Archivo para Jim Thompson

¿Eres un ser humano o sólo un fantasma hambriento?

Posted in Movies with tags , , on 24/11/2013 by insermini

u turn 01u turn 02 u turn 03u turn 04

Apuesto a que ahora no sabes si matarme… o echarme un polvo

Cuando le preguntaron a Oliver Stone porqué había hecho una película como U Turn, dijo que le apetecía hacer una película que le hubiera gustado ver siendo adolescente. Yo no sé si la culpa de que me guste tanto la película es del adolescente que llevo dentro. Ya en su momento cuando la vi en el cine me divirtió horrores. La historia arquetípica de un hombre atrapado en una situación progresivamente peligrosa, que le empuja al asesinato siempre me resultará atractiva. Y en este caso el estilo artificioso del Oliver Stone de la época se reveló de lo más acertado. La cámara nerviosa, el montaje sincopado y la luz maravillosamente estilizada de Robert Richardson llevan el relato a otra dimensión, lejos de los caminos del cine puramente comercial. Luego está el reparto. Sean Penn, J. Lo, Nick Nolte, Billy Bob Thornton, Joaquin Phoenix, Powers Boothe, etc… ¡La música de Morricone! La dirección artística. Y por encima de todo, lo que realmente la convierte en una de mis películas favoritas de los 90’s y uno de los contados noirs modernos interesantes: el tono. Un tono que recuerda mucho, sospechosamente mucho a las novelas más pasadas de rosca de Jim Thompson. En concreto parece que John Ridley escribió U Turn después de haber leído La sangre de los King. Una novela brutal, incorrecta, yo diría que impublicable en la actualidad en la que Thompson dejó bien clarita su torcida visión de la condición humana, escenificada en una historia de esas que pueden suceder en la America profunda. De fondo, el paisaje indio teñido de rojo sangre, exactamente como en U Turn. Es muy raro encontrarse con una película que refleje de manera tan fiel ese mundo exagerado de locura, sexo, paranoia y muerte, que sepa reproducir esa comicidad tan particular. Ni siquiera en las adaptaciones oficiales de sus novelas suele suceder. U Turn es absolutamente la mejor película de Jim Thompson no basada en Jim Thompson. Y ese es el mejor piropo que se me ocurre.

Jim

Posted in Movies with tags on 03/07/2011 by insermini

Jim Thompson en Adios, muñeca (1975. Dick Richards).

Resulta entrañable que la única aparición en cine del escritor de 1280 almas sea en una adaptación de Raymond Chandler. En la película comparte escena con Robert Mitchum y con Charlotte Rampling, que interpreta a su esposa. Todo muy raro y muy alucinante para los fans de Jim Thompson. Otra excusa más para ver la película.

The Killer Inside Me, 2010

Posted in Movies with tags , on 18/09/2010 by insermini

Por fin mis retinas han visto The Killer Inside Me, adaptación de la novela de Jim Thompson y naturalmente el mundo necesita saber qué me ha parecido. Pues allá voy, y tranquilos, que no hay espoilers.

Desde el momento en que hubo noticias de esta película mi excitación fue en aumento. Los más asiduos sabéis lo mucho que me gusta Jim Thompson. Que el proyecto estuviese en manos de un director tan impredecible como Michael Winterbottom no me disgustaba. Recordemos que la mejor adaptación hasta la fecha de una obra suya se la debemos a Stephen Frears, otro británico difícil de etiquetar y de carrera desigual, justo como Winterbottom. Para mi y para muchos The Grifters es una obra maestra como una catedral que consigue que reconozcamos a Jim Thompson casi en cada fotograma. Que Casey Affleck se perfilara como Lou Ford tampoco me parecía mal. Casey me irritó un poco en Gone Baby Gone pero culpé a su hermano Ben por ello, para mi era un claro caso de miscasting, él se veía demasiado crío para el personaje que le tocó, pero bueno, esa es mi opinión, mucha gente adora esa película.

Por otro lado The Killer Inside Me es una de las grandes obras de Jim Thompson, novela que Stanley Kubrick describió como “la historia más escalofriante que haya leído sobre una mente criminal”. Comprended mi excitación ante esta nueva adaptación. Digo nueva porque hay otra adaptación anterior protagonizada por Stacy Keach en 1976 que no dejó muy buen recuerdo a los pocos que la vieron. Si algún día la editan bien, le echaré un vistazo. Mi intuición me decía que por fin la novela iba a tener su versión fílmica definitiva.Una vez estrenada la película no quise dejarme influir por las “mixed reviews” que me iban llegando.

Pues bien, una vez vista la película puedo decir que la versión de Winterbottom se acerca, mucho por momentos, al espíritu de Jim Thompson pero que en conjunto no está a la altura de lo que yo deseaba, no me ha parecido la obra maestra que la novela merece. Eso no significa que The Killer Inside Me no sea una de las películas más disfrutables del año.

No voy a detenerme ahora a analizar porqué la película no alcanza en un cien por cien sus objetivos, principalmente porque me falta la distancia necesaria para hacerlo. Tendría que volver a verla y dejarla reposar, y quizá releer la novela… Sí voy a exponer porqué opino que estamos ante un regalo para los fans de Jim Thompson y ante uno de los títulos del año, cosa por otro lado no tan difícil dada la cantidad de mierda, en 3D o no,  que invade los cines.

Desde el principio la película nos atrapa con sus bonitos créditos y también con su excelente fotografía en cinemascope, lo cual servidor siempre agradece. Sólo eso ya es casi más de lo que muchas películas ofrecen. Sigamos. Casey Affleck está sorprendentemente bien en la película. Los fans de la novela llegamos a ver en él al Lou Ford que conocíamos, con su acento pueblerino y su cara dura mal disimulada. Ahí la película se anota un gran tanto, que es extensible al resto del reparto, Ned Beatty, Elias Koteas, Simon Baker, Bill Pullman.. todos ellos extraordinarios. También Jessica Alba y Kate Hudson están muy bien como las zorritas imaginadas por Thompson. Pienso que él mismo les hubiese dado como mínimo un aprobado alto.

Hablemos ahora del hermanamiento esta película con Wild at Heart, de David Lynch. Winterbottom fomenta sin tapujos el parentesco de ambas películas, que se deja notar especialmente en el look y en el tratamiento de la violencia. Recordemos que Wild at Heart nace de los textos de Barry Gifford, un escritor que ha citado más de una vez a Jim Thompson como influencia más o menos consciente. Así que el hermanamiento buscado por Winterbottom me llega al corazón y no digamos ya cuando en una escena usa la misma composición de Richard Strauss que Lynch usó en los créditos iniciales de su película. No sé vosotros pero yo es oir esa música cargada de fatalidad y me pongo a levitar. Puntazo para Winterbottom.

En cuanto a la fidelidad a la novela, The Killer Inside Me es una traslación a la pantalla casi literal, con mínimas alteraciones respecto al texto original. ¿Qué falla pues? ¿Acaso les faltó presupuesto? Nop. ¿Qué impide que la película haya colmado mis expectativas?

Dejo para el futuro la respuesta, que  tiene que ver, me temo, con el eterno problema que presentan las adaptaciones literarias al cine, eso de ¿somos fieles al texto o al espíritu? ¿Está bien que me tome licencias y que haga mío este material? The Killer Inside Me demuestra que seguir fielmente el texto no garantiza un resultado óptimo, que en el cine hay demasiados elementos en juego como para depender sólo de eso.  Aún así,  la película resulta dura, impactante, con varios momentos de verdadero cine. Como he dicho, un regalo para los fans de Jim Thompson, que no sentirán enfado al ver su nombre en los créditos.

The Killer Inside Me

Posted in Books with tags , on 03/07/2008 by insermini
El Asesino Dentro de Mí
Cuando la leche se derrama, ya no se puede recoger“.
(Lou Ford)

Los fans españoles de Jim Thompson estamos de enhorabuena. Tras muchos años de espera por fin se ha reeditado El asesino dentro de mi, uno de sus títulos de oro, publicado originalmente en 1952 y considerado por muchos su mejor novela. Descatalogada desde finales de los ochenta, era realmente difícil encontrar una edición en español del libro.

De la trama no digo nada. Yo me lo inyecté en 2 días y eso que soy vago para leer.

Por un módico precio (6 €) podéis haceros con esta joya del autor de 1280 almas. No hay excusa.

The Getaway, 1972

Posted in Movies with tags , , on 14/05/2008 by insermini

Anoche la vi en pantalla grande. Cool, sexy, violenta, divertida,…

Creo que leeré la novela, a ver cómo es ese final surrealista que escribió Jim Thompson. Si alguien lo sabe que se lo callle.

ANJELICA

Posted in Movies with tags , , on 19/04/2008 by insermini
Anjelica Huston hizo sus primeros pinitos como actriz a finales de los 60 pero tardaría unos años en ser reconocida como tal. No fue hasta 1985, cuando ganó el oscar a la mejor actriz secundaria por El honor de los Prizzi que empezó a ser tenida en cuenta.

Desde que ganó el oscar, Anjelica inició una interesante carrera que evidenciaba que sus cualidades físicas y dramáticas estaban muy por encima del cine convencional que se cuece en Hollywood. De sus películas me quedo con Delitos y Faltas, Misterioso Asesinato en Manhattan, The Witches y Ever After.

En 1990 Anjelica interpretó a Lilly Dillon en The Grifters, de la que ya hablé en el blog anteriormente y la película donde su talento brilló a mayor altura. Hoy le dedico la entrada.

The Grifters

Posted in Movies with tags , , on 16/06/2007 by insermini
Algún día nos detendremos en la filmografía del inclasificable Stephen Frears. Hoy recordamos su excelente adaptación de la novela de Jim Thompson, The Grifters, filmada en 1990 tras el gran éxito de Dangerous Liaisons.
La película contaba con un poker de ases: Martin Scorsese en la producción, Jim Thompson en la base literaria, Donald E. Westlake en el guión, Elmer Bernstein en la banda sonora y sobretodo Anjelica Huston en el papel de su vida. Sin olvidarnos de John Cusack, Annette Bening y el entrañable elenco de secundarios: Charles Napier, J. T. Walsh, Pat Hingle, Stephen Tobolowski, etc…
The Grifters es la historia de supervivencia de tres timadores. Como en la vida y en las mejores novelas de Thompson, el dinero y el sexo son los motores de la historia. Una obra maestra a reivindicar.