Archivo para john huston

Devolvedme la suciedad

Posted in Movies with tags , , , , , on 22/02/2017 by insermini

moby-dick

Una cosa que me encanta y que me divierte es observar cómo las cosas pasan de moda y se quedan viejas. Eso significa que hay un relevo, que hay algún avance, y eso es una bofetada en los morros a toda esa gente que desea el estatismo y se niega a evolucionar. Pero los avances conllevan siempre una parte traumática, que no es fácil de asimilar, y que casi siempre provoca que uno acabe prefiriendo el territorio cargado de emoción, o sea, lo viejo, el pasado. En esa tesitura me encuentro ahora mismo. Queriendo abrazar lo nuevo y defenderlo pero a la vez sentir que lo único que me pone de verdad es lo viejo. Y toda esta esquizofrenia viene provocada por el hecho de haber ido al cine a ver una de mis películas favoritas, el Moby Dick de John Huston, de 1956. La película me gusta por muchos motivos, no sólo por cómo Huston se apropia de los temas de H. Melville y consigue construir un discurso muy personal, que conecta esta película con todo su mundo. Me produjo shock verla por primera vez proyectada en 35 mm. y – aunque la proyectaron en un formato cuadrado que no es el original y el que tocaba- me di cuenta con mucho horror de que la belleza de la película era aún mayor de lo que yo pensaba, y que el blu americano que tanto me gustaba era en realidad un falseamiento muy evidente, por no decir que una estafa. Vista en cine, la paleta cromática era otra, los trucajes y efectos cantaban más, la experiencia estética era muy distinta. Sin mencionar el hechizo que supone verla en la oscuridad de una sala. Yo que desde aquí, tantas veces he expresado mi éxtasis al ver tal o cual película en calidad superlativa, a partir de ripeados excelentes de copias superiores, me di cuenta de golpe de que la era del blu y del 4k y todo lo que está por venir, será muy amazing, pero, para los que hemos conocido lo anterior supone una pérdida irreversible. Sé que no digo nada nuevo y que esto lo pensáis muchos. ¿Qué es mejor? ¿Ver El halcón maltés en blu o ver una copia con rallajos y con el brillo y el contraste originales? Ahora Criterion ha editado Multiple Maniacs, y me escandaliza ver las imágenes tan limpias de una película que nunca hasta ahora, ni cuando se proyectó su primer puto master, se ha visto con esa nitidez y calidad. Lo sucio debe permanecer sucio, pero eso ya no es posible. Es el signo de los tiempos, y así debe ser.

angela-blurayangela-original-dvd

Con el cine que se estrena ahora sucede exactamente lo mismo. Como pre-millenial siento una antipatía difícil de vencer hacia estos brillantes cachorritos que estrenan sus primeras películas y son ya, desde la primera, perfectas. Les han enseñado que un desenfoque es imperdonable y que el montaje debe ser smart, muy smart, que no aburra ni por un segundo. ¿Os imagináis que las primeras película de Almodovar, de Cronenberg, los Arrebato, Clerks, Henry, Portrait of a Serial Killer, hubieran sido todas perfectas técnicamente? ¿Que la luz estuviera siempre bien, que el contraplano entrara siempre en el momento justo??? Para mí es un horror. Y estos cachorritos tampoco tienen la culpa de ser perfectos. Es simplemente lo que se espera de ellos. Por eso uno debe hacer el esfuerzo de mirar más allá de su pulcritud, de su no-aburrir, y estar dispuesto a valorar lo que hay detrás.

Me inquieta que nos acostumbremos para siempre a la perfección técnica de un plasma, de un blu. Sé que como pasa con los vinilos y la música, va a haber siempre una reacción contraria a este mundo nuevo donde todo es per-fec-to. Habrá webs que permitan acceder a las copias de las películas viejas con sus colores y fallos antiguos. Algo se inventarán. Probablemente no tarde mucho en volver el VHS. Lo que veo en el horizonte como espectador y amante del cine no me  gusta. Está muy relacionado con lo que se está viviendo en todos los campos. En el futuro la gente será toda delgada y todos tendrán la misma cara. Follarás con alguien que es exactamente igual que tú. Todo muy disturbing, así que dejadme que termine de forma apocalíptica. En el mundo que nos espera estamos más cerca de morir que nunca. Sin errores no hay aciertos ni emoción. Necesitamos la suciedad para revolcarnos en ella, para chuparla y hacernos amigos suyos, necesitamos inocularla en nuestro organismo para acostumbrarnos a ella y que no nos mate. En un mundo libre de patógenos, la más leve anomalía nos va a exterminar a todos de golpe. Me cago en los bluray de Moby Dick, en Whiplash, y en todo lo que huele a smart. Por favor, enguarrad vuestras películas, devolvedme la suciedad. Me da la vida.

liz-smart

Anuncios

Huston shirtless

Posted in Movies with tags , , on 03/11/2014 by insermini

____john huston

De nuestra sección “Directores de cine sin camiseta“: John Huston en el rodaje de La noche la Iguana (1964), acompañado por Sue Lyon.

Gracias a los lectores que se acuerdan de mi cuando ven la foto de un director de cine sin camiseta y me la envían.

Mientras tanto…

Posted in Movies with tags , on 21/05/2014 by insermini

Beat the Devil (1953).

De qué hablamos cuando hablamos de cine (I)

Posted in Movies with tags , , on 01/04/2014 by insermini

peter lorresidney greenstreetmary astor bogart

Está bien conocer el punto de vista de los sabios y los puristas siempre que con el tiempo aprendas a reirte de ellos y si procede, también a cagarte en ellos. Como cinéfilo (qué fea palabra, pero no puedo negar que objetivamente lo soy) he pasado por muchas etapas. Empiezas simplemente viendo cine y disfrutando, después (¡horror!) te paras a leer, a escuchar a los críticos, y llegas incluso a replantearte tus gustos. Descubres ese debate de ¿qué es el cine? ¿una historia? ¿un trozo de tiempo? Te contaminas, te vuelves snob, empiezas a perder tu inocencia y a la que te descuidas estás hablando como un crítico y diciendo un montón de estupideces. Creo que con internet la cosa está mejorando, por aquello de que también las minorías y los descreídos tienen su espacio. Pero ese es otro debate. Yo de lo que quería hablar era de El Halcón Maltés, la película de John Huston, de 1941, que me ha llevado a pensar una vez más en esa vieja cuestión, que todavía a veces me atormenta -sí, me atormenta: ¿Qué es el cine? y también: ¿Existe un cine puro, basado en la emoción, libre de argumentos y tramas? ¿Es posible? Y si no existe ¿Importa?

John Huston es uno de mis directores favoritos. Tiene todas mis simpatías no sólo por haber dirigido al menos una docena de obras maestras y otras tantas buenas películas sino también por haber firmado algunos bodrios a los que nunca osaría acercarme, como Evasión y victoria y Annie. Está claro que John Huston tuvo más astucia o más autocontrol que su colega y amiguete Orson Welles, pues pudo edificar una dilatada carrera como director de cine en ese ruinoso terreno que es el cine-comercial-pero-de-autor.

He vuelto a ver El Halcón Maltés (1941). Hacía tiempo que no la veía y esta vez ha sido diferente porque la he visto después de leer la novela y de haber visto la primera adaptación que hizo de ella Roy del Ruth en 1931, bastante mala por cierto. Decir que me ha gustado mucho no es suficiente. La película ha tocado esas cuerdas sensibles que me llevan a preguntarme porqué me gusta tanto tal o cual o cosa, o qué es esa cosa. ¿Qué es El Halcón Maltés sino una sencilla historieta detectivesca sobre un grupo de personajes que buscan una valiosa figura? ¿Qué tiene de especial ese argumento? Yo creo que nada, sin embargo la película es una absoluta maravilla. Es uno de esos casos en los que la concentración de esfuerzos y talentos que hay detrás de toda película cristaliza en algo mucho mayor, mucho mayor que la suma de las partes. El Halcón Maltés-película es en apariencia un argumento, narrado de la manera más clásica. Sin embargo, cuando vemos a la señorita O’Shaugnessy dar vueltas alrededor de una mesa y atizar el fuego, cuando la vemos mentir a Sam Spade, no es sólo una cadena de acciones lo que vemos, es algo que no podemos explicar, pero que sentimos como verdadero. Como una revelación. Y cuando al final, Spade la desenmascara, la desolación de Brigid es contagiosa, traspasa la pantalla. Es una desolación que afecta al espectador, de manera abstracta. De la misma forma que podemos sentir la decepción de Spade como una decepción nuestra hacia el mundo en general. Tengo claro que esto puede que me suceda a mi y no a otro espectador, pero en mi opinión no debo ser un caso tan aislado cuando la película ha alcanzado un puesto tan importante en la Historia. Tengamos en cuenta que por más que ahora la película sea un gran clásico, en el momento de rodarse ni Bogart era la estrella inmortal en la que se convirtió ni la película tenía mayor ambición que la de ser una modesta peliculita que iba a titularse “The Gent from Frisco”.

halcon maltes

Me gusta mucho la idea de que las verdaderas obras maestras del cine no se deben por entero a su autor o a un grupo de técnicos, sino a un algo misterioso que no se puede explicar, a una conjunción extraña de cosas de la que nadie es responsable directo. Yo creo que es el caso de El Halcón Maltés. La película adapta casi palabra por palabra, secuencia a secuencia, la novela y sin embargo la supera. La eleva a otro nivel. No sé cómo ni porqué, ni realmente quiero saberlo, porque eso es lo fascinante, no saberlo. Seguro que Bogart, Mary Astor, Peter Lorre y Sidney Greenstreet tienen mucho que ver pero hay algo más.

¿Qué es el cine? ¿Un argumento? Ahora pienso que esa ya no es la pregunta.

Technicolor (II)

Posted in Movies with tags , , , on 15/06/2013 by insermini

moby dick 1moby dick 2moby dick 3moby dick 1 moby dick 2moby dick 3moby dick 4

Además de una obra maestra más en la inacabable filmografía de John Huston, Moby Dick (1956) es un delirio visual donde el color se erige casi en protagonista. Oswald Morris y Huston eliminaron de la paleta los colores cálidos y brillantes y consiguieron un Technicolor oscuro, casi siniestro. Un maravilloso atentado hacia un sistema de color que había nacido para la estridencia y el glamour. La película fue un rotundo fracaso de público que, según he leído, a día de hoy todavía no ha dado beneficios. En ella todo era anticomercial, la presencia de una gran estrella como Gregory Peck no consiguió hacer olvidar al público de la época ni su extraño look ni la ausencia de mujeres e historias de amor. El Moby Dick de John Huston es casi una película de terror que por fin ahora, con los plasmas y la alta definición podemos disfrutar en condiciones. ¡Viva el HD! ¡Viva el Technicolor siniestro!

Grayson Hall #1: The Night of the Iguana

Posted in Movies with tags , , on 12/08/2012 by insermini

La Noche de la Iguana (1964) es una de la imprescindibles de John Huston. Aunque hay un montón de cosas que me gustan de la película – si no la habéis visto ya estáis tardando- hoy el post se lo dedico a Grayson Hall, que interpreta a la puritana Mrs. Fellowes, encargada de vigilar a Sue Lyon. Grayson es una actriz especialmente conocida por interpretar a la doctora Julia Hoffman en la serie de Dark Shadows (sí, el personaje que luego hizo Helena Bonham-Burton). La Noche de la Iguana fue su primera película importante y en ella dio la réplica sin pestañear a un Richard Burton en estado de gracia y a otras grandes estrellas. De todo el reparto fue la única en obtener una nominación al Oscar. Incomprensiblemente su carrera nunca despegaría del todo. Para mi Grayson era la actriz perfecta, un verdadero animal cinematográfico. Si tenías a Grayson en una película ya no necesitabas nada más. Ni siquiera un guión.