Archivo para Vilmos Zsigmond

The Name of the Game Is Kill!

Posted in Movies with tags , on 09/09/2015 by insermini

the name of the game is kill 01 the name of the game is kill 02 the name of the game is kill 03 the name of the game is kill 04 the name of the game is kill 05 the name of the game is kill 06 the name of the game is kill 07 the name of the game is kill 08 the name of the game is kill 09 the name of the game is kill 10 the name of the game is kill 11 the name of the game is kill 13

The Name of the Game is Kill! (1968) D.: Gunnar Hellström D.P.: Vilmos Zsigmond

Anuncios

The Blow Out Experience

Posted in Movies with tags , , , , on 13/12/2011 by insermini

En la foto podéis ver las tres ediciones diferentes de Blow Out (1981. Brian De Palma) que tengo en casa. A la izquierda el VHS editado en los 80 por Video Movies, junto a él la flamante edición de Criterion y a sus pies la edición de MGM, que es la versión que podíamos encontrar en España. La mejor versión de Blow Out que había disponible… hasta que llegó la edición de Criterion.

Como sabéis, Criterion es un sello audaz y visionario que con el tiempo se ha hecho con un catálogo que quita el hipo. Sus ediciones están cuidadosamente presentadas, con unos diseños maravillosos y abundantes extras que siempre son todo un tesoro. La edición de Blow Out fue lanzada a principios de año y ahora que por fin la tengo en las manos puedo afirmar lo que ya suponía, que es una joya de DVD. Como de costumbre, Criterion ha hecho su propio transfer a partir de una copia en 35 mm. con la supervisión de Brian De Palma y el resultado es Blow Out como nunca antes la habíamos visto. El principal beneficiado es Vilmos Zsigmond, responsable del look fotográfico de la película, pues el nuevo master mejora y matiza el soberbio trabajo que realizó en su día. Para que veáis lo que quiero decir, he hecho una comparativa con las versiones de DVD de MGM y de Criterion. El resultado es bastante inquietante para los puristas. Ahí van unos fotogramas que revelan que la versión MGM era manifiestamente mejorable. En algunos planos la diferencia es poca, pero en otros la comparación nos deja una sensación de estupor. Mirad, mirad: (fotograma superior: MGM, inferior: Criterion).

Y para que veáis que pese a todo vamos progresando os dejo estas fotos tomadas del televisor en las se aprecia cómo era el encuadre en la versión de VHS. Del color, tonos y demás sutilezas mejor no hablamos.

Vilmos Z.

Posted in Movies with tags , on 10/11/2010 by insermini

McCabe and Mrs. Miller, 1971

Deliverance, 1972

The Long Goodbye, 1973

Blow Out, 1980

 

Hace tiempo que le debo una entrada a Vilmos Zsigmond, posiblemente el director de fotografía que dominó el cine americano en los años 70. Su estilo naturalista conectó muy bien con el nuevo cine que estaba surgiendo. En esa época trabajó con Robert Altman, John Boorman, Brian De Palma, Steven Spielberg, Michael Cimino, etc…

Actualmente, sea a causa de la edad o porque el cine comercial se parece cada vez más y más a un videojuego Vilmos Zsigmond se prodiga menos.  No es raro que en los últimos años Woody Allen lo haya convertido en su operador habitual. Juntos han hecho Melinda y Melinda (2004), Cassandra’s Dream (2007) y You’ll Meet a Tall Dark Stranger (2010).

Cada vez que veo una película con foto de Vilmos siento que debo hablar de él,  básicamente porque para lo grande que es no me parece que esté muy de moda. Así que valga este flashazo de cuatro de sus mejores películas para -muy , pero que muy humildemente- ponerlo de actualidad. Y mañana os quiero ver a todos deletreando su apellido correctamente. Vilmos lo merece.

Sugarland

Posted in Movies with tags , , , on 07/11/2010 by insermini

La culpa de que estos fotogramas sean tan bellos es toda del operador húngaro Vilmos Zsigmond, director de fotografía de The Sugarland Express (1974) y de un puñado de títulos imprescindibles del cine americano  años 70-80. Desde luego cuando Fritz Lang dijo eso de que el scope sólo sirve para filmar serpientes y entierros no había visto The Sugarland Express. Y es que se nota que Spielberg, previamente curtido en la televisión le tenía ganas a la pantalla ancha. Se percibe un placer enorme por el encuadre, por el juego con las ópticas, los primeros planos y la profundidad de campo, recursos que difícilmente podía desplegar en las TV movies de formato cuadrado. Que Vilmos se encargara de la fotografía puso la guinda.

The Sugarland Express fue el desvirgue cinematográfico de Spielberg y primeramente llama la atención por ser una road-movie, como si no hubiera hecho suficientes kilómetros filmando Duel unos años antes.  La película sorprende también por la importante carga de crítica social. Spielberg sacó una vena progre bastante combativa, por momentos casi diría que “punk”. Y nótese que estoy poniendo las palabras Spielberg y punk en una misma frase… Vista fuera de contexto se podía pensar incluso que con su primer largo para el cine Spielberg se postulaba como un crossover de Peckinpah y Robert Altman. Hoy sabemos que no era el caso. Sólo un año después Spielberg haría Tiburón, revelando que lo suyo era más que cine, era algo que tiende a un parque temático.

He disfrutado mucho esta revisión de Loca Evasión (título español). Cuando digo que me flipan los setentas y que soy fetichista del cinemascope me estoy refiriendo a películas como esta.

The Long Goodbye, 1973

Posted in Movies with tags , , , on 14/02/2008 by insermini
Tenía que aparecer tarde o temprano. The Long Goodbye, de Robert Altman es una de mis películas favoritas de siempre, una adaptación de la obra maestra de Raymond Chandler con algunos cambios descabellados que no sabemos si hubieran sido del gusto del escritor pero que la han convertido en película icono de los 70’s.

Encargada en principio a Howard Hawks y a Peter Bogdanovich, ambos declinaron la oferta, pero este último sugirió que se lo pidieran a Robert Altman. A su vez Altman no mostró interés en hacer la película hasta que los productores aceptaron que Elliott Gould fuera Philip Marlowe. Gould llevaba un par de años sin rodar apenas a causa de problemas personales. Tuvo que someterse a un examen psiquiátrico para demostrar que era capaz de soportar el protagonismo de una película. Seguramente esa locura le ayudó a crear un Marlowe muy alejado de lo acostumbrado en la pantalla. Para empezar Elliott Gould tiene una cara rara, lo cual es motivo de varios comentarios en la película, y por momentos recuerda al Belmondo visto en las películas de Godard. Ese aire europeo se ve reforzado por el estilo visual que el director de fotografía Vilmos Zsigmond dio a la película, un naturalismo tratado en el laboratorio para acercarse lo más posible a la visión humana.

Por otro lado, el habitual aire desmitificador que Altman daba a sus películas también resultó muy positivo para The Long Goodbye, ya que el arquetipo de detective creado por Chandler estaba bastante chapado a la antigua y su masculinidad quedaba algo ridícula en los 70’s. Por eso, más que una adaptación, The Long Goodbye es un buen ejemplo de que a veces la mejor manera de llevar al cine una novela es reinventándola.

Cassandra’s Dream merece apología

Posted in Movies with tags , on 10/11/2007 by insermini

Creo que aún no había hablado en el blog de Woody Allen pese a que es uno de los directores que más me gustan. No soy un fanático y sé reconocer cuando Woody patina y no está a la altura. De las últimas Melinda y Melinda es la que menos me gusta, la tuve que ver tres veces pues nunca conseguía entrar en la película.

Entiendo a los que acusan a Woody de repetitivo y cansino pero al menos no es uno de esos autores ensimismados que hacen una película un año y se tiran los 3 siguientes de promoción y presumiendo por ahí.

El palo recibido por su última película, Cassandra’s Dream, me ha sorprendido y después de vista la película no entiendo a qué viene el ensañamiento de la mayor parte de la crítica. A Woody le pasa como a Lynch, Cronenberg, Scorsese y otros grandes que cada vez que estrenan película queremos pensar que es una obra maestra merecedora de entrar en el estúpido top 250 de IMdB. Pues señores Cassandra’s Dream no es una obra maestra y es verdad que le sobran 20 minutos y en la segunda mitad pierde el ritmo pero ya quisieran muchos construir un drama tan simple y a la vez tan brutal con unas pocas pinceladas. Cassandra’s Dream es una película hermana de Match Point y sobrina de Delitos y Faltas, pero aquí no tenemos a Scarlett Johansson ni a Woody Allen-actor actuando de contrapunto cómico. Es un drama crudo sobre la condición humana y el dinero, un tema que últimamente me tiene muy interesado.

No voy a destripar la trama de la película, me conformo con exponer algunos argumentos a favor:

Es la primera vez que Ewan McGregor, uno de mis actores favoritos, trabaja con Woody.

Colin Farrell nos hace creer que es un buen actor y además queda muy bien como hermano de Ewan.

La música es de Philip Glass, lo que supone el encuentro de dos de las máximas personalidades que Nueva York ha exportado al mundo. Por primera vez no hay musiquita de jazz sino una ambientación musical creada ex-profeso para la ocasión.

La fotografía es de Vilmos Zsigmond, posiblemente el mejor operador de los años 70, responsable del look de entre otras The long Goodbye, Deliverance, Blow Out y Encuentros en la tercera fase.

No salen Tom Cruise ni Robert Redford.