sucede con contados autores, se me ocurre Kubrick o Kaurismaki, por citar alguno más actual.
La filmografía de Hitchcock alcanza su máximo esplendor visual de la mano de Robert Burks, responsable de la mayoría de títulos que Hitch filmó entre Strangers on a Train (1951) y Marnie (1964), ambos incluidos. Su colaboración alternó el color y el blanco y negro, y el estilo visual de Burks, maravillosamente artificial, nada naturalista llegó a una sofisticación altísima, consiguiendo las imágenes más alucinantes. Basta ponerse The trouble with Harry, Vertigo, The Birds, Rear Window o The Wrong man (en blanco y negro) para comprobarlo.


Por eso a la hora de admirar el cine de Hitchcock es justo reconocer también la importante aportación de Burks, tan decisiva como lo fue la música compuesta por Bernard Herrman.

Con esta entrada, que tan didáctica ha quedado, empiezo un repaso a los más grandes fotógrafos que ha tenido el cine. Para terminar solo puedo decir ¡Viva el Technicolor! ¡Arriba el Vistarama!



+ 1000 Frames of Hitchcock