Archivo para russ meyer

¡Fatuo! ¡Que eres un fatuo!

Posted in Movies with tags on 07/05/2017 by insermini

RUSS MEYER

Recuerdo haber leído en algún sitio que en un rodaje, Russ Meyer, apremiado por el equipo que le esperaba ya preparado en el set, gritó ACCIÓN!! desde el retrete, donde se encontraba en ese momento, mientras se limpiaba el culo. ¿Hay algo más sublime? Quien conozca al bueno de Meyer no encontrará esta anécdota tan sorprendente, sin embargo, tenéis que coincidir conmigo si digo que esta imagen, la de un artista haciendo su trabajo mientras se limpia el culo, es en sí misma tremendamente liberadora. Su fuerza y su poder es tal, que arrasa con todo un mundo de elevadas ideas asociadas a la forma en la que un artista produce su obra. Es muy necesaria una estampa como esta, tanto, que debería estar enmarcada y presidir las salas de lugares como Filmotecas y festivales de cine. Y los artistas, muy especialmente los que se sienten todo el rato grandes artistas, deberían jaelar y aplaudir esta imagen, pues les hace un gran favor, nada menos que acaba con la idea de fatuidad (me encanta esta palabra) que invariablemente llevan flotando sobre ellos, en su calidad de seres superiores que producen su obra desde su atalaya, en comunión directa con el mismo Dios.

RUSS MEYER 2

Con su sola existencia, Russ Meyer les da en todos los morros. Pero por si esto fuera poco, resulta que su cine es mucho más revolucionario que el del grueso de la mayoría de ellos, y su no-tomarse-en-serio, su desenfado y su energía le elevan finalmente muy por encima. Hay que amar a Russ y a los de su estirpe y adorarles como se merecen, mucho más que a aquellos que se toman el cine como una experiencia religiosa, que siempre son gente fea y que huele a naftalina.

Toda esta reflexión viene provocada por la visión de una película catalana de 2005, aunque realmente parezca hecha en 1987, Cineastas contra magnates, que aún con sus detalles curiosos, me ha cabreado en más de un momento por su trasnochado punto de vista y la mitificación que hace de los directores de cine. Para empezar, llamar a alguien cineasta a mí me suena a insulto – ¡qué palabra fea!- y segundo, no seamos tan ingenuos por favor, que el cine es un arte, sí, pero es un arte caro que debe dar dinero, y claro que se cometen atrocidades y se seguirán cometiendo, vivimos en un mundo en el que le pusieron a un coche el nombre de Picasso.

vlcsnap-2017-05-07-10h28m56s222vlcsnap-2017-05-07-10h28m58s420vlcsnap-2017-05-07-10h29m00s189

Un apunte final sobre Cineastas contra magnates, aunque no se entienda si no conocéis la película: a ver si te enteras, muchacha con sombrerito, ahora mismo somos los espectadores los primeros en destrozar las películas. Viéndolas en teléfonos, portátiles, tablets, mientras hacemos multitasking. Interrumpiendo el visionado constantemente. También las destrozamos capturándolas y haciendo gifs. Incluso hay quien directamente se salta las partes aburridas. Por todo ello, el espectador destroza las películas mucho más que los magnates, guapa. La próxima que hagáis debería llamarse Cineastas contra espectadores. Y si repites como narradora no dejes que te pongan ese estilismo de musa de la progresía catalana. Está pasadísimo.