Archivo para Gangsters maricas

My Chauffeur

Posted in Movies with tags , , , on 17/12/2013 by insermini

the long memory 01 the long memory 02 the long memory 03 the long memory 04

John Chandos es Boyd, un gángster de sibilina maldad en The Long Memory, electrizante noir británico dirigido por Robert Hamer en 1953.  Aunque no de manera evidente, cualquiera que esté atento puede adivinar que la relación entre gángster y chofer va más allá de lo estrictamente laboral. Las maneras de marica mala del chofer interpretado por Harold Lang y la complicidad entre amo y sirviente no dejan lugar a dudas. El mismo Robert Hamer tuvo que llevar en secreto su homosexualidad en una época en la que esta todavía era ilegal en las islas británicas. Increíble pero cierto.

Anuncios

Johnny “rompecorazones”Clay

Posted in Movies with tags , , , , on 14/08/2013 by insermini

the killing03the killing04the killing05the killing06vlcsnap-2013-08-14-11h19m09s198vlcsnap-2013-08-14-11h19m23s87

En una de las escenas más emotivas de Atraco Perfecto (1956) Marvin Unger, el viejo contable interpretado por Jay C. Flippen le declara su amor a Johnny Clay (Sterling Hayden) momentos antes del atraco.  La respuesta: NO.  Johnny está decidido a casarse con su chica, la buena pero algo sosa Fay (Coleen Gray).

Una pena, hubiera sido un giro argumental interesante.

Hilly Blue

Posted in Movies with tags , , , on 26/07/2013 by insermini

hilly blue (01) hilly blue (02) hilly blue (03)

Divine es Hilly Blue, un gángster que les tiene fobia a las mujeres en el noir futurista de Alan Rudolph Trouble in Mind (1985).

Fante y Mingo

Posted in Movies with tags , , , on 29/08/2012 by insermini

En The Big Combo (1955) Lee Van Cleef es Fante, un violento matón al servicio de la mafia que siempre actúa acompañado por su inseparable amigo Mingo (Earl Holliman). Numerosos detalles nos hacen sospechar que la suya es una relación especial. Comparten habitación, tienen planes de huida en común y juntos forman una pareja cruel y sanguinaria donde también cabe la ternura.

Por todo esto Fante y Mingo entran por derecho propio en nuestra galería de gángsters maricas y aprovechamos para recomendar la película, un soberbio noir de Joseph H. Lewis repleto de grandes momentos.

* Mis agradecimientos a Jorge, de Mil matices de gris por avisarme de la existencia de Fante y Mingo. Quién me lo iba a decir, Lee Van Cleef se une al club de los gángsters maricas.

Lecturitas

Posted in Books with tags , , , on 17/02/2011 by insermini

El año pasado fue un año muy british para mi. Un mes en Londres dio para mucho. Intenté sin mucho éxito que se me pegara algo del estilo british y en mi empeño me empapé de cultura brit, visité los lugares más icónicos, buceé en los clásicos del cine y busqué alguna buena novela que me enganchara. Hoy vengo a recomendaros 3 libros más británicos que el príncipe Carlos que me gustaron y que, como sucede los buenos libros, varios meses después siguen viviendo en mi. Si sois muy lecturitas quizá no os descubra nada nuevo. Si os pasa como a mi, que muchas veces no encontráis una lectura que os motive quizá agradezcáis estas recomendaciones.

Delitos a Largo Plazo, de Jake Arnott.

Los que me seguís ya sabéis lo mucho me fascina la figura del gángster marica, por eso fue todo un descubrimiento toparme con esta novela. Varias historias interconectadas que giran en torno a Harry Starks, un gángster marica corpulento, machote, algo sádico y con recurrentes episodios de locura. La novela es de lectura fácil, no es nada pretenciosa y ofrece un vivo retrato del swinging London, con sus cambiantes modas y su principal fauna: músicos, camellos, políticos corruptos, starlettes, chaperos, feministas, gángsters de medio pelo, los gemelos Kray, etc… Es el primero de una trilogía.

Si te gustó la escuela, te encantará el trabajo, de Irvine Welsh.

No había leído nada de Irvine Welsh. Me gustó tanto el título el título que me hice con el libro. Una colección de relatos que oscilan entre la comedia negra a lo Tarantino, el terror, el humor y también los ambientes drogatas de su célebre Trainspotting. Ignoro cómo son sus obras anteriores, por lo que se comenta en Si te gustó la escuela, te encantará la escuela pierde parte de su cinismo pero gana en humanidad. A mi me encantó enterito, una obra maestra como una catedral. El relato que cierra el libro, El Reino de Fife, es la hostia. No puedo expresarlo mejor.

Campos de Londres, de Martin Amis.

Un clásico moderno de la literatura universal. Los que hayáis leído algo de Martin Amis ya sabéis que no es un autor de fácil lectura. Yo mismo, que solamente había leído su Tren Nocturno, a punto estuve de mandarlo a la mierda. Son más de 500 páginas que exigen al lector un esfuerzo importante para conseguir entrar en lo  que Amis cuenta. En más de una ocasión lancé el libro lejos de mi, gritando e insultando a su autor y negándome a continuar. Sin embargo -y es que debo ser algo masoquista- siempre volvía a él y poco a poco terminé por entrar en el complejo drama que cuenta London Fields. Un peculiar triángulo amoroso compuesto por un estafador piltrafilla (Keith Talent), una bella  aspirante a suicida (Nicola Six) y un  calzonazos forrado que trabaja en la City (Guy Clinch).

Los arrebatos de furia me los provocaba principalmente el estilo literario de Amis,  que de tan brillante, tan deslumbrante, casi resulta insoportable. Si no lo dejé fue por el personaje femenino, Nicola Six, la heroína de la novela, una víctima en busca de su asesino, que a sus treintaypocos ya no le encuentra aliciente a nada. Nicola es un personaje fascinante que funciona muy bien como hermosa metáfora de un mundo cansado, contaminado, estresado y sucio, poblado por hombres a los que ya no se les pone dura y que han hecho de la estafa su único modus vivendi. Es imposible resumir un libro como London Fields. Lo mejor es leerlo. A mi me cabreó, pero meses después sigo pensando en Nicola Six, en Keith Talent y en sus dardos.

Gangsters maricas

Posted in Movies with tags on 04/11/2010 by insermini

Aunque a alguien le pueda parecer que el título del post es efectista o algo peor, lo siento pero no puedo titularlo de otra manera porque esto trata de eso, de gangsters maricas en el cine. Al que esto escribe el tema le fascina y mucho. Hasta el punto de que en una próxima vida no le importaría ser un mafioso gay o mejor aún ser el chofer de alguno.

Ya en tiempos del cine negro clásico había gangsters maricas. Peter Lorre interpretando a Joel Cairo en El Halcón Maltés y todos esos villanos del tipo Sydney Greenstreet que generalmente van acompañados por un jovencito que les hace las funciones de asistente personal, chofer, matón…  Claro que el código Hays hacía que todo eso fuera más sugerido que mostrado.

Peter Lorre/ Sydney Greenstreet

La frecuente admiración de muchos gangsters hacia sus madres puede ser interpretada también como indicio de una homosexualidad latente. Recordemos a Cody Jarrett/James Cagney en White Heat, en ella su novia Virginia Mayo lo pasa bastante mal, siempre eclipsada por la sombra de mamá.

Otro gángster rarito es Clyde Barrow, que como bien muestra la película de Arthur Penn siempre le ponía pegas a Bonnie Parker cuando ella quería intimar un poco más con él.

Warren Beatty/ Clyde Barrow

Pero la culpa de que escriba este post la tiene en primer lugar Harry Flowers, el gángster marica de Performance y en segundo lugar A Very British Gangster un documental de 2007 sobre un gángster real de Manchester, Dominic Noonan alias Dominic Lattlay Fottfoy.

A Very British Gangster está más cerca del reportaje televisivo (en este caso para el Channel 5 británico) que del documental típico y su principal atractivo es Dominic Noonan, el  padrino de Manchester que se ha pasado casi toda la vida entre rejas y que está habituado a la violencia. Si no fuera porque allá donde va le sigue una corte de muchachos con acné nunca sospecharíamos que estamos ante un gángster gay.

Dominic Fottfoy y su gang

La sombra de Harry Flowers en futuros gangsters maricas es evidente pero a su vez el personaje de Harry estaba directamente inspirado en Ronnie Kray, uno de los célebres gemelos Kray y esto merece un punto y aparte.

Los gemelos Kray, Reg y Ron (dcha.)

Cuenta la biografía de los Kray que cuando la policía los arrestó Reg estaba en la cama con una chica y Ron estaba con un efebo de rubios cabellos. La noticia de que Ronnie, el duro, prefería las bananas a los higos (expresión oída en A Very British Gangster) sorprendió a todo el mundo ya que la imagen que proyectaba estaba muy alejada del estereotipo gay. Conocida es también la anécdota de que Ronnie le pegó un tiro a uno que se atrevió a llamarlo gordo maricón en un pub londinense.

Villain, 1971

Otro gángster inspirado por Ronnie Kray es el personaje interpretado por Richard Burton en el  clásico brit  de 1971  Villain (en España, El Gángster). En ella Burton interpreta a Vic Dakin un gángster sádico, de maneras brutales que siente devoción por su madre (ayy Edipo!). La película es un thriller bastante reinvincable con una cuidada producción y un Richard Burton brutal. Sólo su tono de voz pone los pelos de punta. Su objeto de deseo en la película: Wolfie (Ian McShane).

En otro clásico brit, The Long Good Friday Paul Freeman interpreta a Colin, mano derecha de Harold (Bob Hoskins) cuya afición a saunas y piscinas cubiertas termina jugándole un mala pasada.

Paul Freeman y Pierce Brosnan/ The Long Good Friday

Hay más gangsters maricas pero termino ya recordando que la vida de los Kray fue llevada al cine en 1990 por Peter Medak en The Krays, aquella película con los hermanos Kemp, del grupo musical Spandau Ballet. Otro día retomaremos el tema, hoy los gángsters maricas británicos se han hecho con el post.

Harry Flowers

Posted in Movies with tags , , on 18/09/2010 by insermini

Johnny Shannon es Harry Flowers en Performance, un gangster típicamente british aficionado a mirar revistas en la cama mientras le ponen al día de sus asuntos. Aunque parece un oso amoroso cuando se enfada da mucho miedo, tanto  tanto como Bob Hoskins en  The Long Good Friday.