Archivo para nicolas winding refn

Heteradas

Posted in Movies with tags , on 26/08/2019 by insermini

vlcsnap-2019-08-26-08h55m23s098vlcsnap-2019-08-26-08h55m28s344vlcsnap-2019-08-26-08h55m40s803

A los 4 minutos de empezar, Too Old to Die Young (2019. NWR) nos regala esta perla de diálogo. Dos policías hablan entre ellos sobre el infierno al que se ven abocados por culpa de ellas, las mujeres. Claramente, la película serie descubre desde el principio el juego que se traerá en uno de sus niveles más relevantes. Poner esas líneas de diálogo nada más empezar – en la era del #metoo– sólo puede verse como un desafío. Refn apela a la inteligencia del espectador. Sabe que algunos continuarán, otros resoplarán indignados y no terminarán el capítulo. NWR se sabe en el punto de mira y, consciente de que no puede ignorarlo, se lanza a proyectar su visión al respecto. Los gender values de TOTDY son mucho más irónicos, agudos y juguetones que los que expuso Guillermo del Toro en su Forma del agua. Tristemente, del Toro apoyaba la idea retrógada de que las ficciones ahora deben ser inclusivas PORQUE SÍ, ignorando del todo si procede o no que esto influya en el diseño de personajes y en las dinámicas de relación que se dan entre ellos. En su película, había una muchacha sordomuda, un amigo maricón, una amiga negra y gorda, un monstruo venido del agua. Todos ganan. Un canto a la diferencia. Un señalar al gay como monstruo, diría yo. El juego de Refn es mucho más interesante.

Como sucede siempre, cuando algún tema acapara titulares y llega al mainstream, significa que ya es viejo. Mientras la prensa encadena articulitos sobre el metoo, y lleva a cabo su particular caza de brujas, la realidad es que a pie de calle, todo esto ya está vivido. Mirad si no a vuestros hijos, sobrinas, de 15 años. Sólo hablan de poliamor y repudian las etiquetas de género casi de manera instintiva. El modelo Zendaya se ha impuesto. El viejo orden, el de los heteros y los maricones es viejo. Refn lo sabe y su ficción se sitúa en ese futuro que ya ha llegado. Es bonito ver cómo pisando un terreno tan hetero -el de los narcos y los polis- TOTDY resulta tan poco hetera. Casi se diría que NWR ha aprovechado la serie para sacudirse él mismo miedos y prejuicios propios del Refn machirulo. Un ejercicio de lo más saludable. Algo que la vieja guardia hetera no se atrevería a hacer. Yo no me imagino a Scorsese filmando a un hombre cuasidesnudo tomando el sol como si fuera una hermosísima pantera. Muchos rancios llamarán a Refn maricón por cosas como esta y, muy posiblemente, continúen viendo la serie porque ES UNA PUTA MARAVILLA, pero lo harán con un runrún constante, machacón, un poso de incomodidad que no logran espantar.

Este runrún también lo puedo sentir yo, pero de otra manera, de una manera opuesta. Está detrás del hecho de que los dos productos que más he disfrutado este verano sean dos HETERADAS como Once Upon a Time in Hollywood y la aquí presente TOTDY. Cuando se acercaba el estreno de la de Tarantino le pregunté a una amiga si tenía ganas de verla. Su respuesta fue contundente. Resopló y dijo: “ufff, ¡menuda heterada!” Una respuesta nada extraña en el ambiente en el que me muevo. Nos gusta ver caer al machito de toda la vida. Verle desubicado y clamando en el desierto sobre lo injusta que es su vida. Para qué negarlo. Yo lo disfruto. Pero eso no impide que en cuestiones de cine, lecturas y demás sea openminded y evite eso de que el criterio discriminante sea la orientación sexual del director. En el mundo gay está muy extendido lo que un amigo audaz denomina el “menú maricón”. Sólo atienden a productos que tengan algún gay interest. Yo esto no lo entiendo porque en mi vida me he nutrido mucho de cultura hetera. Será porque ya paso de los 40 y he conocido lo anterior, pero si disfruto leyendo a Simenon o a Jim Thompson, no dejo de leerles porque se acostaran con mujeres.

too

Me da un poco de rabia el “menú maricón”. Pasar de la de Tarantino o de la serie de NWR me parece estúpido. Además, NO son heteradas. Las heteradas son otra cosa, son The Big Lebowskiel cine español para cuñados y manaders. Los medios han recibido la película de QT con las garras afiladas. No digo la crítica, me refiero a la prensa convencional, vendida desde hace mucho al click bait. Hemos visto desfilar un rosario de artículos sobre lo malvado que es Tarantino. Sobre su cruel ensañamiento con la mujer. The Guardian ha dicho que esto DEBE parar. ¿Qué hacemos ahora? ¿Obviamos esos cantos a la mujer que son Jackie Brown, Kill Bill o Death Proof? Un machirulo NO hace eso. Hace Fast and Furious.

heteradas

He titulado el post “heteradas” porque antes una película podía no gustarte porque te parecía aburrida, tonta o simplemente porque era una mala película. “Es una heterada” se ha instalado con fuerza en los nuevos baremos de la gente. Tanto en cine como en las demás artes. Sé de gente que no escucha a Confeti de odio, porque son UNA HETERADA. En este momento, el talento, es secundario. Las visiones discordantes, molestan. Ved Too Old to Die Young, por favor. Es el primer gran neonoir del siglo XXI.