Archivo para Nicolas Roeg

No mires ahora

Posted in Movies with tags , on 14/03/2018 by insermini

DAPHNE DU MAURIER

¿Habéis leído el relato original que adapta Don’t Look Now? Es prácticamente idéntico a la película de Roeg. Daphne Du Maurier la vio en su premiere americana y le encantó. Sólo hay algunos cambios sin importancia. Todo lo que la hace grande estaba ya en el relato. Bueno, todo no, porque si Dont Look Now-película fuera una cuerda bien tensada y la hiciéramos sonar lo que nos llegaría es mucho más: es Donaggio, es Bava, Operaziones Paura, es De Palma (Brian), Carrie, Dressed to Kill, es Performance, el demonio interior, la prima Rachel, Engendro mecánico, el Casanova de Fellini, ¡¡Casanova!!, es Julie, es Christie, es rojo oscuro, Venezia, Giallo, Donald Cammell, Patricia Highsmith, es Laberinto mortal de Chabrol, es Argento y también Robert Altman, es CINE TOTAL.

Anuncios

Performance

Posted in Movies with tags , , , on 02/09/2016 by insermini

PERFORMANCE RED 03 PERFORMANCE RED 07 PERFORMANCE RED 01 PERFORMANCE RED 08 PERFORMANCE RED 09

Violar al escritor

Posted in Movies with tags , , , on 18/12/2014 by insermini
hombre cayo a la tierra
El hombre que cayó a la tierra era esa película que miraba de reojo y pensaba “será aburrida”. Ni la edición de Criterion, ni que la hubiera hecho Nicolas Roeg – coautor de una de mis peliculas favoritas (Performance)- ni siquiera Bowie eran suficientes para vencer ese prejuicio. Su duración (140 minutos) tampoco ayudaba. Pero últimamente estoy muy receptivo con la literatura de ciencia-ficción, así que cuando me topé con la novela que adapta la película, y viendo que eran 200 páginas peladas no me lo pensé. Walter Tevis, su autor, es famoso sobre todo por haber escrito la novela en la que se basó el clásico El buscavidas, con Paul Newman. Descubrir eso me pareció ideal. NO es un escritor de ciencia-ficción y yo tampoco soy un lector de ciencia-ficción. Podía conectar. Y conecté. Una historia de estructura sencilla, con pocos personajes, que al final tiene muchas más capas de lo que parece. Hay quien hará una lectura religiosa, otros -como yo- nos quedamos con su tono existencial, y luego están los que la verán como una denuncia del capitalismo, una crítica del american way of life o una reflexión sobre las adicciones. Todo ok, nada rollero, entretenido. Sigue siendo muy vigente 50 años después (se publicó en 1963). La recomiendo sin reservas. Mientras la leía me entraron ganas de ver la película. A la vez me daba miedo porque conociendo un poco a Roeg sabía que la película podía arruinar la impresión que me estaba dejando la novela. ¿Y si en el futuro la novela y la película se confundían en mi cabeza? ¿Y si no está a la altura, que es lo más probable? Pero había otros factores, como el estar oyendo a diario el triple disco recopilatorio que ha sacado Bowie. De repente todo era muy Bowie. Tocaba verla.

the man who fell to earth 04

Es realmente difícil hablar de una película como esta, excesiva en casi todo y para nada perfecta, pero con una inventiva visual apabullante. No puedes despacharla con un me gusta o es una mierda. Es injusto y por encima de todo hay que reconocerle el mérito de la extravagancia, que siempre da color y alegría al Cine. ¿Cómo empezar a hablar de El hombre que cayó a la tierra-película? Decía Jodorowsky en el documental sobre su proyecto fallido de Dune, que cuando uno adapta una novela, para convertirla en película, es necesario violar la novela. Él, tan psicomágico y terrenal, pone el ejemplo de que para concebir vida es necesario violar, penetrar a la mujer. No habrá nueva vida si la respetas. Me encanta esta idea. Por sí sola termina con los aburridos debates sobre las adaptaciones al cine de novelas conocidas. Es necesario violar.

jodorowskys dune

Me acordé de las palabras de Jodorowsky nada más terminar de ver la película y la conclusión fue inmediata. Roeg no había violado a Walter Tevis. Y además había sido un poco vago o poco exigente al conformarse con el guión que le entregó Paul Mayersberg. No es que sea un guión malo, pero conociendo la novela se ve bastante claro que Mayersberg había hecho una traslación casi literal de la novela. La estructura es la misma, muchas escenas son literales. En manos de un cineasta sin pretensiones podía haber dado como resultado una película estupenda. No tan creativa como si fuera el fruto de una violación, lo cual automáticamente la hubiera situado en una dimensión superior. Roeg, loco y egomaníaco, con unas obsesiones bastante reconocibles (relaciones de pareja complicadas, sexo, la decrepitud física, vejez frente a juventud) hubiera necesitado un guión diferente para exponer su discurso, o, en última instancia escribirlo él mismo, violando entonces sí la novela de Tevis. En mi opinión la extrañeza que me ha causado la película deriva toda de ahí. Cuando Roeg hizo su película edificó un artefacto muy reconocible como suyo, estéticamente hablando. El estilo visual, el montaje, la música pop, la histeria, el sexo, todo es marca de la casa, pero para quien no ha leído la novela creo que es una película tremendamente absurda. Yo intenté hacer el ejercicio de pretender no saber nada del argumento y me entraba la risa, porque no se entiende casi nada.

the man who fell to earth 03

El libro cuenta la historia de un extraterrestre de aspecto humanoide (Newton) que viene a la tierra con un importante plan por ejecutar, gracias al cual salvará de la extinción a su raza, que apenas sobrevive en su moribundo planeta. El protagonista es muy superior en inteligencia a los humanos y su fisiología especial le hace inmune a las debilidades y desequilibrios que atormentan a la humanidad. Sin embargo, de forma inesperada, progresiva, este ser superior empieza a perder interés en su plan y a entregarse a la bebida. Ese algo misterioso que lo desencadena todo es el tema central de la novela. Sin embargo, parece como si a Roeg ese misterio le interesara bastante poco. Prefiere contarnos una decadente historia de amor entre el extraterrestre y su asistenta, que se hace bastante pesada, con escenas muy largas que no aportan nada. (¡La partida de ping pong!). Toda esa parte final poco tiene que ver con la novela, y resulta muy forzado que Roeg cierre la película con el mismo desenlace de la novela. En la novela es un final coherente y duro. En la película, en cambio, no pega nada.

Todo esto me recuerda mucho a lo que Godard hizo con El desprecio. Los dos utilizan una base literaria para fabricar su artefacto. Pero no la violan, no crean nada superior, son tan geniales que piensan que basta aplicar sus barnices y epatar al personal con algún atrevimiento del tipo que sea. Tal como yo lo veo es como si manosearan la novela, y entre caricias y frotamientos se conformaran con meterle de vez en cuando la puntita. Pero no hay corrida.

the man who fell to earth 02

Performance, 1970

Posted in Movies with tags , , , , on 14/09/2010 by insermini

No hace mucho leí una entrevista con un rockero actual del tipo Pete Doherty , no recuerdo ahora quien era,  que reconocía sin tapujos que de no dedicarse a tocar con su banda sin duda sería delincuente. No se veía a sí mismo haciendo otra cosa para ganarse la vida. Por otra parte también es cierto que ha habido delincuentes que por su carisma, estilo de vida y capacidad transgresora han trascendido su época casi con el estatus de estrellas del rock. Tampoco es casual que Gaisnbourg les dedicara aquella preciosa canción  a Bonnie & Clyde. El rockero y el delincuente comparten un espíritu punk que los convierte a uno en reflejo del otro. De eso trata Performance, la película con la que debutó en la dirección Nicolas Roeg.

El argumento: un violento miembro de un gang mafioso se refugia en el sótano de un rockero totalmente apartado de la sociedad que ha perdido a “su demonio”. El gangster es James Fox y el rockero Mick Jagger, en su primer papel para cine. El encuentro entre ambos resultará explosivo.

De entrada sorprende que un gran estudio  (Warner) se implicara en la producción de semejante artefacto. Parece ser que fue la participación  de Mick Jagger lo que convenció a los mandamases de Warner de que la juventud se volvería loca por ir a verla. De esta manera Performance, escrita por el extravagante Donald Cammell y codirigida por este junto a Roeg, se hizo realidad en 1968. Desde el inicio de su rodaje  la película generó miles de anécdotas y leyendas que continuaron una vez terminada. Una de las más famosas y más divertidas es que en el pase privado para el comité de sabios de Warner, la esposa de un ejecutivo tuvo que salir corriendo a vomitar. Tardó un buen rato en salir del shock. Me lo creo. Aquella señora ignoraba por completo la dimensión de la que procedía la película.

Performance cayó en un limbo de dos años. Su leyenda empezó a crecer y cuando por fin se estrenó en 1970, tras varios montajes y alteraciones – se comprende que por el miedo de Warner a herir sensibilidades- la película gustó más bien poco. Tuvo sus defensores pero la crítica se cebó con ella, le colgaron titulares del tipo “la película más inútil de la historia del cine británico”.

Menos mal que los pases nocturnos y su programación en circuitos de vanguardia acrecentaron su fama hasta la actualidad, llegando a figurar en prestigiosas listas tipo “las 1000 mejores películas de la Historia”.

Para mí ver Performance ha sido toda una experiencia, comparable a cuando ves Blue Velvet o Videodrome por primera vez. Es verdad que me daba cierto miedo toparme con algo del tipo Ken Russell más desmelenado, pero no es el caso. Y no me importa no haberla visto antes porque no fue hasta su edición en DVD en 2007  que se ha podido disfrutar de la película con una buena calidad de imagen. El DVD por fin le hace justicia al impresionante trabajo fotográfico del mismo Nicolas Roeg.

Si no la  habéis visto echadle un vistazo. Si sois fans de Arrebato reconoceréis en la relación de Chas y Turner un claro precedente de la de José Sirgado y Pedro P. No en vano el personaje de Cecilia Roth en esa película se apellida Turner.

Llevo días pensando en Performance, leyendo sobre la película y viendo en bucle el momento en el que Jagger interpreta Memo from Turner. Por no hablar de lo que me ha costado decidir qué fotogramas quería poner. Demasiada belleza para resumirla en unos pocos frames..

+ Performance en Cinebeats