Archivo para Norman Mailer

Los hombres duros no bailan

Posted in Books, Movies with tags , on 03/03/2008 by doctorinsermini
Patty te odiaba con toda su alma.

– No sé por qué.
– Yo creo que sí lo sé – dijo Wardley-. Ciertos hombres satisfacen el componente femenino que hay en ellos haciendo que sus mujeres les metan la lengua en sitios muy especiales.
– ¡Cristo!
– ¿Patty y tú hicisteis cosas así?
Wardley, no me gusta hablar de esos asuntos.

En 1984 Norman Mailer publicó Tough Guys Don’t dance, considerada por sus fans como una obra menor, supuestamente escrita en un par de meses con el fin de cumplir los plazos con su editorial. Como no he leído otras novelas del escritor no sé como serán sus buenas novelas, las consideradas mejores, pero desde aquí os digo que tras leer Los Hombres Duros No Bailan estoy muy interesado en leer sus peores novelas.
En la novela Mailer despliega una trama que rezuma sexo, perversión y violencia, en la que un hombre de 40 años al borde de la locura deberá descubrir si es un asesino. Lo que en apariencia es una historia de misterio progresivamente oscura se revela como uno de las más sinceras aproximaciones al tema de la Masculinidad, de lo que supone ser un macho, de donde termina el macho y empieza el… Claro que hoy día no está de moda hablar del macho pero debo reconocer que yo me excito facilmente viendo a los hombres de pelo en pecho debatir sobre su masculinidad, hablar de sus proezas de macho y especialmente de los momentos en que se les transparentan sus miedos a no ser tan masculinos como pensaban. Los hombres duros no bailan.
Si la lectura del libro me elevó a un éxtasis inusitado por lo atrevido, incorrecto y sexy de sus situaciones y diálogos, anoche hice algo que me daba un poco de miedo: ver la versión cinematográfica que el mismo Norman Mailer hizo de su novela en 1987, con producción de los Golan-Globus.

Si leyendo la novela uno evoca personajes y momentos de la filmografía de David Lynch, no sorprende descubrir la sombra de Lynch en la película, proyectada especialmente por la música de Angelo Badalamenti y también por Isabella Rossellini, que si en Blue Velvet representaba la oscuridad en contraposición a la luminosa y rubia Laura Dern, aquí es al revés. Ella sería la modosita y las rubias las peligrosas.

Mailer es un buen escritor y aunque ya había dirigido tres películas anteriormente, en esta ocasión yo diría que le pudieron los miedos a no contar bien la historia; y el ceñirse demasiado a la narración le impidió acceder a otras dimensiones. Se pierde la abstracción y la doble lectura fantástica que sí tiene la novela.

Aún así vale la pena descubrir como visualiza Mailer a sus personajes, en especial a la increíble Patty Lareine. Pese a contar con un gran director de fotografía y un reparto aceptable (muy especialmente Lawrence Tierney) el reto de trasladarla al cine se le quedó un poco grande y Los Hombres Duros No Bailan-película se queda a medio camino de lo que podía haber sido.

Debra Sandlund es Patty Lareine

Lawrence Tierney es Dougy

La película tuvo una acogida aún peor que la novela y en 1988 acaparó nominaciones a los Razzies y fue despreciada por crítica y público. Con el tiempo se está empezando a reivindicar como joya trashy y por suerte fue remasterizada y bien editada en DVD por la MGM.

Os dejo en la ciudad de Provincetown, muy cerca de la Ciudad del Infierno.