Archivo para John Waters

Devolvedme la suciedad

Posted in Movies with tags , , , , , on 22/02/2017 by insermini

moby-dick

Una cosa que me encanta y que me divierte es observar cómo las cosas pasan de moda y se quedan viejas. Eso significa que hay un relevo, que hay algún avance, y eso es una bofetada en los morros a toda esa gente que desea el estatismo y se niega a evolucionar. Pero los avances conllevan siempre una parte traumática, que no es fácil de asimilar, y que casi siempre provoca que uno acabe prefiriendo el territorio cargado de emoción, o sea, lo viejo, el pasado. En esa tesitura me encuentro ahora mismo. Queriendo abrazar lo nuevo y defenderlo pero a la vez sentir que lo único que me pone de verdad es lo viejo. Y toda esta esquizofrenia viene provocada por el hecho de haber ido al cine a ver una de mis películas favoritas, el Moby Dick de John Huston, de 1956. La película me gusta por muchos motivos, no sólo por cómo Huston se apropia de los temas de H. Melville y consigue construir un discurso muy personal, que conecta esta película con todo su mundo. Me produjo shock verla por primera vez proyectada en 35 mm. y – aunque la proyectaron en un formato cuadrado que no es el original y el que tocaba- me di cuenta con mucho horror de que la belleza de la película era aún mayor de lo que yo pensaba, y que el blu americano que tanto me gustaba era en realidad un falseamiento muy evidente, por no decir que una estafa. Vista en cine, la paleta cromática era otra, los trucajes y efectos cantaban más, la experiencia estética era muy distinta. Sin mencionar el hechizo que supone verla en la oscuridad de una sala. Yo que desde aquí, tantas veces he expresado mi éxtasis al ver tal o cual película en calidad superlativa, a partir de ripeados excelentes de copias superiores, me di cuenta de golpe de que la era del blu y del 4k y todo lo que está por venir, será muy amazing, pero, para los que hemos conocido lo anterior supone una pérdida irreversible. Sé que no digo nada nuevo y que esto lo pensáis muchos. ¿Qué es mejor? ¿Ver El halcón maltés en blu o ver una copia con rallajos y con el brillo y el contraste originales? Ahora Criterion ha editado Multiple Maniacs, y me escandaliza ver las imágenes tan limpias de una película que nunca hasta ahora, ni cuando se proyectó su primer puto master, se ha visto con esa nitidez y calidad. Lo sucio debe permanecer sucio, pero eso ya no es posible. Es el signo de los tiempos, y así debe ser.

angela-blurayangela-original-dvd

Con el cine que se estrena ahora sucede exactamente lo mismo. Como pre-millenial siento una antipatía difícil de vencer hacia estos brillantes cachorritos que estrenan sus primeras películas y son ya, desde la primera, perfectas. Les han enseñado que un desenfoque es imperdonable y que el montaje debe ser smart, muy smart, que no aburra ni por un segundo. ¿Os imagináis que las primeras película de Almodovar, de Cronenberg, los Arrebato, Clerks, Henry, Portrait of a Serial Killer, hubieran sido todas perfectas técnicamente? ¿Que la luz estuviera siempre bien, que el contraplano entrara siempre en el momento justo??? Para mí es un horror. Y estos cachorritos tampoco tienen la culpa de ser perfectos. Es simplemente lo que se espera de ellos. Por eso uno debe hacer el esfuerzo de mirar más allá de su pulcritud, de su no-aburrir, y estar dispuesto a valorar lo que hay detrás.

Me inquieta que nos acostumbremos para siempre a la perfección técnica de un plasma, de un blu. Sé que como pasa con los vinilos y la música, va a haber siempre una reacción contraria a este mundo nuevo donde todo es per-fec-to. Habrá webs que permitan acceder a las copias de las películas viejas con sus colores y fallos antiguos. Algo se inventarán. Probablemente no tarde mucho en volver el VHS. Lo que veo en el horizonte como espectador y amante del cine no me  gusta. Está muy relacionado con lo que se está viviendo en todos los campos. En el futuro la gente será toda delgada y todos tendrán la misma cara. Follarás con alguien que es exactamente igual que tú. Todo muy disturbing, así que dejadme que termine de forma apocalíptica. En el mundo que nos espera estamos más cerca de morir que nunca. Sin errores no hay aciertos ni emoción. Necesitamos la suciedad para revolcarnos en ella, para chuparla y hacernos amigos suyos, necesitamos inocularla en nuestro organismo para acostumbrarnos a ella y que no nos mate. En un mundo libre de patógenos, la más leve anomalía nos va a exterminar a todos de golpe. Me cago en los bluray de Moby Dick, en Whiplash, y en todo lo que huele a smart. Por favor, enguarrad vuestras películas, devolvedme la suciedad. Me da la vida.

liz-smart

Anuncios

A Cold Wind in August, 1961

Posted in Movies with tags , on 29/01/2015 by insermini

a cold wind in august 02 a cold wind in august 03 a cold wind in august 04 a cold wind in august 05 a cold wind in august 06a cold wind in august 08 a cold wind in august 09 a cold wind in august 10 a cold wind in august 11 a cold wind in august 12 a cold wind in august 13

El primer film de culto que recuerdo A Cold Wind in August (1961, Alexander Singer) puede que no haya sido una película de culto en ningún sitio de Estados Unidos, pero siempre se proyectó en Baltimore. Cada vez que una sala de arte y ensayo tenía un fracaso con una película se sacaban de la manga Cold Wind de forma muy parecida a lo que hoy hacen con Harold y Maude.

John Waters (Placeres culpables. Majareta. Ed. Anagrama)

Interiores, 1978

Posted in Movies with tags , , on 23/12/2012 by insermini

Interiores 3 Interiores 4Interiores 1

Hasta Ingmar Bergman estaría celoso, dice John Waters en su libro “Majareta“. Si Interiores hubiera sido hablada en sueco, con subtítulos y dirigida bajo un nom de plume, habría tenido las críticas entusiastas que se merecía, en cambio los críticos parecieron escandalizarse de que Woody Allen no intentase ser divertido y acabaron tratándolo como si Russ Meyer hubiera hecho una película protagonizada por Twiggy en vez de una de sus bellezas pechugonas.

John Waters tiene mucha razón, Interiores (1978) es una obra maestra indiscutible. Tiene un guión perfecto, una fotografía que quita el hipo y una planificación exquisita. Hoy sabemos que Woody también puede hacer cine serio y nos hemos acostumbrado a que de vez en cuando aparezca un Interiores en su filmografía, pero en su momento se comprende que la gente se quedara absolutamente descolocada. Estoy leyendo “Conversaciones con Woody Allen”, un libro que es mucho más que un repaso a su carrera. ¿Y qué podía ver después de casi morir de risa con Toma el dinero y corre (1969)? Pues Interiores (1978).

Boom!

Posted in Movies with tags , , on 14/11/2012 by insermini

Por si no hubiera tenido bastante con ¿Quién teme a Virginia Woolf? me he atrevido con otra experiencia extrema de la filmografía de Dick & Liz. Boom (Joseph Losey, 1968) era la octava película que los Burton hacían juntos y me apetecía verla por el contraste que supone respecto a “Virginia”  pero sobre todo por el lugar especial que ocupa en la historia del cine: inaccesible cima del trash adorada por los sibaritas del buen mal gusto y otras mentes preclaras.

Boom adapta una obra de Tennessee Williams, The Milk Train Doesn’t Stop Here Anymore, y funciona como el antídoto perfecto para la indigestión provocada por ¿Quien teme…”  El blanco y negro se vuelve color y los espacios cerrados son sustituidos por las impresionantes vistas del paisaje mediterráneo. El argumento es casi lo de menos, todo el mundo coincide en que lo mejor de Boom está en otra parte: la decoración, los estilismos de Liz, los diálogos…  Uno no se aburre con Boom, constantemente hay cosas que atraen tu atención y en muchos momentos casi puedes sentir la brisa marina en toda la cara. Finalmente está el misterio de cómo lo que tenía que ser una película seria, de temas “adultos”, dirigida por el prestigioso Joseph Losey terminó convertida en lo que parece un millonario capricho arty de los Burton. ¿Era por la irresistible gravedad que marcaba Liz o había algo más? Ese mismo año Liz y Losey volverían a trabajar juntos en Secret Ceremony, otra película de la galaxia WTF que a mi me encanta. Sin duda los dos se encontraron en el momento justo, juntos se internaron en una fascinante dimensión desconocida. Pero yo quería hablar de otra cosa.

Ver Boom y acordarse de Divine es todo uno. No en vano cuando Divine y John Waters hacían sus películas solían poner el video de Boom para inspirarse. La película, llena de detalles extravagantes, les servía de manual de estilo y, en concreto, la interpretación en Liz Taylor como la mujer más rica del mundo, la seis veces viuda Flora Sissy Goforth les marcaba el camino a seguir. John Waters encontró la dramaturgia hardboiled que necesitaba para su cine y Divine se convirtió en Liz Taylor.

Años más tarde John Waters fue invitado a una velada en casa de Liz y pudo decirle lo mucho que le gustaba Boom. “Le dije Oh, me encanta “Boom”. Ella dijo que era una película HORRIBLE. Se enfadó muchísimo y creyó que la estaba insultando, pensé que me iba a echar de su casa. Parecía Divine. No lo digo con maldad. Quiero decir que Elizabeth Taylor era un gran ídolo para Divine, incluso fumaba cigarrillos Salem sólo porque eran lo que ella fumaba“.

John Waters- Best of 2011

Posted in Movies with tags , on 05/12/2011 by insermini

Pues eso, las mejores películas del año según John Waters.  Un clásico ya en el blog. Copio y pego directamente de Artforum:

1 The Skin I Live In (Pedro Almodóvar) A dark, twisted, beautiful, and, yes, funny shocker from the greatest director in the world. God bless you, Pedro Almodóvar!

2 Mildred Pierce (Todd Haynes) This elegantly shot, pitch-perfect made-for-TV melodrama makes everyone who watches secretly yearn to be a woman with issues. The best period film in decades—period.

3 Justin Bieber: Never Say Never (Jon M. Chu) I’m not kidding. A well-made doc that proves the Bieb was a child prodigy. Wait until you see Justin stick his head into the audience and shake his hair in 3-D. I screamed.

4 Hadewijch (Bruno Dumont) In this grim, fiercely uncommercial movie, a fanatical Catholic young lady from a rich family hooks up with a handsome male Muslim terrorist, and together they blow up a commuter train. Love is strange, especially when God is involved.

5 Kaboom (Gregg Araki) A sexy, well-written, end-of-the-world comedy that succeeds beyond all expectation. Doomsday never looked so hot.

6 If a Tree Falls: A Story of the Earth Liberation Front (Marshall Curry and Sam Cullman) This sad documentary debates the regrets of radicalism as a pack of lunatic-kid tree huggers get caught up in frenzied activism and are suddenly accused by the government of terrorism.

7 The Tree of Life (Terrence Malick) You’d think I’d hate this film, and I almost did—until I realized it’s the best New Age, heterosexual, Christian movie of the year.

8 I’m Glad My Mother Is Alive (Claude and Nathan Miller) This beautifully acted French film is a tragic, harrowing warning to all adoptees: Finding your real-life birth parents isn’t always such a good idea.

9 We Were Here (David Weissman) Half my friends died of AIDS, so this simple and painfully told doc on the disastrous epidemic’s effect on San Francisco is personal. If you don’t sob watching, maybe you should be dead too.

10 Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives (Apichatpong Weerasethakul) A spooky, witty, never pretentious meditation on the otherworldly lust of ghosts and wild animals. Aren’t you glad art films don’t get test-screened?

En casa de John Waters

Posted in Art with tags on 28/09/2011 by insermini

Imágenes del hogar de John Waters descubiertas en Bullet Park. Poco ha trascendido de lo que contó Waters en su reciente visita al Festival Rizoma. Para los losers como yo que no estuvisteis allí os dejo unas perlas que soltó:

La película Jack Ass 3D contiene los momentos más puros en el cine desde Godard.

Soy un speak-freak.

Dedico esta noche a Justin Bieber. Le adoro. ¿Os imagináis que Michael Jackson y Justin Bieber se hubieran conocido…?

Tomar drogas ya es retro…

(La heterosexualidad como transgresión moderna) A mí me gustan las minorías, y hoy todo el mundo es gay…

Si conoces a gente, y no lee libros, no te los folles.

Pedro Almodóvar es el más grande de los directores vivos. Además, tiene a su hermano como productor… ¡Qué tipo más listo!

¿Mi web favorita? Lurid Digs. Analizan el mobiliario de fotos porno… Me encanta.

¿Éxtasis? ¿Una droga que te hacer querer a todo el mundo? ¡Eso es el infierno!

Otra minoría que me gusta es el “blouse”, el homosexual activo, pero femenino.

¿Hay algo más asqueroso que toda esa gente con montones de revistas en el baño? ¡Qué asco!

Soy defensor de Obama, pero no soporto de los demócratas que no sean capaces de comprender a quien piensa diferente a ellos.

Pobres osos. Tienen que salir del armario dos veces.

No se puede llevar pantalones pitillo a partir de los 25 años…

(via)

John Waters- Best of 2010

Posted in Movies with tags , on 21/12/2010 by insermini

Un clásico navideño en el blog. La lista de mejores películas del año según John Waters, que cada año publica en la web de Artforum.

Copio y pego:

1 Domaine (Patric Chiha) My favorite movie of the year. A forty-year-old alcoholic aunt (played by Béatrice Dalle—“Betty Blue” herself!) and her gayish teenage nephew form a perversely close relationship by taking walks together. Lots of walks! So many walks you’ll be left breathless by the sheer elegance of this astonishing little workout.

2 Enter the Void (Gaspar Noé) The best film ever about taking hallucinogenic drugs. Seizure-inducing title credits, cinematography that looks as if it were shot by a Gerhard Richter–influenced kamikaze pilot—even vagina cams. Gaspar, thank you. You’re my sweetheart.

3 Buried (Rodrigo Cortés) The most excruciatingly painful date movie imaginable comes complete with a very smart feel-bad ending. See it with someone you hate.

4 Ricky (François Ozon) A great special-effects movie, though there’s only one effect: a flying baby. If David Lynch and David Cronenberg had sex and one of them magically got pregnant, this film could be their offspring.

5 Joan Rivers: A Piece of Work (Ricki Stern and Annie Sundberg) Talk about granting access! Are you crazy, Joan?! If Jews went to confession, this film would be a sacrament.

6 Jackass 3D (Jeff Tremaine) A scatological, gay, s/m, borderline snuff movie amazingly embraced by a wide, American blue-collar family audience. Isn’t Steve-O chugging down a glass of sweat collected from the ass-crack of an obese man and then vomiting at you in 3-D the purest moment of raw cinema anarchy this year?

7 Life During Wartime (Todd Solondz) Paul Reubens (without a trace of Pee-Wee) is a suicidal ghost who’s still miserable, and Charlotte Rampling plays a bitter, self-loathing hotel hornball. Both performances will break your heart.

8 Dogtooth (Yorgos Lanthimos) If your parents raised you into your teen years without ever once letting you out of the house and taught you that “outside” means climbing in the trunk of the family car and locking yourself in, are you in mental trouble? Hilarious, original, and very discomfiting, the way movies should be.

9 Carlos (Olivier Assayas) I loved all five-plus hours of this French hymn to celebrity revolutionary–turned-mercenary Carlos the Jackal. He’s so sexy that even militant, left-wing German feminist terrorists give him head and his own hostages ask for his autograph.

10 Mesrine (Parts 1 and 2) (Jean-François Richet) Four and a half more hours about another French criminal–folk hero–stud. Who’s badder? More butch? Cuter nude? Carlos or Jacques Mesrine? Why not a subtitled ten-hour “Freddy vs. Jason” combined sequel about both? In Sensurround, s’il vous plaît.

Publicado en Artforum

 

 

Grizelda

Posted in Movies with tags , on 22/04/2010 by insermini

via

The Filthiest Person Alive

Posted in Movies with tags , on 25/03/2010 by insermini

Momento histórico en la Historia del Cine. John Waters le explica a Divine cómo debe comerse una caca de perro para el final de Pink Flamingos.

De la película Divine Trash.

John Waters en la sala de montaje

Posted in Movies with tags , on 13/03/2010 by insermini



Foto de familia

Posted in Movies with tags , on 08/03/2010 by insermini

John Waters (de negro, entre la princesa Cocó y Liz Renay) con el cast de Desperate Living.

Divine Trash, 1998

Posted in Movies with tags , , on 05/03/2010 by insermini

Unos fotogramas de Divine Trash, documental sobre John Waters que se centra en sus inicios como cineasta con títulos como Mondo Trasho (1969) y Multiple Maniacs (1970) hasta la filmación de la mítica Pink Flamingos (1972). Un must para fans de John Waters, que aún sin subtítulos merece la pena ver.

En futuras entregas, más frames de la película, que tanta belleza es para dosificarla.